Text Size
Wednesday, May 27, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Matemáticas para esta Cuaresma

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis que propone la Iglesia para este tiempo litúrgico adquiere —en estos tiempos de hambre masiva e injusticia generalizada— una nueva urgencia y una exigencia apremiante. Como señaló el Papa Francisco en su última carta encíclica: «La gravedad de la crisis ecológica nos exige a todos pensar en el bien común y avanzar en un camino de diálogo que requiere paciencia, ascesis y generosidad» (Laudato Si’, n. 201).

Propongo, en los siguientes párrafos, acudir a las operaciones matemáticas básicas como un modo simbólico de esbozar un itinerario personal y comunitario de vivir la Cuaresma desde la óptica de los hambrientos y empobrecidos. Hablaré, pues, de la suma, la resta, la multiplicación, la división, las operaciones exponenciales y logarítmicas y, finalmente, del cálculo integral.

Sumar. La mayor parte de las homilías y reflexiones en tiempo de Cuaresma suelen poner énfasis en la necesidad de reducir, de ayunar, de quitarnos de algo. Yo prefiero comenzar invitando a sumar. ¿Hay algo más que puedo hacer a favor de los pobres? ¿Alguien más que se puede sumar a la mesa de mi hogar? Por ejemplo, ¿cómo puedo colaborar con un comedor social o un albergue de mi localidad? ¿Me animo a invitar a un plato caliente a una persona sin hogar que pide limosna en mi barrio? En definitiva, ¿puedo agregar a mi vida: más generosidad, más solidaridad, mayor amor?

Restar. En la tradición cristiana de la Cuaresma juegan un papel importante el ayuno y la abstinencia. Así pues, una segunda sugerencia se refiere a esta cuestión: ¿en qué aspectos de mi vida puedo «quitarme» algo? Puede ser la comida o la carne, por supuesto. Pero, además de ello, ¿siento que el Señor me llama a reducir mi consumo en otros ámbitos? ¿Me invita el Señor a «restar» en algún aspecto de mi consumo: electricidad, plásticos, caprichos, uso innecesario del coche, empleo del ordenador o las redes sociales, por ejemplo? En las matemáticas del Evangelio, todo lo que se resta acaba sumando.

Multiplicar. Todos conocemos los relatos evangélicos conocidos como la «multiplicación de los panes». También nuestros bienes materiales están llamados a multiplicarse para que lleguen a todos nuestros hermanos, especialmente a aquellos que sufren necesidades más agudas. La mejor manera para que nuestra generosidad se multiplique, resulte eficaz y llegue de manera eficiente a su destino, es hacerlo a través de organizaciones especializadas, como Cáritas, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Manos Unidas, etc. Hay muchas entidades solidarias, y muy serias. Un buen número de ellas depende de institutos de vida consagrada. Están llevando a cabo una labor encomiable y podríamos ayudarlas a seguir ayudando a los pobres y desfavorecidos.

Dividir. Ya el profeta Isaías indicaba, con claridad y contundencia, cuál es el ayuno agradable a Dios: «Si repartes tu pan con el hambriento y sacias al que desfallece, entonces surgirá tu luz en las tinieblas y tu oscuridad se convertirá en mediodía» (58, 10). Por tanto, dividir nuestros bienes para compartirlos con las personas empobrecidas es un modo de practicar la limosna que Dios desea, valora y agradece. «Venid, benditos de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer...» (Mt 25, 34-35).

«Exponenciar». En el lenguaje cotidiano, decimos que algo «crece exponencialmente» para indicar que se trata de un aumento rápido, pero muchas veces sin el rigor de lo que esa operación matemática implica. En todo caso, si queremos que nuestra generosidad «crezca exponencialmente», tenemos un recurso básico al que acudir: la oración. Por ejemplo, en el sermón de la llanura, el evangelista Lucas recoge estas palabras de Jesús, invitando a la generosidad: «Dad y os darán: recibiréis una medida generosa, apretada, remecida y rebosante. La medida que uséis la usarán con vosotros» (7, 38). También asegura Jesús que quien deje algo por el Reino «recibirá cien veces más, ya en el tiempo presente» (Mc 10, 30).

Logaritmos. La función logarítmica es la inversa de la exponencial y resulta muy útil para comprender dinámicas a gran escala. Se usa, por ejemplo, en la escala Richter para medir la intensidad de un terremoto o en la escala de pH para medir la acidez de una sustancia. Es un instrumento básico para comprender las dinámicas de crecimiento de la población humana y también el calentamiento global fruto del cambio climático. Por eso, una «espiritualidad logarítmica» nos ayudará a «escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres» (Laudato Si’, n. 49).

Integrales. Simplificando mucho, podemos decir que el cálculo infinitesimal consiste en realizar operaciones matemáticas incorporando cantidades muy pequeñas en un todo unificado, de manera dinámica: así, se «integran» áreas definidas. La metáfora nos sirve para recordar la llamada que Su Santidad el Papa Francisco ha realizado a una conversión hacia una verdadera ecología integral, en el capítulo cuarto de la encíclica Laudato Si’: Necesitamos «una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza» (n. 139).

Estas siete operaciones matemáticas se pueden convertir en operaciones espirituales. No son recetas, sino una sencilla invitación a poner en práctica «la imaginación de la caridad», como la llamó san Juan Pablo II al comienzo de este siglo XXI (Novo Millenio Ineunte, n. 50). El tiempo de Cuaresma nos brinda una excelente ocasión para ello.

(Publicado en la revista Ecclesia)

Prev Next

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...

Dios es misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Era inevitable que, más pronto o más tarde, saltara la polémica de si la pandemia que padecemos es o no un castigo divino. Destacadas(...)

Leer más...

Celibato, Amazonía, Alemania. Vuelve al …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la mañana del domingo de Pascua y en la mañana del lunes de Gloria la revista(...)

Leer más...

La pandemia a la luz del Cántico de Jere…

Autor: Anthelme ADZAKLUI, religioso FM

Desde el acontecimiento salvador de la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo, encarnado, muerto y resucitado, la mirada del mundo(...)

Leer más...

Pulmones y corazones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nos adentramos en el tiempo(...)

Leer más...

¡Es la Teología, estúpìdos!

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Varios amigos lamentan la cobardía de algún obispacho (contracción de «obispo(...)

Leer más...

Una Semana Santa diferente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana han sido dos las noticias más destacadas relacionadas con la(...)

Leer más...

La Pascua del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Lo que más deseo afra es celebrar una misa”,(...)

Leer más...

La Semana Santa del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Cuando en Roma todavía era de noche, hoy martes 7 de abril el tribunal supremo de Australia(...)

Leer más...

Una Semana Santa única

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Todas las semanas, desde hace años, dedico este comentario a analizar la actualidad de la Iglesia. Esa actualidad sigue centrada en lo que la(...)

Leer más...

El régimen chino y su culpabilidad moral…

Autor: Charles MAUG BO, cardenal arzobispo de Rangún

El viernes pasado, el Papa(...)

Leer más...

Compañeros en la tribulación y también e…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El autor del último libro de la Biblia se presenta así: “Yo, Juan, hermano vuestro,(...)

Leer más...

Un Wittenberg a cámara lenta sinodal

Autor: George Weigel, escritor

Como demostró magistralmente Carlos Eire, de la Universidad de(...)

Leer más...

Pedir sin insultar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El mundo continúa sometido al imperio del coronavirus que, como un dictador sangriento,(...)

Leer más...

Nada nuevo bajo el sol: La Iglesia, culp…

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Siempre es bueno tener a alguien a quien echar la culpa, y(...)

Leer más...

Es más que el coronavirus. Es un cambio …

Autor: Roberto PERTICI, historiador

El texto de Pietro De Marco, como siempre, me(...)

Leer más...

La peste de la banalidad

Autor: Pietro DI MARCO, filósofo

En la coyuntura mundial de la pandemia actual(...)

Leer más...

Coronavirus: La obediencia cristiana a l…

Autor: José María URABURU, sacerdote

La Iglesia Católica, fiel a su historia, ha de librar(...)

Leer más...

Tiempo de oportunidades

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las medidas que los obispos están tomando para evitar que la participación en las distintas actividades de la Iglesia contribuya a la expansión de la(...)

Leer más...

Dios detiene el coronavirus

Autor: Domingo DE ALMOGUERA, escritor

La epidemia del coronavirus supondrá(...)

Leer más...

Agua y cambio climático

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Con el lema «Agua y cambio climático», este 22 de marzo se conmemora(...)

Leer más...

Dios en tiempo de coronavirus

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Gabriel García Márquez escribió en 1985 “El amor en los tiempos del cólera”, según parece basada en la historia de amor entre sus propios padres. La(...)

Leer más...

El coronavirus desde la Providencia: Lla…

Autor: José GRANADOS, sacerdote

Estos días de Cuaresma releemos la salida de Israel de Egipto,(...)

Leer más...