Text Size
Thursday, August 22, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

blog-biografias

Cardenal Jozsef Mindszenty

There are no translations available.

Hijo de magistrado y de familia de fuertes convicciones religiosas Jozsef se ordenó sacerdote a los 23 años y fue nombrado obispo al cumplir los 52, en 1944. Para estnoces ya había conosido la cárcel bajo el gobierno tanto de epublicanos como de comunistas. En medio de una Hungría ocupada por los nazis, Mindszenty encabezó un escrito de repulsa firmado por todos los obispos católicos del oeste, para exigir a su presidente que cesase su colaboración con Hitler, que ya había comenzado su plan de  tortura y exterminio del pueblo judío. A causa de esta carta, el obispo fue encarcelado y permaneció en prisión hasta la salida de los nazis en abril de 1945.

Tras el horror nazi, Hungría se vio de nuevo sometida por el horror de la Rusia estalinista y Mindszenty se situó de nuevo con los más débiles. Su fama había crecido durante la posguerra por sus obras de caridad y el apoyo de su diócesis a los más pobres; a medida que el Partido Comunista incrementaba su poder en Hungría, el resto de partidos políticos iba desapareciendo y la Iglesia se convirtió en la única oposición real al régimen.

Mindszenty volvió a saltar a la luz al oponerse frontalmente a la nacionalización de las escuelas católicas. Por este motivo fue juzgado y acusado de alta traición por un tribunal que empleó pruebas falsas y un régimen que llegó a envenenarle para forzar su confesión. El Arzobispo de Esztergom al contemplar la pasión de Cristo había encontrado su lema Devictus vincit. Vencido en apariencia, realmente vence. El 9 de febrero de 1949 concluyó el ignominioso proceso al Primado de Hungría; la sentencia fue cadena perpetua. El Papa Pío XII anunció la excomunión para todos aquellos involucrados en el proceso-farsa. En la carta apostólica Acerrimo Moerore, denuncia el caso. El Primado de Hungría fue sometido a dura prueba en sus fuerzas físicas y psicológicas; no vaciló ni su integridad moral ni su fe. Sufrió la tortura y la cárcel, pero no se cumplió su deseo: Ego debuissem mori in Hungria.

La vida de Mindszenty habría terminado en prisión de no haber estallado en 1956 la revolución húngara, que permitió al cardenal salir de prisión y liderar una fugaz transición hacia la democracia con una serie de discursos sobre la libertad y en defensa de la propiedad privada. Todo se cortó de raíz con la intervención de la Unión Soviética, que envió sus tropas para sofocar la rebelión y aniquilar toda esperanza de un futuro democrático en Hungría.

Antes de ser de nuevo apresado, Mindszenty pidió asilo en la embajada de Estados Unidos y permaneció allí durante quince años, hasta que fue liberado en 1971, tras un acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno comunista de Hungría. Tal vez el cardenal pudo ser liberado mucho antes, pero él insistió en permanecer en el país para que la opinión pública no olvidase el sufrimiento de los húngaros bajo el régimen soviético. Efectivamente no se cumplió su deseo: Ego debuissem mori in Hungria. Obedeció heroicamente cuando por el bien de la Iglesia el Papa intervino para liberarlo. En 1974, Pablo VI declaró vacante la sede Metropolitana de Hungría, a la que Mindszenty había renunciado de mala gana y no sin manifestar públicamente su desacuerdo con los intentos por parte del Vaticano de establecer alguna relación con el estado húngaro, esfuerzos que, finalmente, permitieron el nombramiento de algunos nuevos obispos.

El Arzobispo de Esztergom, antes de salir de su tierra, escribió al Vicario de Cristo: "Depongo humildemente este sacrificio a los pies de Vuestra Santidad, persuadido como estoy, de que el sacrificio más grave, pedido a una persona, resulta pequeño cuando se trata del servicio de Dios y del bien de la Iglesia". Una vez liberado fue a vivir a Viena, donde siguió ayudando a los húngaros que lograban salir del país.

 

 

Prev Next

El caso Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El próximo miércoles se conocerá la sentencia del juicio de apelación sobre el cardenal Pell. Condenado por abusos sexuales a un monaguillo(...)

Leer más...

Carta del cardenal Pell desde la cárcel

Por su enorme interés, ofrecemos a continuación la carta escrita desde la cárcel por el cardenal Pell, en la que reitera su inocencia.

Leer más...

Los malos servidores

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El conflicto interno que divide a la Iglesia y que nos está dejando sin fuerzas para lo esencial: evangelizar y ser el hospital(...)

Leer más...

El nuevo Instituto Juan Pablo II o cuand…

Autor: Roberto ESTEBAN DUQUE, sacerdote

Recuerdo haber estado en la Universidad Pontificia Comillas para que(...)

Leer más...

Sesenta años de guerra civil

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

George Weigel, uno de los más importantes escritores católicos norteamericanos, gran biógrafo de San Juan Pablo II, ha escrito un interesante y(...)

Leer más...

Los vándalos saquean Roma... de nuevo

Autor: George WEIGEL, escritor

Un ejercicio de puro vandalismo intelectual se ha desarrollado en Roma(...)

Leer más...

Cuestiones pendientes sobre las finanzas…

Autor: Edward PENTIN, periodista

En algún momento antes de octubre de(...)

Leer más...

Morir matando

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El verano es poco propicio para meditaciones serias. El calor nos atonta y sólo pensamos en encontrar una sombra donde hallar un(...)

Leer más...

Los "viri probati", una degradación del …

Autor: José Manuel DELGADO, sacerdote

Estamos en la recta final hacia el(...)

Leer más...

Los jesuitas de Estados Unidos apoyan el…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

La revista America, órgano de los jesuitas de Estados Unidos del que es redactor jefe el célebre ‘apóstol de los LGTBI’ padre James(...)

Leer más...

Chesterton y el obispillo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leí hace algún tiempo que iba a abrirse la(...)

Leer más...

La lección de la "hermana tierra"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de tantos elogios y críticas al “Instrumentum laboris” del Sínodo sobre la Amazonía, que nos promete un otoño caliente -junto con(...)

Leer más...

La Iglesia, en estado de excepción

Autor: Custodio BALLESTER, sacerdote

Mi condición de sacerdote que sí sabe del peso de la disciplina de la Iglesia a través de la jerarquía local,(...)

Leer más...

Muerte digna

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Se nos avecina en los próximos años una campaña(...)

Leer más...

Héroes anónimos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Si el Premio Nobel de la Paz fuera lo que fue cuando se lo dieron a Albert Schweitzer, a Martin Luther King,(...)

Leer más...

Longenecker sobre los argumentos para or…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Suelo leer lo que escribe el P. Dwight Longenecker(...)

Leer más...

Cambio de época

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las frases, las palabras, son tan peligrosas y significativas como los hechos e incluso a veces más. Esta ha sido una semana marcada(...)

Leer más...

Una crítica al "Instrumentum laboris" de…

Autor: Walter BRANDMÜLLER, historiador y cardenal

Realmente causa asombro que, en oposición a las asambleas anteriores, esta vez el sínodo de los obispos trate exclusivamente de una(...)

Leer más...

Vaticano y abusos sexuales. Dos solucion…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Al tratar las vicisitudes de los abusos(...)

Leer más...

El Amazonas desemboca en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Estamos ya acostumbrados, por desgracia, a que los “Instrumentum laboris” de los Sínodos sean polémicos, aunque luego lo que se apruebe no sea tan malo como(...)

Leer más...

El Sínodo, al servicio de la agencia neo…

Autor: José Antonio URETA, escritor

El periodista Edward Pentin del National Catholic(...)

Leer más...

El tren de la Amazonía ya ha salido. Pró…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La diversidad sexual y la voluntad de Di…

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

“Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los(...)

Leer más...

En defensa de la familia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Desde el primer momento de su pontificado, Su Santidad el Papa Francisco ha dejado claro de forma inequívoca su frontal oposición a(...)

Leer más...

Benedicto XVI: "Los Estados tienen el de…

Autor: Fernando PÉREZ-BUSTAMENTE, periodista

Llevamos mucho tiempo con una polémica abierta(...)

Leer más...

Eutanasia, derrota para todos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana ha sido sometida a eutanasia una adolescente holandesa, Noa, víctima de(...)

Leer más...

¿Vivimos una hora de esperanza?

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Respondo a la pregunta del título rotundamente: sí,(...)

Leer más...

Chantaje al Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La actualidad eclesial de esta semana ha estado acaparada por la entrevista que el Papa Francisco concedió a la cadena de televisión(...)

Leer más...

Archipiélgago Gulag en Rumanía. Lo que n…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mañana, viernes 31 de mayo, el papa Francisco viajará a Rumania y el domingo 2 de junio, último día de su Leer más...

Obispo alemán amenaza con "una ruptura m…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El muy progresista y renovador obispo de Essen, Franz-Josef Overbeck, advierte de una “ruptura(...)

Leer más...

Europa al voto. Pero también la Iglesia …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy, domingo 26 de mayo, se cierran(...)

Leer más...

La hora de África

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La semana pasada dediqué este comentario a las matanzas de cristianos que están teniendo lugar en África, ante la pasividad e indiferencia(...)

Leer más...

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...