Del individualismo a los constructores de catedrales
Text Size
Sunday, August 19, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Del individualismo a los constructores de catedrales

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, FIDA y PMA

Las palabras del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático del pasado 8 de enero han descrito, como es habitual, la agenda política de la Santa Sede para el nuevo año, señalando las prioridades y las directrices de la acción diplomática. Del texto se deduce con evidencia un “fil rouge” que sigue orientando la acción internacional: el interés por las generaciones futuras y por quien hoy no tiene voz.

La imagen de la construcción de la catedral es tal vez la mejor metáfora para interpretar la necesidad de un compromiso que supere el hic et nunc pero que sea capaz de «cultivar el mismo espíritu de servicio y solidaridad intergeneracional, y así ser un signo de esperanza para nuestro mundo atribulado». Hace ya tres años que se lograron definir en las Naciones Unidas los objetivos que tratan de dar voz al menos a la próxima generación, en un momento histórico donde la solución de emergencias perennes parece orientar las acciones de gobierno. La Agenda 2030 unida al histórico Acuerdo de París, con todos los límites derivados de textos que surgen como fruto de una negociación entre más de 190 países, testimonia el compromiso de la Comunidad Internacional para preservar la creación «tanto para nuestro bien como para el bien de los demás seres humanos» (Bartolomé I, Me n s a j e para la Jornada de oración para la salvaguardia de la c re a c i ó n . 1 de septiembre de 1997). Este compromiso se hace realidad cuando se cumplen dos requisitos: ante todo la comprensión de la dimensión de la fraternidad y de la pertenencia común a la familia humana que asume en el contexto histórico contemporáneo, caracterizado por una interconexión e interdependencia que hasta hace pocos años eran inimaginables, un valor añadido precisamente porque confiere a cada uno la posibilidad real, según los propios «talentos», de contribuir concretamente a la solución de problemáticas globales. Otro elemento es la sostenibilidad considerada como atención al futuro, cuya esperanza inspiradora no es la creencia en el progreso eterno, sino la visión de una vida correctamente encauzada en los límites de la naturaleza. Así, la sostenibilidad cristianamente entendida cambia radicalmente la concepción de la vida, siendo que ya no se funda en la idea de un mejoramiento continuo y en el hecho de que la humanidad pueda crear una sociedad perfecta en la tierra, sino en todo lo contrario: en la conciencia existencial de los límites humanos, que puede transformarse en esperanza si todos reconocemos que la vida es un don y que dependemos de la existencia de una comunidad humana. Parafraseando un conocido proverbio africano, «nosotros no heredamos la tierra de nuestros padres, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos». Partiendo de este último elemento se deduce la urgente necesidad de sacudir las conciencias y mostrar cómo es posible redescubrir una convivencia capaz de superar el individualismo generalizado. Lo que puede parecer un simple ejercicio retórico, puede transformarse en un elemento concreto de nuestra cotidianidad si tratamos de responder a la pregunta que Su Santidad nos plantea en la Laudato Si’: «¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?» (n. 160). De esta pregunta, por su natural sencillez, brota una extraordinaria toma de conciencia de la realidad y se introduce un concepto de sostenibilidad del desarrollo que no se debe malinterpretar como un mero modelo ecológico. Ciertamente, una definición éticamente apropiada de sostenibilidad incluye una dimensión ecológica, pero

abarca también una dimensión vinculada a la justicia y al concepto de una «buena vida», entendida desde un punto de vista social y cultural. Sin esta referencia a los objetivos y a los intereses de la sociedad, la sostenibilidad se convierte en un concepto vacío, ya que ecología y biología son ciencias descriptivas que no están capacitadas para juzgar entre el bien y el mal. El ethos de la espiritualidad cristiana basada en la Creación se encuentra en san Francisco de Asís, a través de una ética teológica que no es simplemente natural, sino que representa un modelo ético de sostenibilidad, en el cual el dogma del progreso económico ilimitado es sustituido por un concepto de desarrollo integral y el éxito económico se mide a través del modo con el cual se reacciona a los ritmos de la naturaleza. A esto se suman los principios sociales de la Iglesia: el reconocimiento de la dignidad de todos los seres humanos, su centralidad en los procesos económicos, sociales y culturales, la importancia de los principios de solidaridad y subsidiariedad, sin los cuales la sostenibilidad se convertiría en un concepto ético muy hermoso, pero sin incidencia en la realidad cotidiana y p olítica. Estamos en los inicios de un nuevo año lleno de desafíos, conflictos y problemáticas que necesitan respuestas articuladas, elaboradas durante un largo período y que prevén un compromiso a todos los niveles: internacional, nacional, local e incluso individual. Este compromiso se convierte en la búsqueda de un desarrollo sostenible para nuestra sociedad, que debe abarcar todas las dimensiones de la sostenibilidad misma: social, económica, ambiental, temporal. Porque incluso esta última dimensión no debe quedar en el olvido. Si es verdad que somos todos miembros de la familia humana, es también verdad que formamos parte de una historia común. Por lo tanto, es necesario extrapolar este compromiso del hic et nunc y proyectarlo en un discurso intergeneracional, como hacían los constructores de catedrales con sus hijos y con los hijos de sus hijos.

(Publicado en L'Osservatore Romano, el 2.2.2018)

Prev Next

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...