Text Size
Thursday, May 24, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Conciencia y gracia: Una meditación cuaresmal

There are no translations available.

Autor: George WEIGEL, escritor

Las Escrituras de la Cuaresma, en la liturgia diaria de la Iglesia, invitan a dos reflexiones relacionadas entre sí. Las semanas que preceden a la Pascua nos llaman a caminar hasta Jerusalén en imitación de Cristo para que también nosotros podamos ser bendecidos en Pascua con el agua bautismal y enviados al mundo en misión. Las semanas anteriores a ellas, inmediatamente posteriores al Miércoles de Ceniza, proponen un serio examen de conciencia: ¿qué hay en mí que está roto?, ¿qué me está impidiendo ser el discípulo misionero que fui bautizado para ser?

En esta Cuaresma, dicho examen de conciencia podría muy bien incluir alguna seria reflexión sobre lo que significa la “conciencia”.

Este asunto, que suele ser polémico, ha regresado al centro del debate católico global gracias al próximo quincuagésimo aniversario de Humanae Vitae (la profética encíclica del Beato Pablo VI sobre los medios moralmente lícitos de planificación familiar) y a la discusión en curso suscitada por la exhortación apostólica del Papa Francisco sobre el matrimonio, Amoris Laetitia. En ese debate se han escuchado voces que sugieren una idea extraña, incluso peligrosa, de la conciencia: bajo ciertas circunstancias, la conciencia podría permitir o incluso exigir que una persona haga cosas que la Iglesia ha enseñado constantemente que son intrínsecamente malas, como usar medios artificiales de anticoncepción o recibir la Sagrada Comunión mientras se hace vida marital en una unión que no ha sido bendecida por la Iglesia.

Quienes proponen esta idea de “conciencia” nos obligan a admitir tres cosas:

-que la vida espiritual y moral es un proceso;

-que cuando la Iglesia enseña que algunas cosas son, sencillamente, malas y que ninguna combinación de intenciones y consecuencias puede hacerlas buenas, la Iglesia está proponiendo un “ideal” al cual tal vez no sea siempre posible dar la respuesta más “generosa”;

-y que los confesores y directores espirituales deben guiarnos, con compasión y discernimiento, por los caminos, a menudo pedregosos, de la vida moral.

Ninguna persona razonable rechazaría esta última afirmación. Agradezco haber sido beneficiario de esa comprensiva orientación, y más de una vez. Pero las otras dos afirmaciones parecen problemáticas, por decirlo suavemente.

Si, por ejemplo, a la vista de mis circunstancias vitales, la “conciencia” puede ordenarme que utilice medios anticonceptivos artificiales, ¿por qué no podría la conciencia permitirme, o incluso exigirme, que estafe a mis clientes si mi negocio está en quiebra y mi familia padecería las consecuencias del fracaso aunque yo trabajase para conseguir una situación financiera mejor y más honrada? ¿Por qué la “conciencia” no podría permitirme, en mi camino hacia el “ideal”, disfrutar del sexo extramatrimonial mientras mi esposa y yo intentamos arreglar nuestro matrimonio? Dentro de esa idea según la cual la “conciencia” puede permitirnos o incluso exigirnos hacer algo que siempre se entendió como malo y punto, ¿dónde está el cortocircuito que impediría a una pareja “discernir” que un aborto es la mejor solución a las dificultades de llevar a término el embarazo de este niño no nacido, aunque en futuras circunstancias aceptasen el “ideal” y diesen la bienvenida a la familia a otro hijo?

Lo que se está afirmando además -a saber: que Dios puede pedirme, por medio de mi conciencia, que haga cosas contrarias al magisterio de la Iglesia- rompe peligrosamente el vínculo entre Dios, la autoridad magisterial de la Iglesia y la conciencia.

Cristo prometió que conservaría a la Iglesia en la verdad (Jn 8, 32; 16, 13). ¿Se ha roto esa promesa? El  Concilio de Trento enseñó que siempre es posible, con la ayuda de la gracia de Dios, cumplir los mandamientos: que Dios quiere nuestra transformación y nos ayuda en el camino a la santidad. ¿Ha sido anulada esta enseñanza? ¿Ha sido sustituida por un “cambio de paradigma” hacia ese subjetivismo radical que ha vaciado a la mayor parte del protestantismo progresista de todo contenido espiritual y moral? El Vaticano II enseñó que dentro de mi conciencia hay “una ley inscrita por Dios” (Gaudium et Spes, 16). ¿Me está diciendo Dios ahora que puedo violar la verdad que Él escribió en mi corazón?

Sugerir que la Iglesia enseña “ideales” que son imposibles de vivir devalúa el poder de la gracia y vacía la vida moral del drama que Dios mismo introdujo en ella. La Cuaresma no nos llama a confesar que no hemos conseguido estar a la altura de un “ideal” inalcanzable; la Cuaresma no nos llama a autoexculparnos como los fariseos en Lucas 18, 10-14, que no se fueron de allí justificados. La Cuaresma nos llama a aceptar la humildad del publicano del Evangelio y a confesar que hemos pecado, sabiendo que la misericordia de Dios puede sanar lo que está roto en nosotros si cooperamos con su gracia.

Prev Next

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...