Text Size
Thursday, May 24, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La huelga de la Virgen María

There are no translations available.

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Alguien ha dicho por adular al mundo que la Virgen María habría participado de buen grado en la reciente huelga feminista. Si quien ha dicho tal cosa llevase capirote podríamos designarlo con propiedad; pero, llevando mitra, callaremos.

Uno tenía entendido que la Virgen sólo se holgaba en Dios, que había contemplado (con mirada inevitablemente patriarcal) su humildad y había hecho las más grandes obras en ella; y que el tiempo que le dejaba esta divina huelga u holganza lo dedicaba María al cuidado de su familia. Pero, siendo María mujer de gran sensibilidad (como nos prueba al componer el Magníficat) y con dotes de organización (como nos prueba en las bodas de Caná), no parece inverosímil que tallase con el formón alguna figurita para que Jesús jugase con ella, o que se encargara de administrar la carpintería familiar.

Si quedasen mitrados con sana teología, nos recordarían que María y José, aunque pobres, eran propietarios; y, a renglón seguido, nos advertirían que una economía es tanto más cristiana cuanto más repartida está la propiedad. En cambio, en nuestra época María y José no habrían tenido más remedio que ser asalariados. José tendría un contrato temporal; y le tocaría hacer, a cambio de un sueldo birrioso, un trabajo repetitivo y estragador en cualquier planta de Ikea; o tal vez lo habrían contratado como falso autónomo, para que él mismo se pagase la Seguridad Social. Como con el sueldo de José no les alcanzaría para llegar a fin de mes, María también habría tenido a su vez que emplearse en una empresa de organización de bodas, donde -aprovechándose de que era todavía muy joven-la habrían contratado como becaria, con un sueldo «simbólico» y unos horarios inhumanos que, además de trastornarle el sueño (las bodas ahora son casi todas de noche), la obligarían a trabajar muchos domingos (impidiéndole holgarse en Dios). Inevitablemente, María y José tendrían que dejar muchos días a Jesús en manos de una canguro (porque su tía Isabel vivía muy lejos), a la que sólo podrían pagar unas monedillas bajo cuerda. Y así, Jesús no tendría quien le cantase un Magníficat antes de acostarse; y tendría que conformarse con ver todas las noches, en compañía de la canguro, las tertulias vocingleras de «Sálvame». En una situación así, tal vez María podría sumarse a una huelga en la que se exigiese un trabajo justamente remunerado (de tal modo que un único sueldo bastase para sostener a la familia); un trabajo que facilite la crianza de los hijos; un trabajo que reconozca el esfuerzo del trabajador y premie sus talentos con su participación en los beneficios de la empresa; un trabajo que permita la holganza (y muy especialmente la dominical); un trabajo, en fin, que impida la opresión del pobre y la retención injusta del jornal del trabajador, que son pecados que claman al cielo.

En una huelga así habría podido participar María; y Dios se habría holgado mucho de que lo hiciera. No estaría mal que los mitrados se dedicasen a proclamar la doctrina social católica y a denunciar la degradación rampante del trabajo, en lugar de meter a la Virgen en una huelga que reclama «autonomía para construir identidades y sexualidades», «despenalización del aborto» (¡todavía más!), «escuela con perspectiva de género», etcétera. ¿Qué pensará María de quienes la meten en estas ollas podridas? En realidad, como nos enseña Bernanos, esta pequeña y preciosa doncella mira a quien la reboza por el fango con mirada infantil; pues, aunque detesta el pecado, no tiene de él experiencia alguna. María sólo puede mirar al pecador, aunque tenga mitra, como lo miraría una niña que no repara en las vergüenzas y miserias de los hombres.

Prev Next

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...

¿Fin del catolicismo romano?

Autor: Roberto PERTICI, teólogo

1. En este punto del pontificado de Francisco creo que se(...)

Leer más...

Una santidad caritativa y humilde

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Gaudete et exsultate”. De nuevo un documento del Papa que empieza hablando de alegría, como señalaba no hace mucho el secretario de Estado,(...)

Leer más...

Poca alegría y muchos insultos. Francisc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La presentación oficial en la sala de prensa vaticana, el lunes 9 de abril, de(...)

Leer más...

"Amoris Laetitia" vs. "Veritatis Splendo…

Autor: Christian BRUGGER, catedrático

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento(...)

Leer más...

Avivar la llama del amor: Una tarea perm…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO.

Leer más...

La Iglesia es una

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Decimos que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica. La apostolicidad significa que está basada en las enseñanzas de Cristo transmitidas por(...)

Leer más...

Las leyes LGTBI y los homosexuales

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Es posible pasar de la homosexualidad a la heterosexualidad? El asunto fue sometido en 1973 a una votación de(...)

Leer más...

El cristianismo actual en Occidente: Una…

Autor: Antonio CAMUÑAS, empresario

Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la(...)

Leer más...

Pasión de Judas Iscariote

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leer más...

Tres días, siete dones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La despedida de Jesús en su paso por la tierra fue a lo grande. El amor de Dios por los hombres se derramó(...)

Leer más...

Masonería y catolicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La pregunta a la que intenta responder este artículo es sencilla:(...)

Leer más...

La defensa de la verdad

 

Autor:Eduardo GÓMEZ, escritor

El hombre no debe ser quien establezca el camino hacia la verdad, dado que la verdad no viene de(...)

Leer más...

Algunos rasgos del líder espiritual

Autor: Fernando CHICA, Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO

Me piden que formule las características más relevantes que ha de(...)

Leer más...

Fe, esperanza, amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Semana Santa, la semana grande de nuestra fe, está a punto de empezar. Las procesiones que recorrerán las calles de muchas de(...)

Leer más...

La masonería como religión

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estos días me he dedicado a leer algunos libros sobre la masonería, especialmente de antiguos masones como Leer más...