Justin Trudeau y la dictadura del relativismo
Text Size
Thursday, August 16, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Justin Trudeau y la dictadura del relativismo

There are no translations available.

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Waupoos Family Farm [Granja Familia Waupoos]. Yo tampoco, hasta que conocí a algunas personas que colaboran con ella durante una reciente visita a Ottawa. Su historia ilustra vívidamente cómo actúa la dictadura del relativismo.

Esta granja es un lugar de vacaciones para familias pobres que no pueden permitirse pasar juntos unos días de descanso. La dirigen cristianos que solo piden una condición a sus potenciales huéspedes: quienes se inscriban deben tener un nivel de ingresos por debajo del umbral de la pobreza según las estadísticas canadienses. Eso es todo. Ninguna exigencia religiosa. Ninguna contraprestación. Todo lo que tienes que ser es pobre.

Durante años, la Fundación Waupoos, que financia la granja, ha recibido subvenciones del gobierno canadiense a través del programa de trabajos de verano, para completar el personal de la granja y ayudar a las personas con bajos ingresos a los que atiende la granja. Todos salen ganando, ¿no? Las familias pobres tienen vacaciones; el personal con un trabajo de verano consigue una experiencia del mundo real y un modesto salario trabajando con y para las familias con bajos ingresos; los contribuyentes saben que sus dólares se están empleando bien con gente que realmente aprecia la ayuda.

Bueno, pues no. O, al menos, no según el departamento canadiense de Empleo y Desarrollo Social, que este año dejará de subvencionar los trabajos de verano en la Granja Waupoos porque la Fundación Waupoos se niega a aceptar una nueva exigencia gubernamental: que las entidades receptoras de alumnos en prácticas “certifiquen” que respetan los derechos humanos porque respetan los “derechos reproductivos”, que incluyen “el derecho a un acceso seguro y legal al aborto”. Así, a menos que algo cambie pronto, la Fundación Waupoos va a tener que salir a encontrar en el sector privado dinero para subvencionar los trabajos de verano en la Granja Familia Waupoos. Y si la Fundación tiene que recortar personal como resultado del rechazo del gobierno a subvencionar trabajos de verano en la granja (lo que equivale a un rechazo gubernamental al objeción de conciencia de la Fundación a aceptar el aborto libre como un derecho humano), quien pagará los platos rotos será la gente pobre.

Desde que asumió el poder en noviembre de 2015, el gobierno del primer ministro liberal Justin Trudeau ha sido un modelo de corrección política, en ocasiones hasta ponerse en ridículo. Recientemente, un ukase [decreto soviético] aleccionaba a los funcionarios del gobierno canadiense para que evitaran los títulos de Sr., Sra. o Srta. y las palabras “madre” y “padre” cuando atiendan al público, pues dichos términos podían entenderse como “específicos de género”. El mismo primer ministro, durante un acto público, corrigió a una mujer que usó la palabra “humanidad”, diciendo que era mejor el término “gentidad”.

¡Algo muy a tono con un gobierno que, desafiando la lógica y el sentido común lingüístico, insiste en que los “derechos reproductivos” incluyen el “derecho” a acabar deliberadamente con la reproducción, matando a un ser humano inocente!

Una amplia coalición de líderes religiosos protestó contra la coacción a las conciencias implícita en la afirmación de los “derechos reproductivos”, incluso representantes de comunidades religiosas que no comparten la ortodoxia cristiana sobre el aborto. Hasta ahora, sus protestas han sido inútiles, aunque se está en conversaciones para que el próximo año se reconsidere ese certificado. Entretanto, y mientras el certificado de “derechos reproductivos” siga vigente, el gobierno Trudeau continuará encarnando la dictadura del relativismo: la imposición a todos mediante el poder coactivo del estado de una moral relativista, con la cual quienes suelen salir perdiendo son los pobres.

Confío en que el certificado desaparezca, al igual confío en que el primer ministro Trudeau comience a usar la lengua inglesa de forma apropiada; un jefe de gobierno norteamericano debería ser capaz al menos de eso. Pero incluso si la Administración Trudeau da marcha atrás a su flagrante coacción sobre las conciencias, las organizaciones sin ánimo de lucro, incluida la Iglesia católica, pueden extraer de lo sucedido una lección: ¡cuidado con abrazarse demasiado al César y depender demasiado de la moneda del César!

Canadá no tiene la cultura de filantropía que existe en Estados Unidos, en parte porque Canadá siguió formando parte del Imperio Británico después de que los estadounidenses dijeran adiós para siempre al rey Jorge III. En Canadá creció una tradición de benevolencia y generosidad gubernamentales procedente de la experiencia de la monarquía, mientras que en Estados Unidos se formaron pronto los hábitos republicanos del voluntarismo y la filantropía (identificados en la década de 1830 por Alexis de Tocqueville). La actual disputa por la subvención para trabajos de verano puede así hacer ver a nuestros amigos al norte del paralelo 49 que desarrollar una cultura de la donación, capaz de apoyar una densa red de organizaciones no gubernamentales implicadas en la educación, la salud y el trabajo social, es algo bueno en sí mismo… y esencial cuando la moneda del César se vuelve tóxica.

Prev Next

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...