Text Size
Sunday, June 24, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Justin Trudeau y la dictadura del relativismo

There are no translations available.

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Waupoos Family Farm [Granja Familia Waupoos]. Yo tampoco, hasta que conocí a algunas personas que colaboran con ella durante una reciente visita a Ottawa. Su historia ilustra vívidamente cómo actúa la dictadura del relativismo.

Esta granja es un lugar de vacaciones para familias pobres que no pueden permitirse pasar juntos unos días de descanso. La dirigen cristianos que solo piden una condición a sus potenciales huéspedes: quienes se inscriban deben tener un nivel de ingresos por debajo del umbral de la pobreza según las estadísticas canadienses. Eso es todo. Ninguna exigencia religiosa. Ninguna contraprestación. Todo lo que tienes que ser es pobre.

Durante años, la Fundación Waupoos, que financia la granja, ha recibido subvenciones del gobierno canadiense a través del programa de trabajos de verano, para completar el personal de la granja y ayudar a las personas con bajos ingresos a los que atiende la granja. Todos salen ganando, ¿no? Las familias pobres tienen vacaciones; el personal con un trabajo de verano consigue una experiencia del mundo real y un modesto salario trabajando con y para las familias con bajos ingresos; los contribuyentes saben que sus dólares se están empleando bien con gente que realmente aprecia la ayuda.

Bueno, pues no. O, al menos, no según el departamento canadiense de Empleo y Desarrollo Social, que este año dejará de subvencionar los trabajos de verano en la Granja Waupoos porque la Fundación Waupoos se niega a aceptar una nueva exigencia gubernamental: que las entidades receptoras de alumnos en prácticas “certifiquen” que respetan los derechos humanos porque respetan los “derechos reproductivos”, que incluyen “el derecho a un acceso seguro y legal al aborto”. Así, a menos que algo cambie pronto, la Fundación Waupoos va a tener que salir a encontrar en el sector privado dinero para subvencionar los trabajos de verano en la Granja Familia Waupoos. Y si la Fundación tiene que recortar personal como resultado del rechazo del gobierno a subvencionar trabajos de verano en la granja (lo que equivale a un rechazo gubernamental al objeción de conciencia de la Fundación a aceptar el aborto libre como un derecho humano), quien pagará los platos rotos será la gente pobre.

Desde que asumió el poder en noviembre de 2015, el gobierno del primer ministro liberal Justin Trudeau ha sido un modelo de corrección política, en ocasiones hasta ponerse en ridículo. Recientemente, un ukase [decreto soviético] aleccionaba a los funcionarios del gobierno canadiense para que evitaran los títulos de Sr., Sra. o Srta. y las palabras “madre” y “padre” cuando atiendan al público, pues dichos términos podían entenderse como “específicos de género”. El mismo primer ministro, durante un acto público, corrigió a una mujer que usó la palabra “humanidad”, diciendo que era mejor el término “gentidad”.

¡Algo muy a tono con un gobierno que, desafiando la lógica y el sentido común lingüístico, insiste en que los “derechos reproductivos” incluyen el “derecho” a acabar deliberadamente con la reproducción, matando a un ser humano inocente!

Una amplia coalición de líderes religiosos protestó contra la coacción a las conciencias implícita en la afirmación de los “derechos reproductivos”, incluso representantes de comunidades religiosas que no comparten la ortodoxia cristiana sobre el aborto. Hasta ahora, sus protestas han sido inútiles, aunque se está en conversaciones para que el próximo año se reconsidere ese certificado. Entretanto, y mientras el certificado de “derechos reproductivos” siga vigente, el gobierno Trudeau continuará encarnando la dictadura del relativismo: la imposición a todos mediante el poder coactivo del estado de una moral relativista, con la cual quienes suelen salir perdiendo son los pobres.

Confío en que el certificado desaparezca, al igual confío en que el primer ministro Trudeau comience a usar la lengua inglesa de forma apropiada; un jefe de gobierno norteamericano debería ser capaz al menos de eso. Pero incluso si la Administración Trudeau da marcha atrás a su flagrante coacción sobre las conciencias, las organizaciones sin ánimo de lucro, incluida la Iglesia católica, pueden extraer de lo sucedido una lección: ¡cuidado con abrazarse demasiado al César y depender demasiado de la moneda del César!

Canadá no tiene la cultura de filantropía que existe en Estados Unidos, en parte porque Canadá siguió formando parte del Imperio Británico después de que los estadounidenses dijeran adiós para siempre al rey Jorge III. En Canadá creció una tradición de benevolencia y generosidad gubernamentales procedente de la experiencia de la monarquía, mientras que en Estados Unidos se formaron pronto los hábitos republicanos del voluntarismo y la filantropía (identificados en la década de 1830 por Alexis de Tocqueville). La actual disputa por la subvención para trabajos de verano puede así hacer ver a nuestros amigos al norte del paralelo 49 que desarrollar una cultura de la donación, capaz de apoyar una densa red de organizaciones no gubernamentales implicadas en la educación, la salud y el trabajo social, es algo bueno en sí mismo… y esencial cuando la moneda del César se vuelve tóxica.

Prev Next

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...

Yemen: Una mirada de dolor

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Los datos proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indican que en torno a(...)

Leer más...

Misterios vaticanos. El amotinamiento (¿…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los tropiezos, los silencios, las incoherencias de(...)

Leer más...

Eutanasia y suicidio asistido

Autor: José Ignacio MUNILLA, obispo de San Sebastián

Llama la atención la falta de debate(...)

Leer más...

Pentecostés, fiesta de la diversidad y d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Todos recordamos que en el día de Pentecostés el Espíritu Santo irrumpió sobre los creyentes,(...)

Leer más...

Catarsis en Chile

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La llamativa decisión de los obispos chilenos de poner sus cargos a disposición del Papa, responde a la no menos llamativa decisión del(...)

Leer más...

El Papa, desafiado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha estado marcada por la reunión, en Roma, del Papa con todos los obispos de Chile. En este momento, aún no(...)

Leer más...

El PSOE y la eutanasia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Partido Socialista ha presentado recientemente una proposición de ley, que(...)

Leer más...

El Papa apaga fuegos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los teóricamente amigos del Papa, siguen dando qué hablar y le siguen dando problemas al Santo Padre. Problemas que luego él tiene que(...)

Leer más...

Alerta máxima en la Iglesia. Pero Franci…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Atención. La confrontación que ha estallado en Alemania en favor o en contra de la comunión a los cónyuges(...)

Leer más...

La bolsa y la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación(...)

Leer más...

Una pequeña luz en Corea, pero malas not…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Las novedades políticas concernientes a las dos(...)

Leer más...

Los problemas que dan los amigos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al Santo Padre le llueven los problemas. Si quisiéramos aplicar una vieja broma diríamos que ha puesto un circo y le crecen hasta(...)

Leer más...

Elogio de los auténticos evangelizadores

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

En 2002, el cardenal Joseph Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la(...)

Leer más...

Los bosques y los árboles

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que, a partir del 2013, cada 21(...)

Leer más...

La pornografía degenera y destruye a la…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Tal vez ante las ofer­tas tan di­ver­sas y tan(...)

Leer más...

¿Es posible el cambio de homosexual a he…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo anterior, publicado con el título Las Leyes LGTBI y(...)

Leer más...

La madre tierra y la Virgen, Madre de la…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La celebración del Día de la madre tierra tiene lugar el día 22 de abril(...)

Leer más...

Soy un fanático

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Soy un fanático. Y, lo mismo que yo, lo es el(...)

Leer más...

La Luz de Jesús y la luz masónica

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el evangelio de san Juan encontramos estos textos sobre Jesús(...)

Leer más...

La "Humanae vitae" provocó una gran rebe…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

En julio de este año 2018 se cumplirá el cincuenta aniversario de la promulgación de(...)

Leer más...

La política de la vuelta de tuerca

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace unas semanas dediqué este comentario a exponer mi impresión de(...)

Leer más...

Masonería, política e ideología de géner…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La masonería es ciertamente muy anterior a la ideología de género, pero está relacionada con ella y está contribuyendo(...)

Leer más...