Text Size
Tuesday, February 19, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los océanos como don y como tarea

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el Día Mundial de los Océanos. Son ya, por tanto, diez años de esta conmemoración que nos ayuda a crecer en conciencia y en compromiso. De acuerdo con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 14 de la Agenda 2030, se trata de «conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible».

Podemos acercarnos a los océanos de dos maneras diferentes. O bien nos quedamos admirados ante su grandeza, majestuosidad y belleza, o bien intentamos captar qué provecho podemos obtener de ellos. Y es que hay, simplificando un poco, dos actitudes ante la vida y ante la naturaleza: una utilitaria y otra contemplativa. Medir y admirar son dos verbos que las identifican bien. La primera subraya los elementos prácticos (la tarea), mientras que la segunda apunta a la dimensión gratuita de la existencia (el don).

En primer lugar, si nos fijamos en la utilidad práctica, podemos recordar que el fitoplancton marino produce la mitad del oxígeno de la atmósfera, que la mareomotriz es una esperanzadora energía renovable y limpia, que los océanos absorben casi el 30% del CO2 generado por los seres humanos, que unos 2.500 millones de personas tienen a los océanos como fuente primaria de proteínas, que la pesca marina da empleo a más de 200 millones de personas o que, en definitiva, el valor total de los océanos supone cerca del 5% del PiB mundial. Junto a ello, en segundo lugar, cada uno de nosotros puede evocar sus experiencias personales de carácter más gratuito y bello: la primera vez que entramos en el mar o la última ocasión en que pudimos nadar en la playa; un momento en el que nos quedamos obnubilados contemplando el oleaje o mirando una puesta de sol sobre el horizonte marino. Bucear, sentir la brisa, navegar, nadar o, sencillamente, mirar un documental televisivo sobre mares exóticos. Todos ellos son ejemplos de la mirada gratuita ante los océanos, que aprecian en ellos un valor real pero no utilitario.

«Bien común global» Lo que una y otra mirada tienen en común es que nos ayudan a reconocer la importancia que tiene el mundo marino. El papa Francisco ha identificado los océanos como uno de los «bienes comunes globales» que requieren un sistema de gobernanza efectivo (Laudato Si 174). Porque, tal y como denuncia la misma encíclica sobre el cuidado de la casa común, los mares están sumamente amenazados, debido a diversas causas: contaminación por CO2 y aumento de la acidez (LS 24), detergentes y productos químicos (LS 29), extracción desmesurada de los recursos pesqueros (LS 40), «contaminación que llega al mar como resultado de la deforestación, de los monocultivos agrícolas, de los vertidos industriales y de métodos destructivos de pesca, especialmente los que utilizan cianuro y dinamita» (LS 41). «¿Quién ha convertido el maravilloso mundo marino en cementerios subacuáticos despojados de vida y de color?», se preguntaban los obispos de Filipinas, ya en 1988.

También el episcopado de Queensland, en el norte de Australia, publicó en 2004 una carta pastoral sobre la Gran Barrera de Coral. Y es que, en los últimos 30 años, hemos perdido el 50% de los corales del mundo. Aunque los arrecifes de coral son menos del 0,1% de la superficie del océano, aproximadamente el 25% de todas las especies marinas dependen de ellos. En noviembre de 1970, el papa Pablo VI tuvo un importante discurso en el XXV aniversario de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en el que afirmó: «Estamos viendo ya viciarse el aire que respiramos, degradarse el agua que bebemos, contaminarse los ríos, los lagos, y también los océanos hasta hacer temer una verdadera “muerte biológica” en un futuro próximo, si no se toman pronto enérgicas medidas, valientemente adoptadas y severamente ejecutadas.» Algunos informes de la ONU indican que, si continúa la tendencia actual, se prevé que, para el año 2025, los océanos albergarán una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado, mientras que para el 2050 habrá en el mar más plástico que pescado. De seguir así, no tendremos nada bello que contemplar ni nada útil que aprovechar en los océanos. ¿Qué podemos hacer? Nuestra respuesta puede parecer, nunca mejor dicho, una simple gota de agua que se pierde en el océano. Pero no es, ni mucho menos, intrascendente. Como dice Su Santidad, «no hay que pensar que esos esfuerzos no van a cambiar el mundo» (LS 212). Podemos ayudar a reducir la contaminación marina de todo tipo, incluyendo la producida por actividades realizadas en tierra firme (por ejemplo, reduciendo el uso de plásticos). En nuestras actividades cotidianas, podemos contribuir a proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros. Debemos evitar toda posible connivencia con las prácticas de pesca destructivas y apoyar a los pescadores artesanales. Quizá el tiempo de verano nos ofrezca buenas ocasiones para todo ello. Hacia el final de la Biblia, en el libro del Apocalipsis, se nos ofrece la visión de «un río de agua que da vida, transparente como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero» (22,1). ¿Será este mar transparente solo un sueño idílico para el futuro? ¿O será también que los océanos son, al mismo tiempo, un regalo que Dios nos hace y una tarea que nos encomienda en el presente?

(Publicado en Catalunya Cristiana)

Prev Next

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...

El catolicismo y las religiones

Autor: Francisco GARCÍA, catedrático de Química

Una de las constantes observadas en las religiones antiguas es la evolución de los dioses con el(...)

Leer más...

Existe Dios y me doy cuenta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Tiene su chispa el fraile capuchino Cantalamessa. La semana pasada, hablando a la Curia vaticana, citaba a un ateo, Sartre. Y recordaba de(...)

Leer más...

La naturaleza como fundamento de la vida…

Autor: Enrique MARTÍNEZ, doctor en Filosofía

Afirma el filósofo y psicoanalista lacaniano Slavoj Zizek que(...)

Leer más...

Política, emigración y paz

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Vaticano ha dado a conocer el mensaje del Papa para la Jornada Mundial de Oración por la Paz, que, como todos los(...)

Leer más...

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!Leer más...

Los padres ante los adolescentes

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Para educar bien es preciso tener una idea clara del modelo de persona que se persigue, es decir, enseñar a poder saber qué(...)

Leer más...

Los otros mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a(...)

Leer más...

Agua, agricultura, alimentación. Constru…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dando efusivamente las gracias a cuantos han(...)

Leer más...

Robert Spaemann, el último gran filósofo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Robert Spaemann era el filósofo más cercano a Benedicto XVI, su amigo y coetáneo. Falleció el 10 de diciembre a los 91 años,(...)

Leer más...

La Tierra Prometida es un recién nacido …

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si(...)

Leer más...

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos(...)

Leer más...

La sabiduría se cobija en el sentido com…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Ante tantas propuestas ideológicas interesadas ha llegado la triste(...)

Leer más...

En Italia se derrumban los nacimientos y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Justamente el día en el que se(...)

Leer más...

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry(...)

Leer más...

Sobre la verdad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye(...)

Leer más...

Pío XI, los cristeros mexicanos y la Cru…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

La persecución a los católicos mexicanos, así como la heroica resistencia(...)

Leer más...

Informe 2018 sobre la libertad religiosa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En las casi 900 páginas de su último informe sobre la libertad religiosa en el mundo, publicado hace unos días, la fundación de(...)

Leer más...