La Iglesia en la España de ahora
Text Size
Sunday, August 19, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La Iglesia en la España de ahora

There are no translations available.

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente establecido en la Constitución, mediante una moción de censura legítima, accedió a la presidencia del Gobierno, Don Pedro Sánchez, del PSOE, a quien le deseo todo lo mejor en su mandato, que es desearlo para España.

La gente, algunos medios de comunicación, me preguntan: ¿qué opina la Iglesia? No puedo responder a esa pregunta, sencillamente porque no me corresponde, sus órganos competentes ya dirán lo que tengan que decir. Lo que sí puedo contestar es por mí mismo, y sin comprometer a nadie que no sea mi persona. Y esta respuesta tiene que ver con la fiesta que el domingo celebramos en toda España: la fiesta del Cuerpo de Cristo; ahí se manifiesta el amor más grande, aquel que impulsa a dar la vida por los propios amigos, y por los enemigos si los hay.

En el sacramento del altar, el Señor va al encuentro del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, acompañándole en su camino. En efecto, en este sacramento, el Señor se hace comida para el hombre hambriento, hambriento de pan y de libertad. Puesto que sólo la verdad nos hace auténticamente libres, Cristo se convierte para nosotros en alimento de la Verdad, la verdad del amor, que es la esencia del mismo Dios. Ésta es la verdad evangélica que interesa a cada hombre y a todo el hombre. Por eso la Iglesia, cuyo centro vital es la Eucaristía, se compromete a anunciar a todos, «a tiempo y a destiempo», que Dios es amor; y esta es su responsabilidad.

Por esto es tan importante la fiesta del Corpus Christi, providencial este año por las circunstancias concretas en las que la celebramos. ¡Cuántas lecciones podemos y debemos aprender hoy y poner en práctica, sacadas de la Eucaristía! En primer lugar, que no solo de pan o de economía, de riquezas o de sueldos o de presupuestos, vive el hombre, sino de este Pan de Dios, bajado del cielo, que da la vida y la llena de amor, de alegría y esperanza, y fragua la unidad entre todos, y de la Palabra que sale de la boca de Dios: todo esto brota de la Cruz de Jesucristo, que es signo universal de amor y es palabra iluminadora, de sabiduría: la sabiduría de la cruz, considerada necedad para algunos.

Esto es lo que la Iglesia ofrece a los hombres, a la sociedad, en estos precisos momentos: ofrecemos lo mejor que se nos ha dado a la Iglesia, a los cristianos, y esto mejor, su tesoro, es: la fe, el misterio de la fe que celebramos, el Cuerpo de Cristo, el misterio del despojamiento de su rango o condición divina, de su rebajamiento y anonadamiento, de la entrega y el servicio de Dios mismo, Amor de los amores, el servicio y la donación de su amor sin límites a los hombres, para el momento presente y siempre, para que nos amemos con su mismo amor y como Él nos ama, sin avasallamientos ni dominios. ¿Quién puede temer esta fe, o quien puede ver en ella dominio, colonialismo, poder, negación de libertades, intransigencia, perturbación del orden o de la convivencia? Que nadie tema a esta fe, cuya substancia está en el sacramento de la fe, el cuerpo y la sangre de Cristo, que celebramos.

Ahí está el gran cambio que debe operarse: el cambio del odio, la mentira, la venganza que llevaron a la Cruz, a la transformación del amor sin barreras, que se opera y da en la Cruz. No, no es el poder ni la lucha por el poder lo que salva, ni tampoco la amoralidad sistemática, ni carecer de principios y valores fundamentales y válidos para todos, ni la traición, ni las maniobras para vencer e imponerse sobre los otros vencidos y derrotados, ni la falsedad, la mentira o las argucias sibilinas, o el odio, la división, la que nos abren caminos de futuro para edificar una sociedad y una ciudad nuevas: solo nos salva el amor, el que vemos en el Cuerpo y la Sangre de Cristo y se nos entrega sin condiciones ni intereses espurios, o se derrama por nosotros para el perdón y la reconciliación; sólo ese amor es digno de confianza para una mesa común, para una casa para todos, o una ciudad libre abierta sin exclusiones.

Esto es la fe que profesamos en la Iglesia, llenos de alegría, este es el misterio de la fe, que ofrecemos a todos, no imponemos a nadie. Pero exigimos el respeto a esa fe que profesamos, porque es un derecho inalienable que nos corresponde y nadie nos puede cercenar o ningunear. Una lección que los cristianos hoy hemos de aprender, consecuencia de este día de Corpus, de este concreto año, es prioritariamente avivar la fe, tener fe, profundizar y consolidar esta fe: este es el sacramento de la fe, Dios está ahí, Amor de los amores, abre caminos de futuro y esperanza, de cambio profundo y verdadero: este es el servicio de la Iglesia siempre y ahora, entre nosotros, el servicio de la fe que no aliena, sino que compromete con la suerte del hombre, con el hombre. y los abre sobre caminos de vuelta a Dios que es Amor, de vuelta a la fe, de abrazar de nuevo y con renovado vigor la fe, y de aportar con renovada alegría esa fe sin la que nada podemos hacer.

Me preguntaba ayer mismo una periodista, responsable de comunicación de una institución relevante para la sociedad: ¿qué puede y debe hacer, qué puede y debe aportar la Iglesia, en estos momentos de España? Y le respondí con toda sencillez, con mi mirada puesta precisamente en el día de Corpus: «La fe, eso es lo que debe ofrecer y aportar, fortalecer la fe: ser sencillamente Iglesia, que, como el justo, vive de la fe y la comunica. Sin ella, sin la fe, repito, nada podemos hacer ni aportar nada valioso a esta España nuestra: en esa fe, comprometida, pues si no le faltaría algo, en esa fe, además, veremos y sabremos discernir y nos atreveremos a seguir, juntos, los caminos de futuro que unidos, unidos a Dios, hemos de alumbrar y reemprender. La fe engendra esperanza».

Prev Next

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...

Mártires o cómplices

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La aprobación en el Congreso de Argentina de una ley que hace prácticamente libre e ilimitado el aborto -se podrá abortar hasta los(...)

Leer más...

Hacia una conversión ecológica

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el(...)

Leer más...

El gnosticismo hoy

Autor: Thomas G. WEYNANDI, teólogo y sacerdote capuchino

Hoy se discute(...)

Leer más...

Tensión en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que ha ocurrido esta semana en la Iglesia no es un asunto menor. Al contrario. La cosa empezó con la publicación de(...)

Leer más...

La Iglesia en la España de ahora

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

La semana pasada entramos en una nueva etapa de nuestra historia española. Conforme a lo democráticamente(...)

Leer más...

Los océanos como don y como tarea

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Cada 8 de junio, desde el año 2009, por resolución de la Asamblea General de(...)

Leer más...

Adiós, España "católica", en una Europa …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la última poderosa encuesta del Pew(...)

Leer más...

"No es no", para siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Está de moda, dentro de la campaña contra las agresiones sexuales que sufren las mujeres, la frase “No es no”. Con ella se(...)

Leer más...

5 herejías que debes conocer y poder exp…

Autor: Pato ACEVEDO, abogado

¿Sabías que Jesús de Nazaret no dejó nada por escrito? Claro que sí, eso lo(...)

Leer más...

1968. Los métodos de captación marxista …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Los años 60 y 70 fueron una época extraordinariamente difícil para la Iglesia en todo(...)

Leer más...

Justin Trudeau y la dictadura del relati…

Autor: George WEIGEL, escritor

Probablemente usted nunca ha oído hablar de la Leer más...

Respuesta al desafío

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada, dediqué este comentario a la actualidad de la Iglesia al desafío público que algunos obispos alemanes le habían hecho al(...)

Leer más...