Text Size
Thursday, September 20, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Hacia una conversión ecológica

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En la homilía de la misa inaugural de su pontificado, en abril de 2005, el Papa Benedicto XVI afirmó que «los desiertos exteriores se multiplican en el mundo, porque se han extendido los desiertos interiores». Son palabras que deberían resonar en nuestro mundo y en nuestras vidas, a medida que nos acercamos al Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, celebrado en todo el mundo el 17 de junio.

Si «la desertificación del suelo es como una enfermedad para cada uno» (Evangelii gaudium, n. 215), entonces esta efeméride es una buena ocasión para avanzar en nuestra propia conversión ecológica (Laudato si’, nn. 216-221). Al respecto, podemos, en primer lugar, mirar el mundo con ojos lúcidos y compasivos. Millones de personas sufren las consecuencias de la sequía y del avance del desierto, con serios efectos en la agricultura, en el acceso al agua potable y en el resto de las condiciones de vida. «El calentamiento originado por el enorme consumo de algunos países ricos tiene repercusiones en los lugares más pobres de la tierra, especialmente en África, donde el aumento de la temperatura unido a la sequía hace estragos en el rendimiento de los cultivos», recuerda el Papa Francisco (Laudato si’, n. 51). Se estima que, para el año 2025, mil ochocientos millones de personas sufrirán escasez de agua y dos tercios de la población mundial vivirán bajo condiciones de estrés hídrico. Otros estudios calculan que hacia 2045 habrá unos 135 millones de personas desplazadas de sus tierras debido a la desertificación.

 

En segundo lugar, podemos también escuchar en este clamor de la tierra y de los pobres (Laudato si’, n. 49), un verdadero clamor de Dios. Desde los profetas bíblicos a los Padres del Desierto, desde el libro del Éxodo a los tiempos de Juan Bautista, el desierto ha sido siempre un lugar privilegiado para profundizar en el encuentro y el diálogo con Dios. El salmista exclama: «Oh, Dios, estoy sediento de ti, a ti te anhelo en una tierra sedienta, reseca, sin agua» (Salmo 63, 2). Y Dios responde: «Yo la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré al corazón» (Oseas 2, 16). Una voz grita en el desierto (Isaías 40, 3; Marcos 1, 3), también hoy. Por eso viene bien recordar el solemne llamamiento que san Juan Pablo II lanzó al mundo entero desde Uagadugú (Burkina Faso), el 10 de mayo de 1980. La sequía y la hambruna de aquellos años habían matado en el Sahel a más de cien mil personas.

El Sucesor de Pedro dijo entonces: «Elevo mi voz suplicante, porque no puedo callarme cuando mis hermanos y hermanas están amenazados. Me hago la voz de los que no tienen voz, la voz de los inocentes que murieron porque les faltaron el agua y el pan; la voz de los padres y las madres que han visto morir a sus hijos sin comprender, o que verán siempre en sus hijos las secuelas del hambre que han sufrido; la voz de las generaciones futuras, que no deben vivir ya con el peso de esta terrible amenaza sobre su vida. ¡Hago el llamamiento a todos! ¡No esperemos a que vuelva la sequía, espantosa y devastadora! ¡No esperemos a que la arena traiga de nuevo la muerte! ¡No permitamos que el porvenir de estos pueblos siga amenazado por siempre! La solidaridad de ayer ha demostrado, por su extensión y su eficacia, que es posible escuchar la voz de la justicia y de la caridad, y no la del egoísmo, individual y colectivo. ¡Escuchad mi llamada!». Así pues, si queremos escuchar esta llamada, si no queremos quedarnos resecos y paralizados, necesitamos dar un tercer paso que exprese nuestra conversión en la práctica.

Precisamente, este año la ONU p one el énfasis del Día contra la Desertificación en cómo los consumidores pueden regenerar economías, crear puestos de trabajo y revitalizar los medios de subsistencia y las comunidades, haciendo que los mercados inviertan en gestión sostenible de las tierras a través de nuestras elecciones de compra. En nuestro mundo es frecuente la actitud que denuncia el Papa Francisco: «Si la tala de un bosque aumenta la producción, nadie mide en ese cálculo la pérdida que implica desertificar un territorio, dañar la biodiversidad o aumentar la contaminación» (Laudato si’, n. 195). Pero, sin duda, hay otros aspectos a considerar, más allá de maximizar las ganancias económicas. En agosto de 1978, al día siguiente de ser elegido Obispo de Roma, y apenas un mes antes de su muerte, Juan Pablo I dirigió un radiomensaje en el que denunció la tentación de olvidar a Dios, lo cual «lleva al hombre moderno al riesgo de reducir la tierra a un desierto, la persona a un autómata, y la convivencia fraterna a una colectivización planificada, introduciendo no raramente la muerte allí donde, en cambio, Dios quiere la vida». Pues no: la tierra no debe ser un desierto, ni el ser humano es un autómata, ni la muerte debe triunfar sobre la vida. ¿Cómo vamos a contribuir al cambio para no dejar a las próximas generaciones simplemente «escombros, desiertos y suciedad» (Laudato si’, n. 161)?

(Publicado en L'Osservatore Romano)

Prev Next

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...

Texto íntegro de la carta de monseñor Vi…

TESTIMONIO de Mons. Carlo Maria Viganò Arzobispo titular de Ulpiana Nuncio Apostólico

Leer más...

La Iglesia en la encrucijada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha terminado el Congreso previo a la Jornada de las Familias en Dublín, un Congreso diferente a los demás, por los acontecimientos que han acontecido antes e(...)

Leer más...

Sacerdotes y obispos homosexuales. Ni "s…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Homosexuales" y "obispos": éstas son las dos(...)

Leer más...

Las causas de la tragedia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del informe de lo sucedido en seis diócesis del Estado de Pennsylvania ha conmocionado al mundo y ha llenado de vergüenza(...)

Leer más...

Llamar a las cosas por su nombre

Autor: Angelo STAGNARO, periodista

Puedo perdonarle casi todo a los protestantes y al protestantismo.

Leer más...

Un informe de un tribunal de Pensylvania

Autor: Guillermo JUAN, sacerdote

En todo el tema, muy pesado, de abusos perpetrados por miembros(...)

Leer más...

Enhorabuena, Argentina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El resultado de la votación en el Senado argentino, rechazando la posibilidad de que se aprobara una ley del aborto muy permisiva -ya(...)

Leer más...

"Humanae vitae", camino de santidad

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

Hace exactamente 50 años, el Papa Pablo VI(...)

Leer más...

Reflexión sobre la pena de muerte

Autor: Francisco SUÁREZ, sacerdote

En esta breve reflexión sobre la pena de muerte, vamos a exponer algunos pasajes de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia.  

Leer más...

El debate de la pena de muerte y sus co…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El debate sobre la pena de muerte en el(...)

Leer más...

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía ra…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae"(...)

Leer más...

Tiempo de gran tribulación

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana viene cargada de noticias que, necesariamente, hay que comentar y que, además, tienen un hilo conductor entre ellas: los abusos sexuales(...)

Leer más...

Volvemos a las andadas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que habrá una(...)

Leer más...

La acedía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal a la situación de Nicaragua. La represión en este pequeño y querido país no ha disminuido.(...)

Leer más...

"Humanae vitae" Así ha nacido y ¡ay a qu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El ajetreo en curso para demoler la "Leer más...

Nicaragua, la nueva Venezuela

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La situación en Nicaragua avanza rápidamente hacia lo insostenible e insoportable. Con más de 300 muertos y 2000 heridos, fruto de la represión del(...)

Leer más...

Sociedades sostenibles a través de la co…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General(...)

Leer más...

Recristianización y educación cristiana

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Desde hace algún tiempo en mi oración(...)

Leer más...

Cristo, ¿de nuevo crucificado?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuatro obispos alemanes, de momento porque seguramente serán más, han decidido aceptar en la comunión a los luteranos casados con católicos. Aunque esa(...)

Leer más...

El trabajo decente en el sector de la pe…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La comunidad internacional presta una atención particular a la noción de trabajo decente. Pero, a(...)

Leer más...

Abusos en la Iglesia: verdad (y mentira)…

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Los abusos sexuales a menores y adultos cometidos por sacerdotes y(...)

Leer más...

El nefasto pecado de la fornicación y el…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Uno de los pecados que más daño emocional, espiritual(...)

Leer más...

Lo que pasa cuando no pasa nada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En pleno mundial de fútbol, voy a utilizar un ejemplo para explicar algo de lo que está pasando. Imaginemos un partido en el(...)

Leer más...

Reformas mentales

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Me han parecido muy penosas unas declaraciones de la ministra de Justicia, Leer más...

Natalidad e inmigración en Europa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El comentario de hoy puede parecer que se dedica a un asunto local, pero creo que tiene una importancia que afecta a toda(...)

Leer más...

¿Hablamos de castidad?

Autor: Ernesto JULIÁ, sacerdote

En el documento que recoge las propuestas de la reunión con(...)

Leer más...