Text Size
Wednesday, November 14, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Sociedades sostenibles a través de la cooperación

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año, el primer sábado de julio, y por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el Día Internacional de las Cooperativas. En la hora presente, tan marcada por soluciones parciales, dictadas a menudo por visiones egoístas y autorreferenciales, es bueno recalcar la importancia de la colaboración, del trabajo en común, del compartir ideas e impulsar el diálogo, factores que hallan en estas entidades un ambiente propicio y significativo para su desarrollo y consolidación.

El ámbito agrícola y ganadero es rico en este tipo de corporaciones, nacidas muchas de ellas al calor de la fe y puestas a menudo bajo el patrocinio de alguna advocación del Señor, la Virgen o los Santos. Es evidente que las cooperativas tienen puntos débiles o perfectibles, no siendo el menor las dificultades que se experimentan no raramente a la hora de buscar una persona que rija la cooperativa movido por altas miras y no solo por meros fines crematísticos. De hecho, la mayoría de los fracasos o quiebras de las cooperativas son debidos a carencias o fragilidades en el vértice. Otro problema de no menor calado es cuando el propio crecimiento de la cooperativa hace olvidar las raíces de la misma, los primeros pasos, cuando el espíritu de familia y la sana y entusiasta colaboración sirvieron a la corporación de luminoso hontanar.

 

Por ello, en lo que hay que incidir es en que nunca se pierda el espíritu de cooperación de los orígenes. Así, además, se evitará el peligro de objetivos perversos en la vida cooperativa, dejando la estructura cooperativista en una simple forma jurídica con beneficios fiscales. En esta ocasión el tema general de esta jornada se centra en fomentar un consumo y una producción sostenibles, tanto de bienes como de servicios. El lema para 2018 –“Sociedades sostenibles a través de la cooperación”– por primera vez ha sido elegido gracias a la participación del público a través de Twitter. Este hecho nos da pie a proponer una triple reflexión. O, si se prefiere, a sugerir tres aspectos de la palabra, vista como sustantivo, como adjetivo y como verbo.

n principio, cuando hablamos de las cooperativas nos referimos a una realidad concreta y sustantiva: asociaciones participativas y solidarias en su administración y gestión. Igualmente, la palabra cooperativa es un adjetivo que cualifica un modo de situarse en la vida. Además, la cooperación se convierte en un verbo, una acción como muestra el ejemplo de la elección del eslogan. En primer lugar, es preciso aludir a su diversidad. Estas instituciones pueden ser cooperativas de producción o de consumo, rurales o urbanas, de ahorro o de trabajo, entre otras divisiones. Lo importante es un estilo de organización, de participación y de orientación a la misión. Así lo expresó el Papa Pablo VI cuando, en octubre de 1965, se dirigió a la Confederación Cooperativa Italiana, que en aquel momento agrupaba a casi dos millones de socios.

Más allá de los números, el Pontífice reconoció este movimiento como un ejemplo de solidaridad, de espíritu de colaboración, de iniciativa y de búsqueda de la prosperidad. Una realidad viva y operante que “proclama ante el mundo la dignidad de la persona humana, su derecho y deber de respeto mutuo por la chispa divina que brilla en su rostro (cf. S al 4, 7)” . Esta centralidad de la persona en la empresa (no solo en el trato que reciben, sino en el poder que se le reconoce) es lo característico de la cooperativa. Y hay que valorar lo que esto supone desde el contexto en que nació el movimiento cooperativo en la etapa más dura del capitalismo liberal de mediados del siglo XIX. Un segundo aspecto va más allá de las cooperativas formalmente constituidas, para referirse a la actitud cooperativa, el estilo cooperativo, las relaciones cooperativas.

En un mundo tan competitivo como el nuestro, conviene poner de relieve que los verdaderos éxitos vienen de la mano de la cooperación. “Las relaciones que se instauran en un clima cooperativo y solidario super n las divisiones ideológicas, impulsando a la búsqueda de lo que une más allá de lo que divide” , recuerda el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia (n. 420). Solo así construiremos sociedades sostenibles Junto a las cooperativas formales y a la actitud cooperativa, tenemos la cooperación en acción. Y esto tiene lugar tanto en el nivel pequeño de nuestras relaciones cotidianas, como en el plano global de las relaciones internacionales. Ya hace más de cincuenta años, Pablo VI animaba a “la búsqueda de medios concretos y prácticos de organización y cooperación para poner en común los recursos disponibles y realizar así una verdadera comunión” entre todas las naciones y todas las personas (Populorum Progressio, n.4 3). Y me atrevo a completar el pensamiento del Papa Montini diciendo que unir voluntades, sumar iniciativas, compartir responsabilidades, promover la concordia, son principios válidos siempre y en cualquier esfera, no solo en el campo de la cooperación internacional para el desarrollo sostenible. Pero, ¿por qué decimos que la cooperación es un medio para lograr sociedades sostenibles?

La sostenibilidad solo será posible si, como agudamente señaló Benedicto XVI, se incluye la justicia en todas las fases de la actividad económica. Por ello, una exigencia actual es incluir “en las relaciones mercantiles el principio de la gratuidad y la lógica del don, ex presiones de fraternidad” (Caritas in Veritate, n. 36). Las cooperativas son un medio precioso, creativo, eficiente y sostenible para lograrlo. La sostenibilidad, al mismo tiempo, pide situar al ser humano en el centro de las relaciones sociales, de las decisiones políticas y de los procesos económicos. Una mirada cooperativa se opone con fuerza a una visión que “considera al ser humano se puede usar y luego tirar” (Evangelii Gaudium, n. 53).

Como ha denunciado insistente-m ente el Papa Francisco, la cultura del descarte es radicalmente insostenible. En una sociedad cooperativa, las personas nunca serán vistas o tratadas como seres descartables, deshechos humanos o materiales sobrantes. Otro aspecto de la sostenibilidad se refiere a la dimensión ecológica o socio-ambiental. En este sentido, el Santo Padre subraya que, a nivel local, “se están desarrollan do cooperativas para la explotación de energías renovables q ue permiten el autoabastecimiento local e incluso la venta de excedentes” (Laudato Si’, n. 179). Igualmente, sigue diciendo Francisco, “ se pueden facilitar formas de cooperación o de organización comunitaria que defiendan los intereses de los pequeños productores y preserven los ecosistemas locales de la depredación” (Laudato Si’, n. 180). Como sabemos, “no hay dos crisis separadas, u na ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental” (Laudato Si’, n. 139). Y es ahí, justo en ese punto crucial, donde debemos aportar todas nuestras energías cooperando para el bien común. El Día de las Cooperativas se convierte, pues, en una ocasión renovada para acoger el llamado del Obispo de Roma: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar” (Laudato Si’, n. 13). Efectivamente, las cosas pueden cambiar; y para ello contamos con cooperativas formales, con nuestra actitud cooperativa y, por supuesto, con la cooperación activa.

Hemos de contar, en pocas palabras, sobre todo, con una voluntad que no sea miope, chata o sesgada, sino abierta, magnánima, esquiva con el malsano protagonismo, intransigente con el orgullo y la soberbia y dispuesta siempre a estrechar manos en el común camino de buscar juntos el bien común para construir una sociedad en donde el centro lo ocupe siempre la persona, toda la persona y todas las personas, sin exclusiones ni atisbos de insolidaridad.

(Publicado en la revista "La Verdad" de la Archidiócesis de Pamplona-Tudela)

Prev Next

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...

Diálogo con condiciones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha sido noticia, una muy buena noticia, la absolución a Asia Bibi del cargo de blasfemia que se le imputaba. Esta(...)

Leer más...

La destrucción del catolicismo en Brasil…

Autor: Vicente MONTESINOS, escritor

El fenómeno de la realidad católica en Brasil; de la creciente ocupación de espacios religiosos por la sectas evangélicas en dicho país, y(...)

Leer más...

El Sínodo de la "sinodalidad"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Sínodo de los obispos sobre los jóvenes ha terminado y, salvo algunas expresiones folclóricas como la de ver a los obispos bailando,(...)

Leer más...

Papa Pablo VI: santo

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El domingo 14 de octubre fue canonizado en Roma por el Papa Francisco el Papa Beato Pablo VI junto al(...)

Leer más...

Pablo VI, santo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para sonrojo de la humanidad, recientes estadísticas han puesto de relieve que actualmente 821 millones(...)

Leer más...

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-,(...)

Leer más...

Soberanía de la Fe

Autor: Hernán VERGARA, escritor

Es difícil para los hombres de hoy, tomados por sus urgencias pasionales, por sus dificultades económicas, por(...)

Leer más...

Aquellas revelaciones sobre la gran apos…

Autor: Aldo María VALLI, periodista

"Ha llegado la hora de la gran apostasía. Leer más...

Monseñor Viganó responde al cardenal Oue…

Autor: Carlo María VIGANÒ, ex nuncio en Estados Unidos

En la memoria de los Mártires de América del Norte

Leer más...

El Evangelio diferente

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la Carta a los Gálatas San Pablo escribe: «No es(...)

Leer más...

Pablo VI y la FAO

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El domingo, en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el(...)

Leer más...

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...