Text Size
Wednesday, January 23, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Con la "Humanae vitae" Pablo VI tenía razón

There are no translations available.

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 25 de julio, la "Humanae vitae" de Pablo VI, de 1968, la controvertida encíclica sobre la regulación de la fertilidad, ha cumplido justo cincuenta años. Ese mismo día, ”L'Osservatore Romano" –el periódico oficial de la Santa Sede, dirigido desde 2007 por Giovanni Maria Vian–, la ha recordado de una forma muy comprometida, con un editorial firmado en la primera columna de la primera página, inmediatamente después del encabezamiento, es decir, en la posición en la que un periódico no sólo publica la opinión de uno de sus columnistas, sino desde donde marca con autoridad la línea.

La firma es de Lucetta Scaraffia, docente de historia contemporánea en la Universidad de Roma "La Sapienza” y, desde hace años, asesora editorial de "L'Osservatore Romano” y directora de su suplemento mensual "Donne Chiesa Mondo". El mismo editorial abre también las ediciones semanales en los distintos idiomas del periódico vaticano.

Pero además de en la forma, es relevante el contenido del artículo que, con argumentos no habituales en el lenguaje eclesiástico, resalta la “lucidez profética” de Pablo VI al pubblicar esta encíclica y su extraordinaria valentía al oponerse a las utopias ganadoras de la época, basadas en la sexualidad y la economía, que después resultaron ser un fracaso.

Hoy, cuando la "Humanae vitae" está siendo de nuevo “reducida en pedazos” dentro de la Iglesia -como justamente observa Lucetta Scaraffia–, la publicación en "L'Osservatore Romano" de este editorial hay que considerarlo una toma de posición autorizada en defensa de su sentido auténtico, contra la oleada revisionista que pretende destruir su enseñanza, justo cuando el gran Papa que la publicó está a punto de ser proclamado santo.


LA ENCÍCLICA "HUMANAE VITAE" CINCUENTA AÑOS DESPUÉS

Por Lucetta Scaraffia

De "L'Osservatore Romano" del 25 de julio de 2018

Cincuenta años después de la publicación, la encíclica "Humanae vitae" de Pablo VI se presenta a los ojos de los hombres de hoy de un modo completamente diverso: en 1968 era un documento valiente —y por lo tanto, controvertido— que iba contra el aire del tiempo, aquel de la revolución sexual, que para realizarla eran fundamentales un anticonceptivo seguro y también la posibilidad de abortar. Era también el tiempo en el que los economistas hablaban de «explosión de nacimientos», es decir, del peligro de sobrepoblación que amenazaba a los países ricos y podría disminuir su prosperidad.

Dos fuerzas potentes, por lo tanto, se alinearon contra la encíclica: la utopía de la felicidad, que la revolución sexual prometía a cada ser humano y la riqueza, que hubiera sido la consecuencia lógica de una disminución de la población a gran escala.

Hoy, cincuenta años después, vemos las cosas de otro modo. Estas dos visiones utópicas se han realizado, pero no han traído los resultados esperados: ni la felicidad ni la riqueza, pero sobre todo nuevos y dramáticos problemas.

Si la caída de la población en los países avanzados se está confrontando con esfuerzo con la llegada de masas de inmigrantes necesarios pero al mismo tiempo inaceptables para muchos, desde el control médico de los nacimientos se inició la invasión de la procreación por parte de la ciencia, con resultados ambiguos, a menudo preocupantes y peligrosos.

Hoy, cuando estamos pagando todos el coste de una brusca y fuerte disminución de la natalidad, cuando muchas mujeres después de años de anticonceptivos químicos no son capaces de concebir un hijo, nos damos cuenta de que la Iglesia tenía razón, de que Pablo VI había sido profético proponiendo una regulación natural de los nacimientos que habría salvado la salud de las mujeres, la relación de pareja y la naturalidad de la procreación.

Hoy que las chicas apasionadas de la ecología se dirigen a los métodos naturales de regulación de la fertilidad, sin siquiera saber que existe la "Humanae vitae", hoy que los gobiernos tratan de realizar políticas que favorezcan la natalidad, debemos releer la encíclica con otros ojos. Y, en vez de verla como la gran derrota de la Iglesia ante la modernidad difusa, podemos reivindicar la lucidez profética al comprender los peligros inherentes en estos cambios y felicitarnos, nosotros los católicos, por que una vez más la Iglesia no haya caído en la trampa tentadora de las utopías del siglo XX, sino que haya sabido comprender enseguida los límites y los peligros.

Pero pocos lo consiguen: para muchos es todavía difícil separarse de la vieja contraposición entre progresistas y conservadores, dentro de la cual la encíclica fue destruída sin comprender el espíritu crítico y la fuerza innovadora. Todavía ahora, ninguno parece recordar que, por primera vez, un Papa aceptó la regulación de los nacimientos y envió a los médicos a buscar métodos naturales eficaces.

Es muy importante, por eso, conseguir mirar la "Humanae vitae" con ojos nuevos, ojos de seres humanos que viven en el siglo XXI, ya conscientes del fracaso de tantas utopías y de tantas teorías económicas que habían sido propuestas como infalibles.

Solo así podemos afrontar los problemas de hoy de la familia, el nuevo rol de las mujeres y las difíciles relaciones entre ética y ciencia, cuyas raíces están —aunque en algunos aspectos sin saberlo— en ese texto del lejano 1968.

Prev Next

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...

El catolicismo y las religiones

Autor: Francisco GARCÍA, catedrático de Química

Una de las constantes observadas en las religiones antiguas es la evolución de los dioses con el(...)

Leer más...

Existe Dios y me doy cuenta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Tiene su chispa el fraile capuchino Cantalamessa. La semana pasada, hablando a la Curia vaticana, citaba a un ateo, Sartre. Y recordaba de(...)

Leer más...

La naturaleza como fundamento de la vida…

Autor: Enrique MARTÍNEZ, doctor en Filosofía

Afirma el filósofo y psicoanalista lacaniano Slavoj Zizek que(...)

Leer más...

Política, emigración y paz

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Vaticano ha dado a conocer el mensaje del Papa para la Jornada Mundial de Oración por la Paz, que, como todos los(...)

Leer más...

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!Leer más...

Los padres ante los adolescentes

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Para educar bien es preciso tener una idea clara del modelo de persona que se persigue, es decir, enseñar a poder saber qué(...)

Leer más...

Los otros mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a(...)

Leer más...

Agua, agricultura, alimentación. Constru…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dando efusivamente las gracias a cuantos han(...)

Leer más...

Robert Spaemann, el último gran filósofo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Robert Spaemann era el filósofo más cercano a Benedicto XVI, su amigo y coetáneo. Falleció el 10 de diciembre a los 91 años,(...)

Leer más...

La Tierra Prometida es un recién nacido …

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si(...)

Leer más...

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos(...)

Leer más...

La sabiduría se cobija en el sentido com…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Ante tantas propuestas ideológicas interesadas ha llegado la triste(...)

Leer más...

En Italia se derrumban los nacimientos y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Justamente el día en el que se(...)

Leer más...

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry(...)

Leer más...

Sobre la verdad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye(...)

Leer más...

Pío XI, los cristeros mexicanos y la Cru…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

La persecución a los católicos mexicanos, así como la heroica resistencia(...)

Leer más...

Informe 2018 sobre la libertad religiosa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En las casi 900 páginas de su último informe sobre la libertad religiosa en el mundo, publicado hace unos días, la fundación de(...)

Leer más...

Guerra civil y acoso externo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace tres semanas dediqué este comentario a la situación en que viven muchos cristianos, perseguidos sistemáticamente por su fe. Poco después el Papa(...)

Leer más...

El balancín que me levanta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me dijo en cierta ocasión un amigo psicólogo que “primero se vive y luego se aprende a vivir”. A mis 82 años espero(...)

Leer más...

Descristianización y crisis de Occidente

Autor: Josep MIRÓ, sociólogo

La crisis de las instituciones políticas de la mayor parte de Occidente es, en último término, una crisis de la concepción neoliberal y(...)

Leer más...

Gritar, responder, liberar

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Al final del Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco instituyó la Jornada Mundial de(...)

Leer más...

Alta tensión en Estados Unidos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las asambleas plenarias de las Conferencias Episcopales suelen generar pocas noticias de alcance mundial. Es interesante saber quién ha(...)

Leer más...

¿Realmente Jesús tuvo hermanos carnales?

Autor: Jesús URONES, escritor

Quizás uno de los temas más controversiales de la teología católica y que más nos discuten los no católicos(...)

Leer más...

La vergüenza ante monseñor Shao Zhumin

Autor: Bernardo CERVELLERA, sacerdote director de Asia News

Era de esperar.(...)

Leer más...

Sinodalidad humeante

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Más que Iglesia sinodal. Después de haber Leer más...

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...