Text Size
Sunday, May 26, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El Gobierno chino aumentará la represión a la Iglesia

There are no translations available.

Toda la Iglesia china, tanto la oficial como la subterránea, está a punto de entrar en una nueva y gran prisión, a través del uso de una palabra mágica: sinización, es decir, la asimilación de la cultura y la sociedad chinas y, sobre todo, la sumisión al Partido.

A través de ella, el Partido Comunista chino (PCC) y la Asociación Patriótica pasan a controlar no sólo a las personas (obispos, sacerdotes, fieles) sino también lo que éstas piensan y el fruto de sus pensamientos: documentos e interpretaciones históricas, teología, doctrina social, arquitectura, arte sacro e incluso libros litúrgicos y liturgia. En síntesis, se trata de una colonización política de la mente y de la conciencia de los católicos chinos.

Hacia fines de agosto, todas las diócesis de China deberán presentar un plan quinquenal (2018-2022) ante la Asociación Patriótica nacional (AP) y ante el Consejo de obispos (CDO), en el cual deberán plasmar cómo habrán de implementar la sinización. Es por eso que la AP y el CDO han diseñado un «Plan quinquenal» nacional, que pueda servir como modelo e inspiración, «para lograr la adhesión de la Iglesia católica de China en el camino hacia la sinización».

En el documento de 15 páginas de extensión se menciona una sola vez la palabra «Jesucristo»; la palabra «evangelio» aparece 4 veces, 5 son las apariciones del término «Partido Comunista», y la palabra «Asociación Patriótica» se menciona 15 veces.

La traducción al inglés de este plan quinquenal fue difundida por la agencia UCAN; el texto en chino llegó a nuestras manos a través del Card. Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong.

El tema de la sinización ya había sido lanzado por Xi Jinping en mayo de 2015. Tras hacer un análisis de la situación, en el cual el Partido Comunista Chino alberga el temor de terminar como la URSS, el 20 de mayo de 2015, en un encuentro con el Frente Unido, Xi decretó que las religiones debían «sinizarse», si querían seguir existiendo en China. La misma afirmación fue reiterada en un encuentro nacional sobre asuntos religiosos celebrado en abril de 2016, para luego desembocar en sus observaciones sobre las religiones en el 19no Congreso del PCC, en octubre de 2017.

En todas estas intervenciones públicas, Xi vinculó la sinización con la sumisión al PCC, con la independencia de potencias religiosas o políticas extranjeras (incluido el Vaticano), con el potenciamiento de la «democracia» en las decisiones religiosas (quitando todo poder a las autoridades religiosas).

El Plan quinquenal nacional amplía el campo de la sinización, abarcando no solamente el control físico que se ejerce sobre los miembros de la Iglesia, sino también el control cultural, teológico y litúrgico.

En las 15 páginas del documento original, subdividido en 9 capítulos, no sólo se aborda el tema de la sumisión al PCC (punto 2) y la adhesión al socialismo con «características chinas», sino que además se enfoca en la integración del catolicismo con la cultura china (punto 4); en desarrollar pensamientos teológicos con características chinas; en releer la historia de la Iglesia en China desde una perspectiva de sinización (punto 5); en explorar expresiones litúrgicas con elementos chinos (punto 6); y en sinizar las obras arquitectónicas, la pintura y la música sacra (punto 8).

Todo esto debe darse bajo la supervisión de la AP y del CDO, fundando instituciones de vanguardia como pueden ser las academias teológicas, centros de estudios históricos, institutos de cultura católica china, centros litúrgicos, todos ellos sometidos a la guía de la AP y del CDO, que habrán de ejercer el control, la supervisión y una valoración a fin de «corregir», «generar consenso», y «hacer frente a quien se oponga».

Frente a esta situación podemos preguntarnos: una sinización semejante, ¿sigue siendo católica?

Podemos obviar el hecho de que la Iglesia católica deba «aceptar el liderazgo del Partido comunista chino» (punto 2, 3): ¿cómo podría huirse del omnipotente y omnisciente sistema de control y de poder? ¿Pero qué decir de la «aplicación de los valores centrales del socialismo» para «ir adelante con la evangelización y el trabajo pastoral» (punto 2, 2)? ¿A qué apuntaba el reclamo de Benedicto XVI en su Carta a los Católicos de China, cuando pedía la libertad de trabajar en la sociedad, «procurando la justicia» (Carta, Nro. 4)? Y luego, ¿qué decir de esta «sinización» forzada, en la cual una vanguardia crea modelos que los demás deben aplicar, «haciendo frente a quien se oponga»?

Desde el punto de vista católico, hay dos problemas: el primero es que --tal como afirma el Papa Francisco en Evangelii gaudium (puntos 115 y subsiguientes) -- la inculturación es una tarea que se confía a todo el santo pueblo de Dios (y no a una vanguardia, por más iluminada que ésta sea). El segundo problema es que en las cuestiones de inculturación, el pueblo de Dios debe ser libre para moverse, sin verse obligado a nada.

El proyecto de «sinizar» --es decir, incorporar el anuncio del Evangelio a la cultura china- los diversos ámbitos de la vida de la Iglesia es algo digno de aplaudir y de compartir. Pero debemos decir que esta tarea es la que los cristianos han tratado de llevar adelante en China, desde su primerísimo anuncio (el de los cristianos siríacos del siglo VII, que en el documento no son mencionados en ningún momento, pese a que sí se cita a los jesuitas de la era Ming y Qing).

Un punto polémico es el de los edificios cristianos que deben asumir un estilo cada vez más chino (como aconsejó en nuncio Celso Costantini hace más de 100 años). Pero podría darse que a los católicos --siendo libres- les agradasen más los edificios de estilo occidental. Comparando esto con un ejemplo del mundo, a los ricos de Shanghái --que son miembros del Partido- les agradan los rascacielos diseñados por los arquitectos extranjeros, e incluso los edificios de la administración pública, los que simbolizan las antiguas concesiones, que además se han convertido en los edificios más caros de la metrópoli.

El documento afirma que se debe «cambiar la visión según la cual las estructuras eclesiales deben ser de estilo occidental» (punto 8, 1), pero admite que pueden construirse estructuras en estilo chino y occidental. Sin embargo, en los últimos meses, hemos estado presenciando el despliegue de la iconoclasia de los gobiernos locales en Henan, Mongolia interna y en Xinjiang, donde se destruyen iglesias y decoraciones por el mero hecho de ser «occidentales».

El temor es que este impulso hacia la sinización pase a ser un encadenamiento y un control sobre las producciones teológicas, históricas, sociales, artísticas de los católicos. Y que el control lleva a la parcialidad se hace evidente por el hecho de que varios centros culturales católicos se han volcado a estudiar fervorosamente a personalidades católicas y protestantes que han condenado o se han enfrentado a la colonización japonesa de China. Lamentablemente, no circula ninguna investigación que aborde la vida de los católicos durante el primer período de Mao y durante la Revolución Cultural, que hable de la persecución y asesinato de obispos, sacerdotes y laicos. En poco tiempo más, podremos tener libros de historia debidamente esterilizados y adaptados a voluntad del príncipe, tal como marca la tradición china imperial.

La impresión profunda que deja este documento es que se trata de un manifiesto político y muy poco religioso o teológico. Y además, si se menciona continuamente la «la AP y el CDO», todo el poder está completamente del lado de la «AP».

Prev Next

La hora de África

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La semana pasada dediqué este comentario a las matanzas de cristianos que están teniendo lugar en África, ante la pasividad e indiferencia(...)

Leer más...

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...

El agua sucia y el niño

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El motu proprio que acaba de publicar el Papa, dando indicaciones a los obispos sobre cómo deben comportarse ante los abusos sexuales(...)

Leer más...

¿Por qué el Papa Francisco no es un here…

Autor: Thomas WEINANDY, teólogo capuchino

Diecinueve teólogos y expertos han publicado recientemente una carta(...)

Leer más...

Resucitado "según las Escrituras". Una h…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus(...)

Leer más...

Alemania es el (ruinoso) futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Universidad alemana de Friburgo ha llevado a cabo un estudio sobre el futuro del cristianismo en Alemania. Tanto católicos como luteranos(...)

Leer más...

Acusaciones de herejía contra el Papa

Autor: Bruno MORENO, escritor

El pasado 30 de abril, un grupo de(...)

Leer más...

Madres e hijos, con los pies en la tierr…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede en la FAO

Desde hace dos lustros, cada 22 de abril se conmemora el(...)

Leer más...

El llanto de Pedro

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Uno de los pasajes que la Pasión de Nuestro Señor ofrece a nuestra consideración es(...)

Leer más...

La luz de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las celebraciones de Semana Santa han desplazado la actualidad hacia los grandes misterios de la muerte y resurrección del Señor. Pero, mientras(...)

Leer más...

Aprended de mí

Autor: Kofi ADZAKLUI, religioso FM

La vida cristiana es un largo camino en pos de Jesús de quien nos brota el don de la fe. Y ser(...)

Leer más...

La fidelidad del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

Estamos inmersos en la cultura de la huida: huimos de los problemas para no enfrentarlos, huimos de nuestras obligaciones para exigir solamente(...)

Leer más...

Hijos del sol y de la luz

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me pasa un amigo su libro de trofología (la ciencia de la alimentación), y leo esta sentencia: “El hombre es hijo del sol(...)

Leer más...

El mayor dolor y el mayor amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12),(...)

Leer más...

Raíces, flores y frutos del mal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al leer y releer el ensayo de 19 páginas del Papa Benedicto XVI sobre las causas de la pederastia en el clero, he(...)

Leer más...

Pascua amarga en China

Autor: Sandro MAGISSTER, periodista

El régimen chino aplica su Leer más...

Escuchar y enseñar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Posiblemente siempre ha pasado igual. Hay términos o conceptos que se ponen de moda y que se convierten en banderas discutidas, defendidos por(...)

Leer más...

Carta abierta al cardenal Reinhard Marx

Autor: George WEIGEL, escritor

Su Eminencia, he seguido con interés su reciente anuncio de un(...)

Leer más...

Los nuevos mártires de África

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

Seis mil cristianos de Nigeria han sido asesinados por los musulmanes en los últimos meses. Ante esta tragedia, lo primero que me pregunto es ¿por qué(...)

Leer más...

Pederastia y diálogo con el islam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Casi con un pie en el avión que le lleva a Marruecos, país de abrumadora mayoría musulmana que visitará este fin de semana,(...)

Leer más...

Odio teológico

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que(...)

Leer más...

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...