Text Size
Wednesday, January 23, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La crisis católica de abuso sexual afecta a la lucha contra el aborto

There are no translations available.

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y la legalización del aborto?

Las mayores victorias legales para el movimiento abortista en 2018 tuvieron lugar en Chile e Irlanda. Ambos países legalizaron el aborto durante o poco después de las revelaciones de casos masivos de abuso sexual. Chile e Irlanda históricamente fueron algunos de los países más católicos del mundo, pero han sufrido enormemente debido a las presiones combinadas de la secularización cada vez más agresiva de la cultura dominante y la desilusión de muchos católicos con una miembros de la Iglesia que perpetraron y encubrieron innumerables casos de abuso sexual.

La reciente exposición del Cardenal McCarrick y las increíbles consecuencias, hacen recordar otra oportunidad en que el Cardenal McCarrick estuvo en las noticias y causaba un grave escándalo a la Iglesia.

Era 2004, y recién salía de la facultad de derecho; Estaba empezando a trabajar en el movimiento pro-vida en American Life League. Recuerdo que la primera tarea que la Sra. Judie Brown me dio fue redactar y traducir al español un folleto informativo sobre la necesidad de negar la comunión a los políticos a favor del aborto basados en la ley canónica 915.

Fue una tarea desalentadora dada mi conversión relativamente reciente a la fe católica, y el hecho de que mi entrenamiento fue en derecho civil en oposición a la ley de la Iglesia. Pero tiene perfecto sentido para mí. Si los católicos realmente creen que el aborto es la matanza intencional de un niño, ¿cómo podrían las personas que son defensoras activas de este horrendo crimen estar en comunión con la Iglesia?

En ese momento, el político pro aborto más notorio era el senador John Kerry, quien mientras se postulaba para la presidencia se describía a sí mismo como un católico en buena posición y se jactaba de haber sido monaguillo. American Life League tuvo el coraje de llamar al Cardenal McCarrick por permitir que este notorio político pro-aborto recibiera la comunión en Washington DC. En entrevistas antes de las elecciones, McCarrick había declarado que «no estaba cómodo» negando la comunión a los políticos en base a su postura sobre el aborto, por lo que American Life League sacó un  anuncio de página completa en el Washington Times que mostraba a Jesús en la cruz que pregunta al «Cardenal McCarrick: ¿Está cómodo ahora?»

En ese momento, me pareció que se trataba de una estrategia agresiva, y tal vez incluso poco caritativa. Pero como ahora es tan dolorosamente claro para todos los católicos, los delitos graves requieren graves consecuencias, y el Cardenal McCarrick merecía mucho más que un anuncio crítico de página completa.

Recuerdo haber explicado esta campaña a mis amigos no católicos en ese momento de la siguiente manera: imagínense si abusar de los niños se volvió legalmente aceptable en nuestra sociedad (como lo había sido en la antigua Grecia) y que fue apoyado abrumadoramente por uno de los dos partidos políticos (como el aborto es por el partido Demócrata de hoy), ¿deberían los funcionarios de la Iglesia salirse con la suya permitiendo que los defensores del abuso infantil reciban la comunión para evitar politizar la Santa Cena, como afirmaron el Cardenal McCarrick y su personal?

Poco sabía que lo que pretendía como analogía estaba sucediendo realmente, de hecho fue incluso peor de lo que imaginaba en mi analogía porque McCarrick no solo daba cobertura moral católica a un defensor político del asesinato de niños, él mismo era un abusador de niños y un promotor y habilitador de otros abusadores.

La corrupción de McCarrick alcanzó tal nivel, que cuando el Cardenal Ratzinger le ordenó comunicar a los obispos estadounidenses que iban a dejar de admitir a los políticos pro aborto a la comunión, McCarrick  retuvo el memorándum del Cardenal Ratzinger y mintió a sus compañeros obispos, declarando que dependía de cada obispo decidir.

El modus operandi de cómo McCarrick trató la comunión para los defensores del aborto es inquietantemente similar a las acusaciones hechas por el arzobispo Viganó en su reciente testimonio sobre el manejo del abuso infantil por parte de muchos en la jerarquía de la Iglesia. Primero, un grave pecado moral nacido de un profundo desorden se perpetra a través de un abuso de poder. Entonces, se forma una conspiración entre los culpables aprovechando la grave inmoralidad compartida a fin de amasar más poder y endurecer la conspiración. Por último, un patrón de corrupción se orquesta con zanahorias y palos similares a los de la mafia para evitar el descubrimiento de los crímenes mientras se acumula cada vez más poder en niveles cada vez más altos en la Iglesia.

El acto de aborto también comparte muchas similitudes con el acto de abuso infantil por parte de un sacerdote. Si bien el aborto claramente termina con la vida del niño en el útero, también implica la violación de ese aspecto más central de la feminidad, que es la maternidad. Cambia el rol de una mujer de heroica protectora de sus crías a co-conspiradora en el asesinato. También cambia el papel de los médicos y proveedores de atención médica, desde curadores hasta asesinos. Del mismo modo, el abuso sexual por parte de sacerdotes viola el aspecto más central de la vocación de un sacerdote, que es ser pastor y protector de su rebaño. Con el abuso sexual por parte de los sacerdotes, quien debería haber estado protegiendo a los más vulnerables del rebaño a menudo se convierte en la fuente de perdición para muchos.

Las consecuencias del movimiento pro-vida en los Estados Unidos aún están por verse. Durante décadas, el pueblo estadounidense ha sido más pro-vida que los tribunales (o sus conferencias episcopales) han permitido que lo sean. Miles de miles de leyes han sido anuladas por tribunales pro-aborto que aseguran casi el 100% de cobertura para la industria del aborto bajo demanda. Pero, ¿y si, como resultado de los casos clericales de abuso sexual homosexual, incluso estos intentos fallidos de aprobar leyes pro-vida imperfectas son abandonados por la mayoría de los Estados Unidos?

¿Qué pasa si después de 40 años de intentar cambiar la composición de la Corte Suprema, finalmente conseguimos un tribunal dispuesto a revocar Roe v. Wade, y luego resulta que la cultura secularista y la jerarquía católica ha destruido la Iglesia a tal punto que ya no existe el deseo de prohibir el aborto? ¿Qué pasa si el aborto depende de los estados (el escenario legal más probable) pero cada estado se convierte en Massachusetts?

¿Qué pasa si Estados Unidos pasa de ser la cuarta nación católica más grande, y la más financieramente generosa, a convertirse en una versión nacional de la Arquidiócesis de Boston, un páramo de católicos nominales?

Lo que está claro más allá de toda duda es que parte de la jerarquía de la Iglesia Católica se ha corrompido y mientras más pronto salga la verdad completa, más pronto podremos comenzar a reconstruir la Iglesia. No será fácil y no será rápido, pero tenemos la certeza de que pastores valientes e incontables sacerdotes y religiosos se pondrán de pie y la defenderán y nos recordarán que «¡Cristo nunca abandonará su Iglesia! La generó en ¡Su Sangre y continuamente la revive con Su Espíritu! »

Dios ayúdanos.

(Publicado en LifeSite News)

Prev Next

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...

El catolicismo y las religiones

Autor: Francisco GARCÍA, catedrático de Química

Una de las constantes observadas en las religiones antiguas es la evolución de los dioses con el(...)

Leer más...

Existe Dios y me doy cuenta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Tiene su chispa el fraile capuchino Cantalamessa. La semana pasada, hablando a la Curia vaticana, citaba a un ateo, Sartre. Y recordaba de(...)

Leer más...

La naturaleza como fundamento de la vida…

Autor: Enrique MARTÍNEZ, doctor en Filosofía

Afirma el filósofo y psicoanalista lacaniano Slavoj Zizek que(...)

Leer más...

Política, emigración y paz

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Vaticano ha dado a conocer el mensaje del Papa para la Jornada Mundial de Oración por la Paz, que, como todos los(...)

Leer más...

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!Leer más...

Los padres ante los adolescentes

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Para educar bien es preciso tener una idea clara del modelo de persona que se persigue, es decir, enseñar a poder saber qué(...)

Leer más...

Los otros mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a(...)

Leer más...

Agua, agricultura, alimentación. Constru…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dando efusivamente las gracias a cuantos han(...)

Leer más...

Robert Spaemann, el último gran filósofo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Robert Spaemann era el filósofo más cercano a Benedicto XVI, su amigo y coetáneo. Falleció el 10 de diciembre a los 91 años,(...)

Leer más...

La Tierra Prometida es un recién nacido …

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si(...)

Leer más...

Los riesgos del momento presente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se han producido dos graves ataques contra obispos. Uno ha tenido lugar en Filipinas y el otro en Nicaragua. Desde extremos(...)

Leer más...

La sabiduría se cobija en el sentido com…

Autor: Francisco PÉREZ, arzobispo de Pamplona-Tudela

Ante tantas propuestas ideológicas interesadas ha llegado la triste(...)

Leer más...

En Italia se derrumban los nacimientos y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Justamente el día en el que se(...)

Leer más...

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry(...)

Leer más...

Sobre la verdad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye(...)

Leer más...

Pío XI, los cristeros mexicanos y la Cru…

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

La persecución a los católicos mexicanos, así como la heroica resistencia(...)

Leer más...

Informe 2018 sobre la libertad religiosa…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En las casi 900 páginas de su último informe sobre la libertad religiosa en el mundo, publicado hace unos días, la fundación de(...)

Leer más...

Guerra civil y acoso externo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hace tres semanas dediqué este comentario a la situación en que viven muchos cristianos, perseguidos sistemáticamente por su fe. Poco después el Papa(...)

Leer más...

El balancín que me levanta

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me dijo en cierta ocasión un amigo psicólogo que “primero se vive y luego se aprende a vivir”. A mis 82 años espero(...)

Leer más...

Descristianización y crisis de Occidente

Autor: Josep MIRÓ, sociólogo

La crisis de las instituciones políticas de la mayor parte de Occidente es, en último término, una crisis de la concepción neoliberal y(...)

Leer más...

Gritar, responder, liberar

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Al final del Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco instituyó la Jornada Mundial de(...)

Leer más...

Alta tensión en Estados Unidos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las asambleas plenarias de las Conferencias Episcopales suelen generar pocas noticias de alcance mundial. Es interesante saber quién ha(...)

Leer más...

¿Realmente Jesús tuvo hermanos carnales?

Autor: Jesús URONES, escritor

Quizás uno de los temas más controversiales de la teología católica y que más nos discuten los no católicos(...)

Leer más...

La vergüenza ante monseñor Shao Zhumin

Autor: Bernardo CERVELLERA, sacerdote director de Asia News

Era de esperar.(...)

Leer más...

Sinodalidad humeante

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Más que Iglesia sinodal. Después de haber Leer más...

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...