Text Size
Wednesday, November 14, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones, el famoso Domund, que busca promover el compromiso de los cristianos para que el anuncio del Evangelio, junto con la promoción social que él conlleva, llegue a todos los rincones del planeta. Este añol o hace con el lema “Cambia el mundo”. Y es que, efectivamente, los misioneros ayudan a cambiar el mundo de un modo muy especial. Veámoslo con algún detalle. Cambian el mundo integralmente. Anunciar el Evangelio significa llevar la Buena Noticia a todos los seres humanos y a todo el ser humano.

Cuando a Jesús le preguntan sobre su actuación, se remite a la experiencia concreta, a lo que todos pueden oír y ver: “Ciegos recobran la vista, cojos caminan, leprosos quedan limpios, sordos oyen, muertos resucitan, pobres reciben la buena noticia” (Mt 11, 5). Hoy en día, hay más de mil territorios de misión, en los que la Iglesia sostiene casi 27.000 instituciones sociales (comedores, hospitales, dispensarios, orfanatos, residencias de ancianos, guarderías, centros para personas con discapacidad y otros). Todo eso forma parte de una evangelización integral. Cambian el mundo eficazmente. No es la eficacia de las grandes corporaciones multinacionales, sino la fecundidad de un poco de levadura que hace fermentar toda la masa de harina (Mt 13, 33) o de un pequeño grano de mostaza que ofrece un espacio para que los pájaros puedan anidar en sus ramas (Mt 13, 32). Es la semilla que cae en tierra fértil y da fruto abundante, a veces cien, a veces sesenta, a veces treinta (Mt 13, 7). Por ejemplo, con la generosidad de los españoles, que el año pasado aportaron más de 11 millones de euros al Domund, este año se han podido apoyar 644 proyectos misioneros en 44 países. Y sabemos que es un dinero que, efectivamente, llega a su destino y se emplea generosamente hasta el último céntimo.

 

Cambian el mundo silenciosamente. En nuestra época, parece que lo importante es la apariencia. Basta que un ‘famoso’ se acerque a algún poblado africano para que aparezca en los titulares de los medios de comunicación. Pero el trabajo humilde y callado, abnegado y discreto de miles de misioneros y misioneras, durante décadas, apenas recibe el reconocimiento debido en la sociedad o en los grandes foros internacionales. Actualmente hay unos 12.000 misioneros españoles trabajando en 32 países a lo largo y ancho de todo el mundo. De ellos, más de la mitad son religiosas que, con fidelidad encomiable, saben estar en los lugares más difíciles y alejados, mostrando que “hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En Ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes” (Evangelii Gaudium, n. 288). Esto nos muestran, en silencio cotidiano, nuestras misioneras y misioneros. Cambian el mundo encarnadamente. Siguiendo una sabiduría evangélica muy básica y central, el estilo misionero actúa desde abajo y desde dentro. Como Jesús, “que se hizo semejante a los hombres” (Flp 2, 7), los misioneros conviven con su pueblo, aprenden su lengua y se introducen en su cultura. Así pueden decir con verdad que “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo” (Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes, n. 1). La misión es encarnada e inculturada, precisamente porque la encarnación y la inculturación son ya misioneras.

Vivimos en un mundo, desgraciadamente, aún desgarrado por el hambre y la miseria. Es un escándalo que, alrededor de 821 millones de personas en nuestro planeta, carezcan del pan cotidiano. La gran mayoría de estas personas se encuentran en lo que llamamos territorios de misión. Allí, junto a los más pobres de esta tierra, los misioneros y misioneras realizan una benemérita labor. Nuestros misioneros se convierten, para los más olvidados y desfavorecidos, en buenos samaritanos que los atienden, socorren y acompañan. Ellos llevan a cabo esta obra porque experimentan lo mismo que Jesús junto al lago de Galilea: “al ver la gran multitud, sintió compasión y curó a muchos enfermos” (Mt 14, 15). También ellos escuchan las palabras dirigidas a los discípulos: “No hace falta que se vayan, dadles vosotros de comer” (Mt 14, 16). Y así, con sus humildes cinco panes y dos peces, con su inmensa fe, con su fidelidad a prueba de bombas, con el apoyo de la Iglesia universal y con la presencia permanente del Señor Jesús, nuestros hermanos misioneros logran realizar, cada día, un milagro, el milagro que brota del amor generoso y constante.

Es un milagro que cambia el mundo. No porque, de un plumazo o con una varita mágica, logren erradicar definitivamente el hambre del mundo. Es un milagro porque su quehacer muestra el signo encarnado de la misericordia entrañable de Dios, que no abandona a su pueblo. Es un milagro porque abre a la esperanza, da cuerpo a la caridad y refuerza la fe. “Una auténtica fe –que nunca es cómoda e individualista– siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra” (Evangelii Gaudium, n. 183). En definitiva, los misioneros y misioneras cambian el mundo de una manera integral, eficaz, silenciosa y encarnada. ¿Quieres apoyarlos? Con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones, y concretamente en el domingo del Domund, puedes hacerlo. Con tu oración, con tu tiempo, con tu colaboración económica. Logremos con nuestra ayuda que los misioneros sigan ayudando a los que están en las orillas de la vida y el progreso. No hay tiempo que perder.

(Publicado en la revista "La Verdad", de la Archidiócesis de Pamplona-Tudela)

Prev Next

Aborto, la batalla continùa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las recientes elecciones norteamericanas, además de dirimir quién manda en el Congreso y en el Senado, han tenido como protagonista menor pero muy(...)

Leer más...

Una cosa es el capitalismo y otra el lib…

Autor: Germán MASSERDOTTI, economista

En un editorial reciente aparecido en el prestigioso diario argentino La Nación, se afirma(...)

Leer más...

Sardanápalo y la Iglesia actual

Autor: Alonso GRACIÁN, filósofo

Mucho tiempo ha pasado desde que el gran Don Juan de Borja, allá por 1680, escribiera como lema de una de sus Empresas(...)

Leer más...

Justicia, odio, venganza

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de Culto Divino

En mi juventud escuché un refrán(...)

Leer más...

Espadas en arados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hay una escultura, en la entrada de la sede de la ONU en Nueva York,(...)

Leer más...

Diálogo con condiciones

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana ha sido noticia, una muy buena noticia, la absolución a Asia Bibi del cargo de blasfemia que se le imputaba. Esta(...)

Leer más...

La destrucción del catolicismo en Brasil…

Autor: Vicente MONTESINOS, escritor

El fenómeno de la realidad católica en Brasil; de la creciente ocupación de espacios religiosos por la sectas evangélicas en dicho país, y(...)

Leer más...

El Sínodo de la "sinodalidad"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Sínodo de los obispos sobre los jóvenes ha terminado y, salvo algunas expresiones folclóricas como la de ver a los obispos bailando,(...)

Leer más...

Papa Pablo VI: santo

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El domingo 14 de octubre fue canonizado en Roma por el Papa Francisco el Papa Beato Pablo VI junto al(...)

Leer más...

Pablo VI, santo

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para sonrojo de la humanidad, recientes estadísticas han puesto de relieve que actualmente 821 millones(...)

Leer más...

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-,(...)

Leer más...

Soberanía de la Fe

Autor: Hernán VERGARA, escritor

Es difícil para los hombres de hoy, tomados por sus urgencias pasionales, por sus dificultades económicas, por(...)

Leer más...

Aquellas revelaciones sobre la gran apos…

Autor: Aldo María VALLI, periodista

"Ha llegado la hora de la gran apostasía. Leer más...

Monseñor Viganó responde al cardenal Oue…

Autor: Carlo María VIGANÒ, ex nuncio en Estados Unidos

En la memoria de los Mártires de América del Norte

Leer más...

El Evangelio diferente

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la Carta a los Gálatas San Pablo escribe: «No es(...)

Leer más...

Pablo VI y la FAO

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El domingo, en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el(...)

Leer más...

Señales contradictorias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras el Sínodo sobre los jóvenes sigue adelante, en medio de un silencio que se justifica oficialmente diciendo que así los obispos pueden expresarse con más libertad,(...)

Leer más...

Carta abierta del cardenal Ouellet a mon…

Autor: Marc OUELLET, cardenal prefecto de la Congregación de Obispos

Querido hermano Carlo Maria Viganò,

Leer más...

Un Sínodo decisivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Ha comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la juventud y la pastoral vocacional. Un Sínodo que ha nacido marcado por la polémica.(...)

Leer más...

Domund 2018 ¿Quieres cambiar el mundo?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como cada año desde 1926, se acerca en octubre la Jornada Mundial de las Misiones,(...)

Leer más...

Un Sínodo fuera de la pista. Las crítica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy comienza un sínodo con un título(...)

Leer más...

China, la historia juzgará

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Durante el vuelo de regreso a Roma, terminada su visita a los Países Bálticos, Su Santidad el Papa contestó a la pregunta de(...)

Leer más...

Una fractura ortodoxa con serias consecu…

Autor: George WEIGEL, escritor

Con el catolicismo enredado en una crisis de abusos sexuales y complicidad episcopal que llega a los más altos niveles de la Iglesia,(...)

Leer más...

La puerta abierta al diablo: el laicismo

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En un artículo publicado el 18 de Septiembre, el diputado socialista(...)

Leer más...

Sumisión. El acuerdo fantasma entre la S…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Todo lo que se sabe -y lo(...)

Leer más...

Pensamientos sobre el Instrumentum Labor…

Autor: Charles CHAPUT, arzobispo de Philadelphia

Durante los pasados meses he estado recibiendo muchos emails y cartas de laicos, clérigos, teólogos y otros intelectuales, jóvenes y viejos,(...)

Leer más...

Mundanización y espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque no cesan las noticias deplorables que muestran las llagas de la Iglesia -escándalos, división interna, autoritarismo-, quiero reflexionar hoy sobre una cuestión(...)

Leer más...

Transparencia, privacidad, reserva, disc…

Autor: Jorge MEDINA, cardenal prefecto emérito de la Congregación para el Culto

Diversos acontecimientos recientes(...)

Leer más...

Ortodoxia y prudencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de la tensión que se vive en la Iglesia, esta semana han resonado de forma especial las palabras del secretario del(...)

Leer más...

Veinte años de "Fides et Ratio"

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

«La fe y la razón son como las(...)

Leer más...

¿Economía financiera o economía real?

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nuestro mundo vive una encrucijada marcada por logros relevantes en diversos sectores, con las consiguientes(...)

Leer más...

Las barbas del vecino

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras siguen los problemas en la Iglesia y, sobre todo, en(...)

Leer más...

La crisis católica de abuso sexual afect…

Autor: Gualberto GARCÍA, escritor

¿Existe un vínculo directo entre el abuso sexual homosexual clerical y(...)

Leer más...

Santa Mónica

Autor: Manuel MORALES, agustino

Es una de esas figuras que tendremos que “rehabilitar”, santa Mónica. Se resiste uno a seguirla viendo vestida de medio monja, casi de(...)

Leer más...

Presunción de inocencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La actualidad eclesial de esta semana ha estado dominada por un único asunto: la carta del ex nuncio en Estados Unidos, monseñor Viganò,(...)

Leer más...

Una oportunidad de curación para la Igle…

Autor: Francisco José CONTRERAS, escritor

Me ha costado mucho escribir este artículo. “No hay que perturbar la fe de los sencillos” (Ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos(...)

Leer más...