Text Size
Thursday, June 20, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Pablo VI y el "espíritu del Concilio"

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Pablo VI, San Pablo VI, fue canonizado por el Papa Francisco, junto a otros seis santos más -entre ellos monseñor Romero-, el día 14 de octubre. Con este motivo su figura ha vuelto a ponerse de actualidad y, sobre todo, la encíclica “Humanae vitae”, que fue la última que escribió (1968) y la más polémica, aunque aun le quedaban diez años antes de entregar su alma a Dios.

Pablo VI, o el Papa Montini como algunos gustan llamarle, sucedió a San Juan XXIII en 1963, cuando el Concilio Vaticano II sólo llevaba celebrada una sesión. A él le tocó presidir las tres restantes, clausurarlo y poner en marcha las medidas para su aplicación. Ya durante el Concilio escribió la primera de sus siete encíclicas, “Ecclesiam suam” (1964), que mostraba la línea programática de lo que sería su pontificado: el diálogo para evitar rupturas. Es curioso que en cinco años escribiera siete encíclicas (dos dedicadas a la Virgen, una a la Eucaristía, una encíclica social -la “Populorum progressio”- y una dedicada a defender la necesidad del celibato sacerdotal), pero que a partir de la “Humanae vitae”, ya no escribiera ninguna más, como si el fortísimo rechazo que experimentó con ésta le hicieran replantearse, al menos espiritualmente, si lo del diálogo no estaba siendo aprovechado por muchos para introducir el veneno de la herejía dentro de la Iglesia. De hecho, fue en un momento tan solemne como la fiesta de San Pedro y San Pablo de 1973, cuando pronunció aquello de “por alguna grieta, ha entrado el humo de Satanás en el Templo de Dios”. Una frase así no se pronuncia sin pensarla bien, sobre todo si a continuación se afirma, describiendo la Iglesia de entonces: “Hay dudas, incertidumbre, problemática, inquietud, insatisfacción, confrontación”.

Pero, ¿Cuál fue la causa de todo esto? ¿Qué llevó a un hombre culto, dialogante, pacifico a irse angustiando según pasaban los años, hasta el punto de parecer que tiraba la toalla y dejaba hacer porque ya no tenía fuerzas para oponerse a esa marea laicista que, en esa misma famosa homilía, le llevó a reconocer: “Hemos perdido los hábitos religiosos, hemos perdido muchas otras manifestaciones exteriores de la vida religiosa”? Su sensación de fracaso muy probablemente procedía del choque entre el Concilio Vaticano II y lo que se conoció poco después como “el espíritu del Concilio”. Los documentos del Vaticano II que hoy conocemos se deben a su firme oposición a la mayoría progresista que llevaba a la asamblea conciliar hacia rutas cercanas a la herejía y en abierta ruptura con la Tradición de la Iglesia e incluso con la Palabra de Dios. Una y otra vez, Pablo VI advirtió al grupo dirigente de esta mayoría que él no estaba dispuesto a firmar aquellos documentos conciliares que no fueran auténticamente católicos. Se llegó así a un delicado y difícil entendimiento entre los progresistas y el Pontífice, que hizo en todo momento de guardián de la ortodoxia y que cedió en todo lo que pudo ceder para no hacerlo en lo que no podía ceder. Pero aquella victoria de Pablo VI, aquel consenso, pronto se demostró al menos parcialmente inservible. Apenas terminado el Concilio, los que más lo defendían lo empezaron a arrinconar precisamente en nombre de ese evanescente e inconcreto “espíritu del Concilio”. En el nombre del Concilio se hacían cosas que no estaban en los textos del Concilio, pero que, según los que habían mandado en él, deberían haber estado si Pablo VI no se hubiera entrometido. Así, el “espíritu del Concilio” se convirtió en el mantra que se citaba a todas horas y para todo, en la excusa para justificar todos los desmanes y no sólo litúrgicos. Y Pablo VI, desbordado y martirizado por lo que veía, sólo pudo intentar una defensa numantina desde su asediado “cupulone” vaticano para que al menos los textos magisteriales fueran fieles a la tradición de la Iglesia. La “Humanae vitae” le hizo ver lo inmenso de su soledad y a partir de ahí, debido a su delicado carácter y a su edad, se limitó a sufrir, a ofrecer y a intentar frenar los más evidentes errores que se multiplicaban por toda la Iglesia.

Pero aquel “espíritu del Concilio”, aquella nube inconcreta que servía de excusa para lo que fuera, estuvo a punto de ser derrotada cuando, para sorpresa de los que creían tenerlo todo bien atado, fue elegido sucesor de Pedro San Juan Pablo II. Pero no murió. Se camufló, siguió actuando, se disfrazó de dócil obediencia, para volver a dar la cara, más fuerte que nunca cuando consideró que había llegado el momento. Este es el tiempo que vivimos. Un tiempo que puede considerarse de confusión pero que, por el contrario, es de una gran lucidez, porque sale a la luz lo que estaba escondido y aquellos que habían medrado aparentando ser fieles se quitan, por fin la careta. Ahora sí se ven los dos bandos abiertamente. El del Concilio Vaticano II y ese que nunca lo aceptó -y no me refiero a los tradicionalistas-, ese bando que siempre renegó de un Concilio que le pareció insuficiente. El Concilio contra el “espíritu del Concilio”, que ha sido y sigue siendo su peor enemigo.

Que San Pablo VI, desde el cielo, nos ayude en esta batalla definitiva.

Prev Next

El tren de la Amazonía ya ha salido. Pró…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La diversidad sexual y la voluntad de Di…

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

“Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los(...)

Leer más...

En defensa de la familia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Desde el primer momento de su pontificado, Su Santidad el Papa Francisco ha dejado claro de forma inequívoca su frontal oposición a(...)

Leer más...

Benedicto XVI: "Los Estados tienen el de…

Autor: Fernando PÉREZ-BUSTAMENTE, periodista

Llevamos mucho tiempo con una polémica abierta(...)

Leer más...

Eutanasia, derrota para todos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana ha sido sometida a eutanasia una adolescente holandesa, Noa, víctima de(...)

Leer más...

¿Vivimos una hora de esperanza?

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Respondo a la pregunta del título rotundamente: sí,(...)

Leer más...

Chantaje al Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La actualidad eclesial de esta semana ha estado acaparada por la entrevista que el Papa Francisco concedió a la cadena de televisión(...)

Leer más...

Archipiélgago Gulag en Rumanía. Lo que n…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mañana, viernes 31 de mayo, el papa Francisco viajará a Rumania y el domingo 2 de junio, último día de su Leer más...

Obispo alemán amenaza con "una ruptura m…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El muy progresista y renovador obispo de Essen, Franz-Josef Overbeck, advierte de una “ruptura(...)

Leer más...

Europa al voto. Pero también la Iglesia …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy, domingo 26 de mayo, se cierran(...)

Leer más...

La hora de África

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La semana pasada dediqué este comentario a las matanzas de cristianos que están teniendo lugar en África, ante la pasividad e indiferencia(...)

Leer más...

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...

El agua sucia y el niño

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El motu proprio que acaba de publicar el Papa, dando indicaciones a los obispos sobre cómo deben comportarse ante los abusos sexuales(...)

Leer más...

¿Por qué el Papa Francisco no es un here…

Autor: Thomas WEINANDY, teólogo capuchino

Diecinueve teólogos y expertos han publicado recientemente una carta(...)

Leer más...

Resucitado "según las Escrituras". Una h…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus(...)

Leer más...

Alemania es el (ruinoso) futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Universidad alemana de Friburgo ha llevado a cabo un estudio sobre el futuro del cristianismo en Alemania. Tanto católicos como luteranos(...)

Leer más...

Acusaciones de herejía contra el Papa

Autor: Bruno MORENO, escritor

El pasado 30 de abril, un grupo de(...)

Leer más...

Madres e hijos, con los pies en la tierr…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede en la FAO

Desde hace dos lustros, cada 22 de abril se conmemora el(...)

Leer más...

El llanto de Pedro

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Uno de los pasajes que la Pasión de Nuestro Señor ofrece a nuestra consideración es(...)

Leer más...

La luz de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las celebraciones de Semana Santa han desplazado la actualidad hacia los grandes misterios de la muerte y resurrección del Señor. Pero, mientras(...)

Leer más...

Aprended de mí

Autor: Kofi ADZAKLUI, religioso FM

La vida cristiana es un largo camino en pos de Jesús de quien nos brota el don de la fe. Y ser(...)

Leer más...

La fidelidad del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

Estamos inmersos en la cultura de la huida: huimos de los problemas para no enfrentarlos, huimos de nuestras obligaciones para exigir solamente(...)

Leer más...

Hijos del sol y de la luz

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me pasa un amigo su libro de trofología (la ciencia de la alimentación), y leo esta sentencia: “El hombre es hijo del sol(...)

Leer más...

El mayor dolor y el mayor amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12),(...)

Leer más...

Raíces, flores y frutos del mal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al leer y releer el ensayo de 19 páginas del Papa Benedicto XVI sobre las causas de la pederastia en el clero, he(...)

Leer más...

Pascua amarga en China

Autor: Sandro MAGISSTER, periodista

El régimen chino aplica su Leer más...

Escuchar y enseñar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Posiblemente siempre ha pasado igual. Hay términos o conceptos que se ponen de moda y que se convierten en banderas discutidas, defendidos por(...)

Leer más...

Carta abierta al cardenal Reinhard Marx

Autor: George WEIGEL, escritor

Su Eminencia, he seguido con interés su reciente anuncio de un(...)

Leer más...

Los nuevos mártires de África

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

Seis mil cristianos de Nigeria han sido asesinados por los musulmanes en los últimos meses. Ante esta tragedia, lo primero que me pregunto es ¿por qué(...)

Leer más...

Pederastia y diálogo con el islam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Casi con un pie en el avión que le lleva a Marruecos, país de abrumadora mayoría musulmana que visitará este fin de semana,(...)

Leer más...

Odio teológico

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que(...)

Leer más...

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...