Text Size
Monday, March 18, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Descristianización y crisis de Occidente

There are no translations available.

Autor: Josep MIRÓ, sociólogo

La crisis de las instituciones políticas de la mayor parte de Occidente es, en último término, una crisis de la concepción neoliberal y de la liberal progresista que ha pretendido darle respuesta. Pero en la raíz del problema se encuentra la destrucción de la identidad personal y colectiva, que procuraba el reconocimiento familiar y social, generador de la dignidad sentida, que ha sido arrumbado o, como mínimo, está maltrecho.

En esta dinámica de destrucción, el proceso de descristianización social e individual ha tenido una función relevante porque ha dañado un aspecto muy profundo de la identidad: la de la experiencia y el sentido religioso, que arrastra en la caída las dimensiones morales y culturales de la sociedad y de las personas. La sociedad occidental, no toda, sí una parte importante de la misma, ha dejado de ser cristiana.

 

Viene de atrás: Péguy, con visión profética, ya se refería a ello. Decía que los pecados ya no eran cristianos porque la sociedad ya no lo era. Porque, mejor o peor, la sociedad situada dentro del marco de referencia cristiano se siente sujeta a unos cánones, y posee un tensor moral y espiritual que, como la gravedad y el cambio de caudal en los desbordamientos de los ríos, permite que el agua vuelva a su cauce. Hay pecado, sí, puede ser grande, evidente, pero hay sentido de culpa, y por consiguiente de arrepentimiento y reparación. Esa es la fuerza regeneradora del cristianismo, no solo la evitación de la falta, sino especialmente la aceptación de la culpabilidad y la respuesta reparadora.

Es lo que se ha perdido en la sociedad acristiana. No nos engañemos, eso es la secularización. En ella nadie debe sentirse culpable –como señala el gran negocio de los manuales de autoayuda– porque es una losa insoportable, y por ello las culpas siempre se desplazan hacia el otro. No hay nada que reparar, y sí que criticar y descalificar en el otro, siempre culpable. De ahí la contradicción de que en un Estado de derecho y en una cultura que se proclama defensora de los derechos humanos, la presunción de inocencia esté desapareciendo, y las modificaciones del código penal siempre vayan en la línea de acentuar las penas. Es una sociedad dotada de unas concepciones que no otorgan a sus ciudadanos la fuerza interior para sentirse responsablemente culpables. El bien ya no es una realidad que nos manda, sino la preferencia que nos resulta cómoda.

Sin Dios, la sociedad cristiana pierde la capacidad de trascender, y no solo hacia arriba, sino horizontalmente en la relación entre unos y otros. Entonces el individuo se convierte en un ser auto-referenciado cada vez más posesivo. El amor ya no es la llamada a la entrega, sino la exigencia de recompensa. El desastre en el orden secular de la descristianización es inmenso, individual y colectivamente, y agrava tanto la crisis de identidad como la virulencia de las reacciones, porque algunas de ellas, reivindicando para sí el cristianismo, están contaminadas también por aquella descristianización, en lo que afecta a su esencia, a la condición de amar al prójimo. Trata al otro como quieres que te traten a ti es la regla de oro de la ley natural que Jesucristo enseña (Mt 6,12), que la cultura desvinculada ha sustituido por un “trátame a mí como yo quiero, que a ti te trataré como me complazca”.

Y en este mar revuelto y cada vez más caótico de la ideología de la concupiscencia, la de creer que la realización personal es una cuestión de posesión del otro para satisfacción propia, del dinero, del poder, y que cuando no resulta así él es culpable, ha terminado por imperar una ideología irracional: la perspectiva de género, una ideología que destruye la identidad humana en su dimensión fundamental, su naturaleza, con la pretensión de sustituirla por una construcción cultural que, como tal, solo es posible mediante el formateado de las mentes y la ingeniería social, y que ha transformado al feminismo, trasmutando su lógica de igualdad de derechos comunes a las personas en una delirante paridad que iguala lo distinto, hasta alcanzar una visión supremacista del poder femenino que, convertido en proyecto político, proclama el poder femenino y condena al hombre como tal hombre. Ahí, el común denominador de seres humanos, de personas, desaparece bajo una dialéctica de enfrentamiento político de mujer contra hombre, en la que las patologías humanas se han transformado en razones políticas.

Prev Next

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...

El doble juicio del cardenal Pell

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El veredicto de culpabilidad contra el cardenal Pell en Australia, que será recurrido, plantea interrogantes graves sobre la presión mediática en juicios sobre(...)

Leer más...

Mujeres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 8 de marzo se ha convertido desde hace años en un referente mundial para(...)

Leer más...

La lección de Caín y Abel

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre pederastia en la jerarquía de la Iglesia, que se ha celebrado en Roma, ha tenido como concepto clave por parte(...)

Leer más...

Segundo día de la cumbre. Con nuevas acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A continuación presentamos cinco apuntes del cuaderno(...)

Leer más...

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...

Venezuela, una vez más

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Venezuela, una vez más. Y no por algo bueno, aunque(...)

Leer más...

El mundo ideal de Henry Complaintkovick

Autor: Antonio GUTIÉRREZ, sacerdote FM

Henry Complaintkovick se había hecho el hombre más rico del mundo. Era un hombre íntegro, inteligentísimo, bien educado, de buen corazón, pero(...)

Leer más...

Conversión y unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha escrito una larga carta -ocho páginas- a los obispos norteamericanos, aprovechando que estaban reunidos en un retiro, en la(...)

Leer más...

Terremoto en los medios vaticanos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que no se logró en tres(...)

Leer más...