Text Size
Monday, March 25, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La Tierra Prometida es un recién nacido en Belén

There are no translations available.

Autor: David SOLÍS, académico

Los Tres habían esperado este momento: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es verdad, entremedio ocurrió el pecado original, pero si el hombre no hubiese pecado, de todas maneras, ellos hubieran elegido estar aquí. Nada es comparable a trabajar la herencia de mi Padre, declararía posteriormente el Hijo.

El niño recién nacido observa por primera vez, con sus ojos sorprendidos, sus manos estiradas y torpes, el rudo techo de esa cueva, los hocicos de esos animales cuyo calor percibe y, sobre todo, la dulce sonrisa de esa mujer que es su madre. La vida en la Trinidad está llena de maravillas, sin duda, pero Dios sólo supo esa noche en Belén lo que era tener una madre. Esta facilidad de abandonarse en unos brazos que parecen más amplios que el mundo y más seguros que mil ejércitos custodios, y aquella leche cálida que poco a poco se va transformando en su sangre, en la sangre de un hombre-Dios.

La Trinidad se ha hecho más rica al hacerse hombre, pues este es el momento en que la eternidad comienza a aprender del tiempo y el tiempo empieza a abrirle un espacio a la eternidad. Aquí comienza la salvación del hombre, es verdad, pero también la nueva alegría de Dios. La sorpresa de Dios por sus nuevos amigos. Es el admirabile commercium.

Estos dos jóvenes, María y José, fueron los primeros en ver a Dios: no necesitaron de una contemplación mística ni entrar en un círculo de iniciados, sólo confiaron en el Señor de sus padres hebreos y cuidaron a su hijo recién nacido, que da la ‘casualidad’ de que era el Dios todopoderoso creador del cielo y de la tierra, pero esto, al final, es un detalle. Sólo lo amaron como Señor porque primero lo amaron por ser su hijo. Efectivamente, ya no buscaban el sentido de la vida porque ‘tú, hijo mío y Señor mío, eres el sentido de la vida’; el sentido de la vida ya no es una idea o un misterio, sino un rostro humano hecho a imagen de Dios, un rostro de Dios hecho a imagen del hombre, en todo igual a él, salvo en el pecado.

 

 

 

Este Jesús salva más por ser hombre que por ser Dios o, mejor dicho, salva sólo porque es un Dios en la carne, ya que sólo un Dios en la carne puede salvar a la carne. Nuestra sabiduría y nuestros libros serían puro ‘aire en el aire’ si no se alimentaran de este ‘velloncito de mi carne’ que condensa todo lo que hay que saber, ‘compendio de todos los dogmas’, verbo abreviado, contradictor de todas las herejías y pensamientos insanos del mundo. Todo lo que logran balbucear los sabios está resumido y superado en un pequeño envuelto en pañales, el Señor de los ejércitos, en un pesebre de Belén, cuidado por una niña hebrea de 15 años. La sabiduría yace protegida por el calor de la paja, de la oveja, del borriquito, del buey que también, a su manera, están contentos. La sabiduría, el Verbo encarnado, despierta a José y María a las tres de la mañana. Tiene hambre y quiere que lo abracen.

Los sabios de oriente por fin encuentran paz a sus inquietudes, abandonan sus religiones, sus vapores místicos, los ritos bárbaros, los dioses vengativos, a todos los inventores de mitos, porque vieron en el pesebre el inicio de la ciudad de Dios, la Jerusalén celestial ha comenzado en Belén, donde el rey es grande porque no teme hacerse pequeño. En Belén se acabaron las religiones y comenzó la amistad del hombre y Dios. Ya no es un Dios pensado ni un anhelo infinito, sino un Dios que camina con el hombre y bebe de su vino. Desde este momento la historia del hombre y de Dios no se separarán jamás: el éxito o el fracaso del hombre serán el éxito o el fracaso de Dios.

La tierra prometida de Abraham es la carne prometida y cumplida de Cristo, que ha comenzado a difundir dicha desde esa pesebrera hacia el mundo entero y para toda la historia. No es la encarnación de ayer, de hace 2000 años, la que celebramos en Navidad. Es la encarnación que hasta el día de hoy Jesús disfruta y es dichoso cuando representamos el pesebre: está orgulloso de que nosotros hagamos memoria siempre de que a Dios le gusta ser hombre. Desde ese día, ese rincón perdido de Palestina no ha dejado de ser fuente de esperanza y paz en la tierra para todos los hombres de buena voluntad.

Prev Next

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...

El doble juicio del cardenal Pell

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El veredicto de culpabilidad contra el cardenal Pell en Australia, que será recurrido, plantea interrogantes graves sobre la presión mediática en juicios sobre(...)

Leer más...

Mujeres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 8 de marzo se ha convertido desde hace años en un referente mundial para(...)

Leer más...

La lección de Caín y Abel

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre pederastia en la jerarquía de la Iglesia, que se ha celebrado en Roma, ha tenido como concepto clave por parte(...)

Leer más...

Segundo día de la cumbre. Con nuevas acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A continuación presentamos cinco apuntes del cuaderno(...)

Leer más...

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...