Text Size
Monday, March 25, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los otros mártires

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las declaraciones del cardenal Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, animando a los sacerdotes de la diócesis alemana de Münster, a que hagan objeción de conciencia ante su obispo, el cual les habría mandado dar la comunión también a los protestantes, abre un nuevo capítulo en la reciente y convulsa historia de la Iglesia.

La objeción de conciencia ha estado presente entre los cristianos desde nuestros orígenes. La llevamos a la práctica ante los emperadores romanos y después ante todos los tiranos que han pretendido ocupar el lugar de Dios, mandándonos algo que no podíamos hacer sin traicionar a Jesucristo. Hemos pagado el precio de la sangre por ello. Nuestra historia está llena de mártires, que van desde las jóvenes inocentes como Santa Cecilia o Santa Inés, a los ancianos como San Ignacio de Antioquía, pasando por Papas, obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y una multitud incontable de laicos. Estos mártires son de los primeros siglos y también de nuestros días. No podemos olvidar a San Maximiliano Kolbe, a los cristeros mexicanos o a las víctimas del socialismo y del comunismo en España durante la guerra civil. Hay martirios que no son rojos, sino blancos; es decir, que no implican derramamiento de sangre, pero llevan consigo la pérdida del puesto de trabajo, el ostracismo social o la emigración forzada. En todos esos casos, sin embargo, hay algo en común: los cristianos han hecho y hacen objeción de conciencia contra los poderes del mundo, bien sea porque éstos les mandaban echar incienso ante la estatua del emperador, bien porque les obligaban a realizar abortos.

La novedad, la terrible novedad, es que ahora un cardenal pide a los sacerdotes que hagan esa objeción de conciencia ante su propio obispo y que la hagan para defender lo más sagrado que tiene un sacerdote: la Eucaristía. “Es estrictamente inadmisible negar la sagrada comunión” a los protestantes, ha dicho el obispo, aunque ha matizado que eso sólo se aplicará en algunos casos, previo el consabido y permisivo discernimiento. Un obispo, y no es el único, obliga a sus sacerdotes a hacer algo contra su conciencia -habrá muchos sacerdotes que estén encantados y completamente de acuerdo, pero otros no- y les obliga a ser cómplices de la profanación de la Eucaristía nada menos. No se sabe aún cuántos no obedecerán y qué castigo les espera a los que no obedezcan. Cuando menos serán acusados de promover el cisma en la Iglesia, precisamente ellos que buscan ser fieles a la doctrina de dos mil años y a las Escrituras. ¿Llegarán al extremo de reducirlos al estado laical o de suspenderlos “a divinis”? No sabemos aún, pero lo sabremos. Y, por supuesto, no es el único caso en que la conciencia se ve violentada; aunque para muchos curas dar la comunión a los divorciados vueltos a casar sin nulidad matrimonial sea ya algo habitual, para otros sigue suponiendo una barrera que no pueden cruzar. Y también a éstos les está cayendo ya encima, de un modo u otro, la persecución.

Esta situación se explica por sí misma: Obispos que obligan a sus curas a hacer cosas contra su conciencia y que amenazan con castigos a los que desobedezcan. A esto hemos llegado, aunque no era difícil prever que a esto se llegaría. Mientras nos fuerzan a fijarnos en las terribles consecuencias de la pederastia, se extiende por la Iglesia, como un cáncer, no sólo una herejía que desprecia la presencia real del Señor en la Eucaristía, en nombre de la misericordia, sino que además está decidida a castigar e incluso expulsar a los que no se sometan a ella.

Sólo cabe decirles a los que son víctimas de esta persecución que miren al ejército de los mártires de todos los tiempos. Los tiranos han terminado por caer y la verdad ha prevalecido. Hay que pedir al Dios de la verdadera misericordia que nos dé fuerzas para ser fieles y que no permita que el rencor anide en nuestro corazón. Como dijo Nuestro Señor, el primer mártir, antes de morir en la Cruz: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”.

Prev Next

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...

La "bomba" Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre abusos a menores por parte del clero estuvo precedida por un hecho que pretendía lanzar el mensaje de que la(...)

Leer más...

Sobre la teología del "cómo"

Autor: Stefano FONTANA, catedrático

En la doctrina de la Iglesia el qué(...)

Leer más...

La ira de Dios no es tabú. La admite tam…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras la atención del mundo está atraída(...)

Leer más...

El doble juicio del cardenal Pell

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El veredicto de culpabilidad contra el cardenal Pell en Australia, que será recurrido, plantea interrogantes graves sobre la presión mediática en juicios sobre(...)

Leer más...

Mujeres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 8 de marzo se ha convertido desde hace años en un referente mundial para(...)

Leer más...

La lección de Caín y Abel

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La cumbre sobre pederastia en la jerarquía de la Iglesia, que se ha celebrado en Roma, ha tenido como concepto clave por parte(...)

Leer más...

Segundo día de la cumbre. Con nuevas acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A continuación presentamos cinco apuntes del cuaderno(...)

Leer más...

En la cumbre, la homosexualidad es tabú.…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El 21 de febrero, en la mañana(...)

Leer más...

Dirección espiritual en tiempos sin dire…

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

No es necesario que describa con detalle los tiempos difíciles, llenos de confusión y ambigüedad y, en muchos casos, llenos de cobardía(...)

Leer más...

Culpabilizar a las víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

De nuevo una semana con muchas noticias, de las que voy a comentar sólo dos. La primera es la carta que el Papa(...)

Leer más...

"Tolerancia cero": Santo y seña de una I…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos son los pecados para los que,(...)

Leer más...

Autodeterminación

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nuestra época vincula(...)

Leer más...

Manos Unidas, cinco panes y dos peces

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La primera “Campaña contra el Hambre” lanzada por Manos Unidas tuvo lugar hace ya 60(...)

Leer más...

Del cardenal Müller, una declaración de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

 

Leer más...

Un viaje histórico

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Pasan tantas cosas, no digo en una semana sino a veces en un solo día, que resulta difícil elegir una para comentarla. Por(...)

Leer más...

El exterminio de los campeones

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Entre los éxitos más restallantes del reciente cine español se cuenta Campeones, la(...)

Leer más...

El origen religioso del alfabeto

Autor: Francisco GARCÍA, químico

Cuando me explicaron la primera vez que el primer alfabeto era una invención fenicia, siglo(...)

Leer más...

El futuro del celibato sacerdotal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario semanal, dedicado a reflexionar sobre lo que pasa en la Iglesia, a destacar las hermosas palabras del Papa sobre la Virgen(...)

Leer más...

Desvelando al verdadero San Francisco de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Hace ya unos años escribí sobre la visión empobrecida y casi diríamos que caricaturesca de(...)

Leer más...

María, "influencer" de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Lo que más me ha gustado de la recién clausurada Jornada Mundial de la Juventud han sido dos cosas: el pueblo panameño y la centralidad que ha(...)

Leer más...

¿Es Jesús Emmanuel (Dios con nosotros)?

Autor: Luciana Rogowicz, judía y católica

Leer más...

Leyes liberticidas: Las de violencia e i…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos meses publiqué un artículo cuyo título era «Leer más...

Un Papa "pro life"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los que no leyeron bien “Amoris laetitia”, porque sólo se fijaron en una parte de la misma -para criticarla o para aplaudirla-, no(...)

Leer más...

Por qué el uso ordinario de los "ministr…

Autor: Peter KWASNIEWSKI, sacerdote

En la gran tradición de la Iglesia católica, en sus ritos(...)

Leer más...