Text Size
Sunday, May 26, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Dichosa Navidad y sobrio Año Nuevo

There are no translations available.

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

¡Feliz Navidad y próspero año nuevo! Así suena el saludo que, en estos días, diremos y escucharemos con frecuencia. Está bien y así lo deseo, de corazón, a todas las personas que lean estos párrafos. Pero la expresión tiene también sus limitaciones y ambigüedades desde la perspectiva del Evangelio y, por lo tanto, desde la cercanía a los más pobres.

En cristiano, pedir felicidad nos lleva directamente a las Bienaventuranzas. Felices, dichosos, favorecidos, alegres y agraciados son los pobres, los que pasan hambre, los que lloran, los incomprendidos (Lc 6, 20-23). Al mismo tiempo, el Señor Jesús se lamenta por la suerte de los ricos, los ya satisfechos, los que ríen, los halagados (Lc 6, 24-26). La felicidad evangélica es paradójica y contracultural, más aún en estos tiempos nuestros de consumismo global y desbocado.

Esta invitación a una verdadera alegría está en el corazón de la enseñanza magisterial del papa Francisco, expresada a través de sus grandes documentos programáticos. Incluso en los títulos vemos reflejada esta llamada: ‘La alegría del evangelio’ (‘Evangelii gaudium’), ‘La alegre alabanza al Creador’ (‘Laudato si’‘), ‘La alegría de la familia’ (‘Amoris laetitia’), ‘La alegría y el regocijo de la santidad’ (‘Gaudete et exsultate’). “La alegría del evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría” (EG, n. 1). Esta alegría es expansiva y misionera, “es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie” (EG, n. 23).

Anclados en la cultura del descarte

Sin embargo, en nuestro mundo parece que vivimos más anclados en una cultura del descarte, que llega a considerar “al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar” (EG, n. 53). Es también una cultura del despilfarro, “que genera tantos residuos solo por el deseo desordenado de consumir más de lo que realmente se necesita. (LS, n. 123). Muchas veces, “dado que el mercado tiende a crear un mecanismo consumista compulsivo para colocar sus productos, las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y los gastos innecesarios” (LS, n. 203). Todos tenemos experiencia de ello. Lo triste es que, “mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir” (LS, n. 204). Así, lo que quería ser una feliz Navidad y próspero año nuevo, se convierte en una triste navidad y un año nuevo agobiado y con deudas.

Pensemos, por ejemplo, en el teléfono móvil como icono de nuestro tiempo. En esta temporada navideña, todos habremos visto propaganda comercial al respecto, muchos habremos comprado, regalado o recibido algún teléfono móvil, otros quizá los hemos deseado sin llegar a comprarlo. Es interesante saber que existe la llamada obsolescencia programada, es decir, el proceso por el que los teléfonos se fabrican de tal modo que, pasado un cierto tiempo, queden obsoletos y sea ‘necesario’ cambiarlos. Usar y tirar, de manera preconcebida. Obviamente, este es un modelo costoso para el medio ambiente y muy difícil de sostener en el tiempo, si incorporamos una visión integral con todos los costes asociados.

No se trata, sin embargo, de demonizar un aparato tecnológico que, sin duda, supone un avance y puede ayudar a mejorar la vida, facilitando la comunicación. Pero sí es cierto que “la constante acumulación de posibilidades para consumir distrae el corazón e impide valorar cada cosa y cada momento” (LS, n. 222). Si tomamos el teléfono móvil como ejemplo para pensar en nuestra vida, habría que analizar si el contacto con los de lejos (tele) dificulta la conversación con los de cerca; si nos domina el ruido, el sonido o la voz (fono) o dejamos espacio para escuchar la palabra compartida; si, en definitiva, vivimos dependientes de la agitación (móvil) o si cultivamos la calma y el sosiego para un verdadero encuentro humanizador, con Dios y con los hermanos.

En Navidad celebramos que “la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1, 14). Decidió nacer en un humilde portal en Belén y, sin necesidad de cambiar el teléfono móvil, logró que su palabra resonase por toda la tierra, cerca (Lc 2, 8-20) y lejos (Mt 2, 1-12). “El Hijo de Dios, en su encarnación, nos invitó a la revolución de la ternura” (EG, n. 88). Ese es el meollo de la Navidad, verdaderamente dichosa, al margen de las dinámicas consumistas.

Para asimilar este Misterio y hacerlo vida en nuestras vidas, nos puede ayudar el ejemplo y la intercesión de la Madre del Señor. “María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura” (EG, n. 286). Por eso, “cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño” (EG, n. 288). Así podemos desearnos, con hondura y con verdad: ¡Feliz Navidad y próspero año nuevo! Es decir, ¡dichosa Navidad y sobrio año nuevo!

(Publicado en Vida Nueva)

Prev Next

La hora de África

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La semana pasada dediqué este comentario a las matanzas de cristianos que están teniendo lugar en África, ante la pasividad e indiferencia(...)

Leer más...

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...

El agua sucia y el niño

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El motu proprio que acaba de publicar el Papa, dando indicaciones a los obispos sobre cómo deben comportarse ante los abusos sexuales(...)

Leer más...

¿Por qué el Papa Francisco no es un here…

Autor: Thomas WEINANDY, teólogo capuchino

Diecinueve teólogos y expertos han publicado recientemente una carta(...)

Leer más...

Resucitado "según las Escrituras". Una h…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Después de la clamorosa publicación de sus(...)

Leer más...

Alemania es el (ruinoso) futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Universidad alemana de Friburgo ha llevado a cabo un estudio sobre el futuro del cristianismo en Alemania. Tanto católicos como luteranos(...)

Leer más...

Acusaciones de herejía contra el Papa

Autor: Bruno MORENO, escritor

El pasado 30 de abril, un grupo de(...)

Leer más...

Madres e hijos, con los pies en la tierr…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede en la FAO

Desde hace dos lustros, cada 22 de abril se conmemora el(...)

Leer más...

El llanto de Pedro

Autor: Gastón ESCUDERO, escritor

Uno de los pasajes que la Pasión de Nuestro Señor ofrece a nuestra consideración es(...)

Leer más...

La luz de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las celebraciones de Semana Santa han desplazado la actualidad hacia los grandes misterios de la muerte y resurrección del Señor. Pero, mientras(...)

Leer más...

Aprended de mí

Autor: Kofi ADZAKLUI, religioso FM

La vida cristiana es un largo camino en pos de Jesús de quien nos brota el don de la fe. Y ser(...)

Leer más...

La fidelidad del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote FM

Estamos inmersos en la cultura de la huida: huimos de los problemas para no enfrentarlos, huimos de nuestras obligaciones para exigir solamente(...)

Leer más...

Hijos del sol y de la luz

Autor: Manuel MORALES, agustino

Me pasa un amigo su libro de trofología (la ciencia de la alimentación), y leo esta sentencia: “El hombre es hijo del sol(...)

Leer más...

El mayor dolor y el mayor amor

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12),(...)

Leer más...

Raíces, flores y frutos del mal

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Al leer y releer el ensayo de 19 páginas del Papa Benedicto XVI sobre las causas de la pederastia en el clero, he(...)

Leer más...

Pascua amarga en China

Autor: Sandro MAGISSTER, periodista

El régimen chino aplica su Leer más...

Escuchar y enseñar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Posiblemente siempre ha pasado igual. Hay términos o conceptos que se ponen de moda y que se convierten en banderas discutidas, defendidos por(...)

Leer más...

Carta abierta al cardenal Reinhard Marx

Autor: George WEIGEL, escritor

Su Eminencia, he seguido con interés su reciente anuncio de un(...)

Leer más...

Los nuevos mártires de África

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

Seis mil cristianos de Nigeria han sido asesinados por los musulmanes en los últimos meses. Ante esta tragedia, lo primero que me pregunto es ¿por qué(...)

Leer más...

Pederastia y diálogo con el islam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Casi con un pie en el avión que le lleva a Marruecos, país de abrumadora mayoría musulmana que visitará este fin de semana,(...)

Leer más...

Odio teológico

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En la peregrina y biliosa petición de desagravio a los «pueblos originarios» de Andrés Manuel López Obrador vuelve a probarse que(...)

Leer más...

La amenaza alemana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mirando hacia atrás sobre lo ocurrido en estos seis años de pontificado del papa Francisco, se puede percibir que hubo, casi desde el(...)

Leer más...

La astucia del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7,(...)

Leer más...

Los bosques y la educación

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Para la celebración del Día Internacional de los Bosques, que tiene lugar cada 21 de(...)

Leer más...

Iglesia católica, ¿dónde estás? El grito…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Un padre misionero que está en la(...)

Leer más...

El ejemplo de San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Tal y como está la situación de(...)

Leer más...

La Compañía de Jesús a la deriva. La acu…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Me parece que estoy en buena Compañía…”.(...)

Leer más...

Después de las condenas de los cardenale…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En Australia el cardenal George Pell ha(...)

Leer más...

Venimos de muy lejos

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

¡Qué lejos de la orilla empieza hoy este mar de Cádiz a dejar sus espumas, serenamente, lentamente, para que el sol espléndido de esta mañana feliz(...)

Leer más...

La fe del cristiano

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

Lo que les ha ocurrido a tantos eclesiásticos que hoy nos están proponiendo ir en contra de Cristo y de(...)

Leer más...

Cuaresma, tiempo de misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Aunque cada semana hay noticias -por ejemplo, esta semana, una nueva acusación contra el cardenal Pell o la condena a seis meses de(...)

Leer más...

Matemáticas para esta Cuaresma

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Estamos en Cuaresma. ¿Aprovecharemos esta ocasión para crecer en la sobriedad solidaria? La tradicional ascesis(...)

Leer más...

Las dimensiones de un crimen

Autor: Enrique ÁLVAREZ, periodista

Hace mucho tiempo que perdí la capacidad de creer que sea(...)

Leer más...