Text Size
Sunday, September 22, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La astucia del cristiano

There are no translations available.

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7, 15)

Si nuestra confianza está puesta solamente en Cristo, no habrá nada ni nadie que nos haga tambalear; no habrá nada ni nadie que nos haga abandonar la Iglesia. Ahora bien, Cristo también ha querido que nuestra confianza también sea depositada en sus apóstoles. Pero fijaos bien: “sus apóstoles”, es decir en aquellos que están íntimamente unidos a Él y a toda su doctrina. Él mismo nos dijo: “Quien a vosotros os escucha a Mí me escucha” (Lc 10, 16). Él quiere que confiemos en sus amigos más íntimos, pues Él mismo les dijo: “No os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer” (Jn 15, 15). Así pues, el cristiano debe ser astuto como la serpiente (cf. Mt 10, 16) para distinguir quién es “el apóstol de Cristo” y quien es “falso apóstol”. Y como mansa paloma (Idem) el cristiano católico debe confiar a ciegas solamente en Cristo y sólo en segundo lugar en los amigos de Cristo, que son los verdaderos apóstoles. Así pues, el cristiano con santa astucia confía “ciegamente” solo en Cristo, pues sólo Dios es Dios y sólo en Él se pone la confianza ciega. Por tanto, no se debe confiar en Dios de la misma manera que se confía en el apóstol de Dios; la confianza en Dios debe ser absoluta, sin límites;  la confianza en el apóstol de Dios debe estar mediada por la caridad que “se alegra con la verdad” (1Co 13, 6) que sale de la boca del apóstol de Cristo. Y es así que sólo a Dios se ama con todo el corazón, con todo el alma, y con todas las fuerzas (cf. Dt 6, 5) y al apóstol de Dios se le ama, se le escucha y se le obedece con toda la caridad que se alegra siempre de la verdad (Idem). Sólo nos subordinamos a los apóstoles que están subordinados a Cristo.
Pero, dicho esto ¿cuál es la clave para saber distinguir el verdadero profeta del lobo rapaz? Nuestro mismo Señor nos da la respuesta: “Por sus frutos los conoceréis” (Mt 7, 16), El Señor dice estas palabras inmediatamente después de que nos previene de cuidarnos de los falsos profetas; consecuentemente,  una cosa va unida a la otra. Así pues,  la clave fundamental para distinguir al falso profeta del verdadero son sus frutos, es decir: la santidad o, al menos,  la búsqueda sincera de ésta que conlleva la íntima unión con Cristo, a sus enseñanzas y a su Iglesia;  éste es el verdadero profeta. Sin este parámetro indispensable podemos augurar con toda seguridad la presencia de un lobo rapaz disfrazado de oveja.
Curiosamente, en la mayoría de los casos, estos lobos suelen engañar con mucho éxito porque son sabios y entendidos, pero Nuestro Señor es más listo que ellos y sabía que todo esto iba a ocurrir por eso dijo: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y entendidos, y se las revelado a los pequeños” (Mt 11, 25). Así pues, el falso profeta nos predica algo que no ha sido revelado por Dios sino por el adversario de Dios. En cambio el verdadero profeta ha recibido la sabiduría divina que se traduce en sencillez de espíritu, en santidad… y por eso sólo nos predica, con sus obras y palabras, lo que Dios ha revelado. El pequeño, el humilde, es el verdadero justo que nos predica la verdad de Cristo; en cambio, el hablador embustero nos predica falacias, Dios mismo nos advierte en la Sagrada Escritura: “La boca del justo destila sabiduría, la lengua embustera será arrancada” (Pr 10, 31)
Queridos amigos, no os dejéis engañar,  no os dejéis poner vendas en los ojos, que nada ni nadie os mueva de la Roca firme que es Cristo, que nadie os convenza de que la Iglesia tiene que modernizarse y cambiar su doctrina, porque todo lo que nos ofrecen es un cofre precioso cubierto de oro y perlas preciosas pero lleno de podredumbre. En cambio, Dios y sus verdaderos profetas nos ofrecen todo lo contrario: una humilde cuna de madera y pajas pero que porta al Dios Único y Verdadero. Que nuestra falta de fe y astucia evangélica no nos conduzcan a la puerta ancha que lleva  la perdición (cf. Mt 7, 13); no permitamos que el Señor nos corrija diciendo: “No seáis irracionales como caballos y mulas cuyo brío hay que domar con freno y brida” (Salmo 32, 9).
Tengamos en cambio la actitud humilde de querer ser santos y perfectos, y aunque no los seamos tangamos siempre el deseo ardiente de querer serlo pues dice San Agustín que “Querer amar ya es amar”. Pidamos diariamente la gracia de amar cada vez más al Señor siendo fieles a Él, a sus enseñanzas, a su Iglesia, a sus verdaderos pastores; y si por esto nos llaman retrógrados, ultra conservadores o tradicionalistas,  no nos importa como a ellos nos les importa predicar una doctrina cuyo germen es el mismo demonio. A nosotros, lo único que nos importa es ser fieles a Jesucristo, solamente queremos seguir lo que el Señor nos manda: “Por encima de todo, vigila tu corazón, porque de él brota la vida. Aparta de tu boca el engaño y aleja la falsedad de tus labios. Que tus ojos miren de frente, y que tu mirada sea franca. Allana el sendero de tus pies y todos tus caminos serán firmes. No te desvíes a derecha o izquierda y aleja tus pasos del mal” (Pr 4, 23-27). Queremos solamente desechar la mentira y decir la verdad (cf. Ef 4, 25).

Prev Next

Pérdida y necesidad de la religiosidad p…

Autor: Clementino MARTÍNEZ, sacerdote

A partir de los años sesenta del siglo pasado y durante(...)

Leer más...

Miedo al cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Las ruedas de Prensa del Santo Padre en el avión, a la ida o a la vuelta de los viajes a los(...)

Leer más...

En Amazonia los diáconos casados ya dice…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Desde hace unos días circula en la(...)

Leer más...

Cristo, turista accidental

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dos cardenales, Brandmüller y Burke, han escrito a sus colegas pidiéndoles que rompan su silencio sobre la catástrofe que puede caer sobre(...)

Leer más...

De la institucionalización de la sodomía…

Autor: Federico HIGHTON, sacerdote misionero en Tíbet

Pocos saben que la pedofilia(...)

Leer más...

Volver a Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Cuando el Papa Benedicto XVI escribió su ensayo sobre las causas de la pederastia dentro de la Iglesia, como contribución a la(...)

Leer más...

¿Es inocente el cardenal Pell?

Autor: Michael WARREN, periodista

La rana nunca tiene en cuenta esa milésima de segundo en la que la temperatura del agua de la cacerola aumenta medio grado.(...)

Leer más...

Cinco grandes mentiras sobre las inmatri…

Autor: Óscar MOREJÓN, oficial del Registro de la Propiedad

La Iglesia tiene todo el derecho del mundo, amparada en(...)

Leer más...

Víctimas de falsas víctimas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El miércoles me desperté con la noticia de que el tribunal que juzgaba la apelación del cardenal Pell, había fallado en contra(...)

Leer más...

La vergüenza australiana

Autor: George WEIGEL, escritor

Habrá mucho que decir en las próximas semanas y meses sobre el rechazo por 2(...)

Leer más...

El caso Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El próximo miércoles se conocerá la sentencia del juicio de apelación sobre el cardenal Pell. Condenado por abusos sexuales a un monaguillo(...)

Leer más...

Carta del cardenal Pell desde la cárcel

Por su enorme interés, ofrecemos a continuación la carta escrita desde la cárcel por el cardenal Pell, en la que reitera su inocencia.

Leer más...

Los malos servidores

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El conflicto interno que divide a la Iglesia y que nos está dejando sin fuerzas para lo esencial: evangelizar y ser el hospital(...)

Leer más...

El nuevo Instituto Juan Pablo II o cuand…

Autor: Roberto ESTEBAN DUQUE, sacerdote

Recuerdo haber estado en la Universidad Pontificia Comillas para que(...)

Leer más...

Sesenta años de guerra civil

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

George Weigel, uno de los más importantes escritores católicos norteamericanos, gran biógrafo de San Juan Pablo II, ha escrito un interesante y(...)

Leer más...

Los vándalos saquean Roma... de nuevo

Autor: George WEIGEL, escritor

Un ejercicio de puro vandalismo intelectual se ha desarrollado en Roma(...)

Leer más...

Cuestiones pendientes sobre las finanzas…

Autor: Edward PENTIN, periodista

En algún momento antes de octubre de(...)

Leer más...

Morir matando

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El verano es poco propicio para meditaciones serias. El calor nos atonta y sólo pensamos en encontrar una sombra donde hallar un(...)

Leer más...

Los "viri probati", una degradación del …

Autor: José Manuel DELGADO, sacerdote

Estamos en la recta final hacia el(...)

Leer más...

Los jesuitas de Estados Unidos apoyan el…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

La revista America, órgano de los jesuitas de Estados Unidos del que es redactor jefe el célebre ‘apóstol de los LGTBI’ padre James(...)

Leer más...

Chesterton y el obispillo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leí hace algún tiempo que iba a abrirse la(...)

Leer más...

La lección de la "hermana tierra"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de tantos elogios y críticas al “Instrumentum laboris” del Sínodo sobre la Amazonía, que nos promete un otoño caliente -junto con(...)

Leer más...

La Iglesia, en estado de excepción

Autor: Custodio BALLESTER, sacerdote

Mi condición de sacerdote que sí sabe del peso de la disciplina de la Iglesia a través de la jerarquía local,(...)

Leer más...

Muerte digna

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Se nos avecina en los próximos años una campaña(...)

Leer más...

Héroes anónimos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Si el Premio Nobel de la Paz fuera lo que fue cuando se lo dieron a Albert Schweitzer, a Martin Luther King,(...)

Leer más...

Longenecker sobre los argumentos para or…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Suelo leer lo que escribe el P. Dwight Longenecker(...)

Leer más...

Cambio de época

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las frases, las palabras, son tan peligrosas y significativas como los hechos e incluso a veces más. Esta ha sido una semana marcada(...)

Leer más...

Una crítica al "Instrumentum laboris" de…

Autor: Walter BRANDMÜLLER, historiador y cardenal

Realmente causa asombro que, en oposición a las asambleas anteriores, esta vez el sínodo de los obispos trate exclusivamente de una(...)

Leer más...

Vaticano y abusos sexuales. Dos solucion…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Al tratar las vicisitudes de los abusos(...)

Leer más...

El Amazonas desemboca en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Estamos ya acostumbrados, por desgracia, a que los “Instrumentum laboris” de los Sínodos sean polémicos, aunque luego lo que se apruebe no sea tan malo como(...)

Leer más...

El Sínodo, al servicio de la agencia neo…

Autor: José Antonio URETA, escritor

El periodista Edward Pentin del National Catholic(...)

Leer más...

El tren de la Amazonía ya ha salido. Pró…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La diversidad sexual y la voluntad de Di…

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

“Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los(...)

Leer más...

En defensa de la familia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Desde el primer momento de su pontificado, Su Santidad el Papa Francisco ha dejado claro de forma inequívoca su frontal oposición a(...)

Leer más...

Benedicto XVI: "Los Estados tienen el de…

Autor: Fernando PÉREZ-BUSTAMENTE, periodista

Llevamos mucho tiempo con una polémica abierta(...)

Leer más...

Eutanasia, derrota para todos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana ha sido sometida a eutanasia una adolescente holandesa, Noa, víctima de(...)

Leer más...