Text Size
Monday, July 06, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La astucia del cristiano

There are no translations available.

Autor: Osman RAMOS, sacerdote Franciscano de María

“Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”(Mt 7, 15)

Si nuestra confianza está puesta solamente en Cristo, no habrá nada ni nadie que nos haga tambalear; no habrá nada ni nadie que nos haga abandonar la Iglesia. Ahora bien, Cristo también ha querido que nuestra confianza también sea depositada en sus apóstoles. Pero fijaos bien: “sus apóstoles”, es decir en aquellos que están íntimamente unidos a Él y a toda su doctrina. Él mismo nos dijo: “Quien a vosotros os escucha a Mí me escucha” (Lc 10, 16). Él quiere que confiemos en sus amigos más íntimos, pues Él mismo les dijo: “No os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer” (Jn 15, 15). Así pues, el cristiano debe ser astuto como la serpiente (cf. Mt 10, 16) para distinguir quién es “el apóstol de Cristo” y quien es “falso apóstol”. Y como mansa paloma (Idem) el cristiano católico debe confiar a ciegas solamente en Cristo y sólo en segundo lugar en los amigos de Cristo, que son los verdaderos apóstoles. Así pues, el cristiano con santa astucia confía “ciegamente” solo en Cristo, pues sólo Dios es Dios y sólo en Él se pone la confianza ciega. Por tanto, no se debe confiar en Dios de la misma manera que se confía en el apóstol de Dios; la confianza en Dios debe ser absoluta, sin límites;  la confianza en el apóstol de Dios debe estar mediada por la caridad que “se alegra con la verdad” (1Co 13, 6) que sale de la boca del apóstol de Cristo. Y es así que sólo a Dios se ama con todo el corazón, con todo el alma, y con todas las fuerzas (cf. Dt 6, 5) y al apóstol de Dios se le ama, se le escucha y se le obedece con toda la caridad que se alegra siempre de la verdad (Idem). Sólo nos subordinamos a los apóstoles que están subordinados a Cristo.
Pero, dicho esto ¿cuál es la clave para saber distinguir el verdadero profeta del lobo rapaz? Nuestro mismo Señor nos da la respuesta: “Por sus frutos los conoceréis” (Mt 7, 16), El Señor dice estas palabras inmediatamente después de que nos previene de cuidarnos de los falsos profetas; consecuentemente,  una cosa va unida a la otra. Así pues,  la clave fundamental para distinguir al falso profeta del verdadero son sus frutos, es decir: la santidad o, al menos,  la búsqueda sincera de ésta que conlleva la íntima unión con Cristo, a sus enseñanzas y a su Iglesia;  éste es el verdadero profeta. Sin este parámetro indispensable podemos augurar con toda seguridad la presencia de un lobo rapaz disfrazado de oveja.
Curiosamente, en la mayoría de los casos, estos lobos suelen engañar con mucho éxito porque son sabios y entendidos, pero Nuestro Señor es más listo que ellos y sabía que todo esto iba a ocurrir por eso dijo: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y entendidos, y se las revelado a los pequeños” (Mt 11, 25). Así pues, el falso profeta nos predica algo que no ha sido revelado por Dios sino por el adversario de Dios. En cambio el verdadero profeta ha recibido la sabiduría divina que se traduce en sencillez de espíritu, en santidad… y por eso sólo nos predica, con sus obras y palabras, lo que Dios ha revelado. El pequeño, el humilde, es el verdadero justo que nos predica la verdad de Cristo; en cambio, el hablador embustero nos predica falacias, Dios mismo nos advierte en la Sagrada Escritura: “La boca del justo destila sabiduría, la lengua embustera será arrancada” (Pr 10, 31)
Queridos amigos, no os dejéis engañar,  no os dejéis poner vendas en los ojos, que nada ni nadie os mueva de la Roca firme que es Cristo, que nadie os convenza de que la Iglesia tiene que modernizarse y cambiar su doctrina, porque todo lo que nos ofrecen es un cofre precioso cubierto de oro y perlas preciosas pero lleno de podredumbre. En cambio, Dios y sus verdaderos profetas nos ofrecen todo lo contrario: una humilde cuna de madera y pajas pero que porta al Dios Único y Verdadero. Que nuestra falta de fe y astucia evangélica no nos conduzcan a la puerta ancha que lleva  la perdición (cf. Mt 7, 13); no permitamos que el Señor nos corrija diciendo: “No seáis irracionales como caballos y mulas cuyo brío hay que domar con freno y brida” (Salmo 32, 9).
Tengamos en cambio la actitud humilde de querer ser santos y perfectos, y aunque no los seamos tangamos siempre el deseo ardiente de querer serlo pues dice San Agustín que “Querer amar ya es amar”. Pidamos diariamente la gracia de amar cada vez más al Señor siendo fieles a Él, a sus enseñanzas, a su Iglesia, a sus verdaderos pastores; y si por esto nos llaman retrógrados, ultra conservadores o tradicionalistas,  no nos importa como a ellos nos les importa predicar una doctrina cuyo germen es el mismo demonio. A nosotros, lo único que nos importa es ser fieles a Jesucristo, solamente queremos seguir lo que el Señor nos manda: “Por encima de todo, vigila tu corazón, porque de él brota la vida. Aparta de tu boca el engaño y aleja la falsedad de tus labios. Que tus ojos miren de frente, y que tu mirada sea franca. Allana el sendero de tus pies y todos tus caminos serán firmes. No te desvíes a derecha o izquierda y aleja tus pasos del mal” (Pr 4, 23-27). Queremos solamente desechar la mentira y decir la verdad (cf. Ef 4, 25).

Prev Next

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...

El rejuvenecer del águila

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

En esta mi bendita “clausura” del confinamiento, me trae el corazón a la memoria, junto a una multitud de gracias y gozos, alguna que(...)

Leer más...

Dos años de la reforma del Catecismo sob…

Autor: Francisco C. LÓPEZ, doctor en Ciencias Políticas

Se cumplen dos años de la reforma del número 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. Leer más...

El fracaso del acuerdo de 2018 con China

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El próximo 22 de septiembre,(...)

Leer más...

María, poder y gloria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana ha sido la salida del Papa emérito del Vaticano para ir a Alemania, a Ratisbona, a acompañar a su(...)

Leer más...

Charles de Foucauld y el islam

Autor: Juan Carlos SOLEY, economista

La noticia de la próxima canonización(...)

Leer más...

¿Qué nos dice hoy el Inmaculado Corazón …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Este año se cumplen 50 años desde que se(...)

Leer más...

Agustino de clausura

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

Es un “empleo” que tuve en alguna rara ocasión, obligado por uno de mis posoperatorios, pero entonces con dolores, sacrificado, y no de muy(...)

Leer más...

La Iglesia alemana, entre "reclamo nacio…

Autor: Roberto PERTICI, historiador

Los artículos de Sandro Magister y Pietro De Marco(...)

Leer más...

Año del Agradecimiento

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dicen que en las grandes crisis sale de dentro lo mejor y también lo peor que hay en el hombre. En esta terrible pandemia(...)

Leer más...

Dar al César en una epidemia. Los límite…

Phil LAWLER, periodista

Mi amigo y colega Jeff Mirus nos advierte de que no debemos apresurarnos a juzgar(...)

Leer más...

Negocios vaticanos. La venganza del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Han impactado, el 5 de junio, el arresto y(...)

Leer más...

Pandemia, cuarentena, funcionarios, past…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

La palabra pandemia, como tantas otras(...)

Leer más...

Luz, sal, levadura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La difícil situación generada en Estados Unidos tras el presunto asesinato de George Floyd, afroamericano, a manos de un policía, con saqueos e incendios(...)

Leer más...

Sínodo alemán. Sobre el nuevo presidente…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

En las aventuras revolucionarias, las formulaciones de la(...)

Leer más...

Cansados y agobiados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Abandonarse en Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En el comentario a la actualidad de la Iglesia de la semana pasada, afirmé que adaptarse es sucumbir. No soy ningún profeta. Me limito(...)

Leer más...

San José de Arimatea

Autor: Ana HERNÁNDEZ, periodista

No estaba en el radar de Jesús, no queda constancia de una conversación,(...)

Leer más...

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...