Text Size
Thursday, August 22, 2019
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El mayor dolor y el mayor amor

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“¿No os conmueve a cuantos pasáis por el camino? Mirad si hay dolor como mi dolor”, escribe el profeta Jeremías (Jer 1, 12), poniendo en su boca las lamentaciones del pueblo que permanece en el destierro de Babilonia. Estas palabras fueron también profecía. Profecía del dolor inimaginable del Cordero inocente que pagó ese precio para quitar el pecado del mundo. Y también profecía del dolor de su Santísima Madre, que tiene derecho a preguntar al curioso que la mira al pie de la Cruz de su Hijo si hay dolor como su dolor. Con razón ha surgido desde el corazón de la Iglesia aquella oración del Stabat Mater: “Estaba la Madre dolorosa, junto a la cruz llorosa, en que pendía su Hijo….” No hay, efectivamente, dolor como su dolor, Ni como el dolor de Jesús ni como el dolor de María. Y por el mismo motivo que esa medida fue colmada, también podemos decir que no hay amor como su amor. El amor que lleva al mayor dolor.

Pero a ese “amor crucificado” le esperaba la última tentación. Justo cuando ya estaba agotado y sin fuerzas, triturado por la tortura, casi desangrado, el demonio saltó sobre Él para librar la última batalla, la definitiva. Todo, absolutamente todo, se jugaba en aquel instante. Y todo pareció indicar que el enemigo iba a vencer. De la boca de Jesús, de aquel Dios hecho hombre, salió algo que, aunque era sólo una pregunta, parecía una queja: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”. Estaba, efectivamente, abandonado, a los ojos de los hombres e incluso a sus propios ojos humanos. Ya sólo le faltaba, después de preguntar, dar el paso a la negación del amor de Dios, al reproche, a la blasfemia. ¡Qué victoria para el demonio! ¡Dios negando a Dios! ¡La Santísima Trinidad hecha pedazos! Se relamía de gusto esperando el momento, del cual ya sólo le separaba un instante.

Y entonces Él cruzó su mirada con la de Ella, que no separaba ni un instante sus ojos de Él. Acababa de confiarla a la protección de Juan, su nuevo hijo, y se había desprendido así de lo que le quedaba. Pero Ella aún seguía allí, intuyendo quizá que la batalla definitiva no se había librado todavía. Él le miró y leyó en los ojos de la Madre dolorosa, de la Inmaculada, sólo una palabra, la misma que le había permitido nacer: Fiat. Sí, esa palabra, sólo esa palabra. Fiat, me fío. No entiendo, pero me fío. Dudo, pero me fío. Experimento a Dios como el alejado, el indiferente, el que me ignora, el que no me escucha, el que no me ama, pero me fío. Fue Ella, porque sólo podía ser Ella y porque para eso había nacido y había sido preservada del pecado, la que en ese momento sublime pisó la cabeza de la serpiente. Fue Ella, la Madre dolorosa, la que le dijo con los ojos y con la oración silenciosa que salía de sus labios: Yo me fío. Yo creo. Yo adoro. Yo me abandono. Y gracias a eso, Él, el Todopoderoso reducido al culmen de la impotencia, dijo su última palabra en el trono de la Cruz: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Su Fiat, el Fiat de Jesús, nos abrió las puertas del cielo; unas puertas que tenían dos cerraduras, una, la grande, la abría la llave de Cristo y la otra, la pequeña, la de María.

Vosotros que pasáis por el camino, no miréis sólo mi dolor. Mirad mi amor. Mirad el acto supremo de abandono en Dios, de confianza en Él. El que hizo mi Hijo y el que, humildemente, hizo esta esclava del Señor. Vosotros, los curiosos espectadores de la vida, miraos después a vosotros mismos. ¿Acaso vuestro dolor es mayor que mi dolor? Y por eso, porque no lo es, apoyaos en mí, como hizo mi Hijo, para decir, en la hora de vuestro mayor dolor: Fiat, me fío, confío. Jesús, me fío de ti. Y ante este acto de fe, huirá el enemigo. Con esta llave abriréis la pequeña cerradura que os abre las puertas del cielo, porque la cerradura grande ya la abrió Cristo con la llave de su sangre derramada. San Agustín decía: “Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti”. Tu “Fiat”, tu confianza en Él pase lo que pase, seguido por las buenas obras que Él obra a través tuyo con tu colaboración, hará brotar en ti la carne sana, producirán el milagro de la Pascua, el don de la resurrección.

Prev Next

El caso Pell

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El próximo miércoles se conocerá la sentencia del juicio de apelación sobre el cardenal Pell. Condenado por abusos sexuales a un monaguillo(...)

Leer más...

Carta del cardenal Pell desde la cárcel

Por su enorme interés, ofrecemos a continuación la carta escrita desde la cárcel por el cardenal Pell, en la que reitera su inocencia.

Leer más...

Los malos servidores

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El conflicto interno que divide a la Iglesia y que nos está dejando sin fuerzas para lo esencial: evangelizar y ser el hospital(...)

Leer más...

El nuevo Instituto Juan Pablo II o cuand…

Autor: Roberto ESTEBAN DUQUE, sacerdote

Recuerdo haber estado en la Universidad Pontificia Comillas para que(...)

Leer más...

Sesenta años de guerra civil

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

George Weigel, uno de los más importantes escritores católicos norteamericanos, gran biógrafo de San Juan Pablo II, ha escrito un interesante y(...)

Leer más...

Los vándalos saquean Roma... de nuevo

Autor: George WEIGEL, escritor

Un ejercicio de puro vandalismo intelectual se ha desarrollado en Roma(...)

Leer más...

Cuestiones pendientes sobre las finanzas…

Autor: Edward PENTIN, periodista

En algún momento antes de octubre de(...)

Leer más...

Morir matando

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El verano es poco propicio para meditaciones serias. El calor nos atonta y sólo pensamos en encontrar una sombra donde hallar un(...)

Leer más...

Los "viri probati", una degradación del …

Autor: José Manuel DELGADO, sacerdote

Estamos en la recta final hacia el(...)

Leer más...

Los jesuitas de Estados Unidos apoyan el…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

La revista America, órgano de los jesuitas de Estados Unidos del que es redactor jefe el célebre ‘apóstol de los LGTBI’ padre James(...)

Leer más...

Chesterton y el obispillo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Leí hace algún tiempo que iba a abrirse la(...)

Leer más...

La lección de la "hermana tierra"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En medio de tantos elogios y críticas al “Instrumentum laboris” del Sínodo sobre la Amazonía, que nos promete un otoño caliente -junto con(...)

Leer más...

La Iglesia, en estado de excepción

Autor: Custodio BALLESTER, sacerdote

Mi condición de sacerdote que sí sabe del peso de la disciplina de la Iglesia a través de la jerarquía local,(...)

Leer más...

Muerte digna

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Se nos avecina en los próximos años una campaña(...)

Leer más...

Héroes anónimos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Si el Premio Nobel de la Paz fuera lo que fue cuando se lo dieron a Albert Schweitzer, a Martin Luther King,(...)

Leer más...

Longenecker sobre los argumentos para or…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Suelo leer lo que escribe el P. Dwight Longenecker(...)

Leer más...

Cambio de época

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las frases, las palabras, son tan peligrosas y significativas como los hechos e incluso a veces más. Esta ha sido una semana marcada(...)

Leer más...

Una crítica al "Instrumentum laboris" de…

Autor: Walter BRANDMÜLLER, historiador y cardenal

Realmente causa asombro que, en oposición a las asambleas anteriores, esta vez el sínodo de los obispos trate exclusivamente de una(...)

Leer más...

Vaticano y abusos sexuales. Dos solucion…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Al tratar las vicisitudes de los abusos(...)

Leer más...

El Amazonas desemboca en Alemania

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Estamos ya acostumbrados, por desgracia, a que los “Instrumentum laboris” de los Sínodos sean polémicos, aunque luego lo que se apruebe no sea tan malo como(...)

Leer más...

El Sínodo, al servicio de la agencia neo…

Autor: José Antonio URETA, escritor

El periodista Edward Pentin del National Catholic(...)

Leer más...

El tren de la Amazonía ya ha salido. Pró…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

La diversidad sexual y la voluntad de Di…

Autor: Kofi ADZAKLUI-TUME, religioso FM

“Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los(...)

Leer más...

En defensa de la familia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Desde el primer momento de su pontificado, Su Santidad el Papa Francisco ha dejado claro de forma inequívoca su frontal oposición a(...)

Leer más...

Benedicto XVI: "Los Estados tienen el de…

Autor: Fernando PÉREZ-BUSTAMENTE, periodista

Llevamos mucho tiempo con una polémica abierta(...)

Leer más...

Eutanasia, derrota para todos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana ha sido sometida a eutanasia una adolescente holandesa, Noa, víctima de(...)

Leer más...

¿Vivimos una hora de esperanza?

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Respondo a la pregunta del título rotundamente: sí,(...)

Leer más...

Chantaje al Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La actualidad eclesial de esta semana ha estado acaparada por la entrevista que el Papa Francisco concedió a la cadena de televisión(...)

Leer más...

Archipiélgago Gulag en Rumanía. Lo que n…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mañana, viernes 31 de mayo, el papa Francisco viajará a Rumania y el domingo 2 de junio, último día de su Leer más...

Obispo alemán amenaza con "una ruptura m…

Autor: Carlos ESTEBAN, periodista

El muy progresista y renovador obispo de Essen, Franz-Josef Overbeck, advierte de una “ruptura(...)

Leer más...

Europa al voto. Pero también la Iglesia …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Hoy, domingo 26 de mayo, se cierran(...)

Leer más...

La hora de África

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La semana pasada dediqué este comentario a las matanzas de cristianos que están teniendo lugar en África, ante la pasividad e indiferencia(...)

Leer más...

El cardenal Sarah suscribe los "Apuntes"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El cardenal Leer más...

Mártires africanos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Alemania sigue proporcionando noticias, malas, todas las semanas. Esta vez ha sido la de las mujeres que han hecho “huelga de comuniones”(...)

Leer más...

¿Hacia la legalización del infanticidio?

Autor: Max SILVA, profesor de Filosofía

Como hemos dicho muchas veces, la mentalidad(...)

Leer más...