Text Size
Friday, August 07, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

El papiro 7Q5 de Qumram, un hallazgo revolucionario

There are no translations available.

Autor: Laureano BENÍTEZ, biblista

En lo que respecta a la veracidad de los Evangelios, al tratarse de documentos escritos, las pruebas arqueológicas hay que buscarlas en el mundo de la papirología, ciencia que ha experimentado un avance decisivo tras los hallazgos de los manuscritos del Mar Muerto o rollos de Qumrán.

De entre los fragmentos de evangelios canónicos de que disponemos actualmente, los especialistas consideran que el más antiguo es el Papiro 52, fechado alrededor del año 125, y que se conserva en la biblioteca John Rylands, en Manchester.

Pero un inesperado descubrimiento vino a arrojar luz sobre la antigüedad de los Evangelios, concretamente el de Marcos: nos referimos al hallazgo del famoso papiro 7Q5.

Hasta este hallazgo, el papiro más antiguo de que disponemos del Evangelio de Marcos es el conocido como P45, datado a mediados del siglo III, en el cual se contienen los 4 Evangelios. El coleccionista Alfred Chester Beatty (1875-1968) lo adquirió en Egipto, y actualmente se conserva en Dublín, en la biblioteca que lleva su nombre.

Pero en el año 1955 se investigó la gruta 7 de Qumrán, y en ella se encontraron 18 fragmentos de papiro en mal estado, con unas pocas letras en griego. El de mayor tamaño se identificó con la sigla 7Q5, es decir el 5º papiro de la cueva 7 de Qumran. Escrito en griego por una sola cara y con tinta negra, su interpretación es de extrema dificultad debido a su pequeño tamaño ―2,7cm de ancho, casi como un sello de correos―, y a la escasez de texto que contiene, ya que solo muestra 20 letras, de las que únicamente 11 podían leerse con seguridad.

En 1972, el jesuita español José O’Callaghan, afamado papirólogo, investigador del Pontificio Instituto Bíblico, tuvo una repentina intuición para intentar identificar el extraño papiro, partiendo de las cuatro letras de la quinta y última línea: nnes. Para sus colegas, esas letras podían referirse al término griego (eghd) nnes (en), perteneciente al verbo «generare», que remitía a una genealogía más, típica de los textos judíos. La intuición de O’Callaghan fue que esas letras se refirieran en realidad a la palabra (ghe) nnes (aret): es decir Genesaret, el nombre del lago de Galilea, el yam.

Como es natural, el jesuita intentó comprobar si alguno de los cinco textos evangélicos que citan la palabra Genesaret encajaba con las letras del papiro, y con gran emoción comprobó que había uno que se podía insertar perfectamente en todo: la mitad del versículo 52, todo el 53 y la primera parte del 54 del capítulo 6 del Evangelio de Marcos.

Según la hipótesis de O’Callaghan, su reconstrucción sería la siguiente: (en negrita están las letras que se conservan; entre corchetes el posible texto que falta).

[SYNEKAN] E[PI TOIS ARTOIS]…….. 20 letras
[ALL’EN AU]TON E [KARDIA PEPOR-]… 22 letras
[OMEN]E. KAI TI[APERASANTES]……… 21 letras
[ELTHON EIS GE]NNES[ARET KAI]…….. 21 letras
[PROSORMIS]THESA[N. KAI EXEL-]……21 letras


La traducción, según el jesuita papirólogo, quedaría aproximadamente así:

(52) [pues no se habían dado cuenta] sobre [los panes, sino que el corazón] de ellos estaba embotado.

(53) Y habiendo hecho la travesía, [llegaron a] Genesaret [y] desembarcaron.

EPI= sobre.

AUTON= de ellos.

PUBLICIDAD

E= estaba.

PEPOROMENE= embotado.

KAI= y.

TIAPERASANTES= habiendo hecho la travesía (aquí el escriba cometió un error, la primera letra no es «tau» sino «delta» [DIAPERASANTES] pero era habitual esta confusión debido a la homofonía de ambas letras, sobre todo al principio de palabra).

GENNESARET= Genesaret.

PROSORMISTHESAN= desembarcaron.

Este texto, como señalaba Carlo María Martini, es típico del evangelio de Marcos, por lo que se puede hablar de su pertenencia a un logian atribuido a Jesús o de un texto aislado de la tradición sinóptica. Teniendo en cuenta que no disponemos de manuscritos del Evangelio de Marcos anteriores al siglo III, y que se considera que la redacción de este Evangelio se hizo en los años inmediatamente anteriores al 70, de confirmarse que este fragmento de papiro contiene un texto mar-cano, esto sería una prueba incontestable de que el evangelio de Marcos se escribió antes de lo tradicional-mente establecido por la exégesis bíblica, alrededor del año 50, según los estudios papirológicos que se han hecho de este fragmento basándose en el tipo de escritura y otras características.

Esta cercanía del relato al tiempo de Jesús aumentaría considerablemente su verosimilitud histórica, ya que en ese breve espacio de tiempo todavía seguirían vivos los testigos presenciales de los acontecimientos, que habrían podido desmentir fácilmente los testimonios de la predicación apostólica sobre Jesús, los cuales planteaban una seria amenaza cristiana sobre el judaísmo.

Como es natural ante un hallazgo tan revolucionario, O’Callaghan experimentó  dudas sobre sus descubrimientos, pero, según avanzaban sus pesquisas en los papiros de la séptima cueva de Qumran, se fueron disipando, a medida que nuevos hallazgos consolidaban su teoría, para su mismo asombro.

Desde luego, la teoría del jesuita español fue terminantemente rechazada entre los círculos bíblicos, muy reacios a admitir dos cosas: en primer lugar, que en las cuevas de Qumrán pudiera haber textos neo-testamentarios, ya que hasta ese momento no se había encontrado allí ninguno de esas características; en segundo lugar ― quizás esto fuera lo más decisivo para su rechazo―, porque en esos años era imposible que hubiera algún evangelio escrito.

Es de resaltar que las principales objeciones a la interpretación de O’Callagham han venido del campo de los estudios bíblicos, y no de la papirología. Entre las razones contrarias a la identificación con el texto de Marcos se encuentran el mal estado del papiro, su tama-ño demasiado pequeño, y que sólo tiene 20 letras, de las cuales algunas son muy difíciles de interpretar. Por otro lado, también se arguye que resulta extraño que los esenios hayan conservado textos cristianos entre sus documentos.

Sin embargo, la particularidad de la cueva siete ―donde fue hallado el fragmento― en relación a las demás cuevas, puede significar que haya sido utilizada para preservar documentos foráneos a la comunidad de Qumrán. Según Norman Goltb, profesor de historia judía en la Universidad de Chicago, las grutas de Qumran sirvieron de depósito de seguridad y refugio no sólo para la comunidad esenia, sino también para otras instituciones y grupos de la Jerusalén de la época de la Guerra de los judíos contra Roma, entre los años 66 y 70.

La polémica tomó nuevo impulso cuando el papirólogo alemán Carsten Peter Thiede publicó en 1986 una pequeña obra, titulada ¿El manuscrito más antiguo de los Evangelios?, en la cual concluía diciendo que «en resumen, hemos utilizado no solamente toda clase de pruebas positivas sobre la exactitud de las investigaciones, sino que también hemos eliminado todas las posibles objeciones (entiéndase a la propuesta de O’Callaghan). Tomando como base los métodos paleográficos y de la crítica de textos, resulta cierto que el fragmento 7Q5 corresponde a Marcos 6:52-53, porque se trata del fragmento más antiguo que se conserva de un texto del NT, compuesto alrededor del año 50 y seguramente antes del 68».

Una hipótesis plausible es que la comunidad cristiana de Jerusalén, ante el inminente asedio romano de la ciudad, decidió esconder el ánfora en Qumran, para salvar ese tesoro de la guerra inminente. 

La aceptación de las investigaciones del jesuita español tuvieron un nuevo espaldarazo cuando los cálculos de probabilidades realizados por programas de ordenador de la Universidad de Oxford arrojaron un resultado clamorosamente favorable, pues un programa informático demostró que esas 20 letras legibles del papiro sólo pueden corresponder a Marcos 6: 52-53. Aparte del texto marcano, ningún otro texto de la literatura greco-cristiana o greco-judía se ajustaba con tanta exactitud al fragmento encontrado.

En la actualidad, aunque no se ha podido demostrar de manera concluyente que el fragmento corresponda al texto de Marcos, tampoco se ha podido desmentir suficientemente esta afirmación.  La polémica es de gran importancia para la exégesis bíblica, ya que si se llegara a probar que el fragmento pertenece a un texto del Nuevo Testamento, la datación de los Evangelios tendría que replantearse, y se estaría mucho más cerca del  Jesús histórico, ya que si se tiene en cuenta que la comunidad de Qumrán fue destruida por los romanos en el año 68, es indudable que el fragmento debe ser anterior a esa fecha, lo cual pondría en entredicho la datación que los expertos suelen hacer del Evangelio de Marcos, supuestamente redactado entre los años 68 y 73. Como el fragmento fue datado por los papirólogos entre 50 a. C. y el 50 d. C., de ser cierta su atribución a Marcos esto implicaría que existían textos evangélicos muy cercanos al tiempo histórico de Jesús, lo cual les quitaría gran parte de razón a los que dicen que los relatos neotestamentarios contiene muchos elementos míti-cos por ser tardíos cronológicamente.

Actualmente, la tendencia en el campo de la Papirología es respaldar la identificación del 7Q5 con el evangelio de Marcos.

Prev Next

El silencio de los corderos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Los católicos tienen el derecho a ser considerados con respeto”. Son palabras del cardenal Lacroix, arzobispo de Quebec, dirigidas a las autoridades de esa(...)

Leer más...

El culto litúrgico a los beatos y santos…

Autor: José Antonio DA CONCEICAO, sacerdote

La Biblia nos revela desde el Antiguo Testamento la voluntad amorosa de Dios de comunicar su santidad al pueblo:(...)

Leer más...

Las parroquias, a examen

En pleno verano y con muchas parroquias cerradas o bajo mínimos debido a la pandemia, la Congregación para el Clero, que preside el cardenal Stella, ha sacado un documento sobre las parroquias. Sin que se pueda decir que hay(...)

Leer más...

La sangre de Cristo y sus tres heridas

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 30 de junio de 1960, san Juan XXIII escribió la carta apostólica Inde aprimis, sobre(...)

Leer más...

El futuro es el pasado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana me han llamado la atención los pronunciamientos de dos cardenales africanos. Prácticamente han pasado desapercibidos, primero por su contenido y segundo porque(...)

Leer más...

Mi tiempo en prisión

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

Leer más...

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...

El rejuvenecer del águila

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

En esta mi bendita “clausura” del confinamiento, me trae el corazón a la memoria, junto a una multitud de gracias y gozos, alguna que(...)

Leer más...

Dos años de la reforma del Catecismo sob…

Autor: Francisco C. LÓPEZ, doctor en Ciencias Políticas

Se cumplen dos años de la reforma del número 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. Leer más...

El fracaso del acuerdo de 2018 con China

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El próximo 22 de septiembre,(...)

Leer más...

María, poder y gloria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana ha sido la salida del Papa emérito del Vaticano para ir a Alemania, a Ratisbona, a acompañar a su(...)

Leer más...

Charles de Foucauld y el islam

Autor: Juan Carlos SOLEY, economista

La noticia de la próxima canonización(...)

Leer más...

¿Qué nos dice hoy el Inmaculado Corazón …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Este año se cumplen 50 años desde que se(...)

Leer más...

Agustino de clausura

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

Es un “empleo” que tuve en alguna rara ocasión, obligado por uno de mis posoperatorios, pero entonces con dolores, sacrificado, y no de muy(...)

Leer más...

La Iglesia alemana, entre "reclamo nacio…

Autor: Roberto PERTICI, historiador

Los artículos de Sandro Magister y Pietro De Marco(...)

Leer más...

Año del Agradecimiento

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dicen que en las grandes crisis sale de dentro lo mejor y también lo peor que hay en el hombre. En esta terrible pandemia(...)

Leer más...

Dar al César en una epidemia. Los límite…

Phil LAWLER, periodista

Mi amigo y colega Jeff Mirus nos advierte de que no debemos apresurarnos a juzgar(...)

Leer más...

Negocios vaticanos. La venganza del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Han impactado, el 5 de junio, el arresto y(...)

Leer más...

Pandemia, cuarentena, funcionarios, past…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

La palabra pandemia, como tantas otras(...)

Leer más...

Luz, sal, levadura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La difícil situación generada en Estados Unidos tras el presunto asesinato de George Floyd, afroamericano, a manos de un policía, con saqueos e incendios(...)

Leer más...

Sínodo alemán. Sobre el nuevo presidente…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

En las aventuras revolucionarias, las formulaciones de la(...)

Leer más...

Cansados y agobiados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Abandonarse en Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En el comentario a la actualidad de la Iglesia de la semana pasada, afirmé que adaptarse es sucumbir. No soy ningún profeta. Me limito(...)

Leer más...

San José de Arimatea

Autor: Ana HERNÁNDEZ, periodista

No estaba en el radar de Jesús, no queda constancia de una conversación,(...)

Leer más...

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...