Text Size
Friday, September 25, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Prepararse para la persecución

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Tres países, tres tragedias. Y digo tres, pero podría añadir muchos más. Me refiero a Venezuela, Nicaragua y China. Podría añadir Cuba, Nigeria o España, sin ir mucho más lejos.

Los tres primeros tienen dos cosas en común: son víctimas del marxismo real, es decir del sangriento, y sus obispos han hablado claro contra la represión que sufre el pueblo -católico o no- en ellos. Esta semana lo ha hecho, una vez más, la Conferencia episcopal venezolana; ha alzado la voz protestando por el allanamiento de la Asamblea Nacional por las fuerzas represoras de Maduro, para evitar que Guaidó fuera reelegido presidente. También ha hablado el arzobispo de Managua, cardenal Brenes, pidiendo al gobierno dictatorial de Nicaragua que libere a los cientos de presos políticos que mantiene en las cárceles. Y lo ha hecho el cardenal Zen -arzobispo emérito de Hong Kong-, aunque en realidad su mensaje era del mes de septiembre pero sólo ahora se ha podido conocer íntegramente; ha escrito a todos los cardenales del mundo pidiéndoles su apoyo para evitar que la Iglesia católica en China sea obligada a someterse al Gobierno comunista de ese país.

En Cuba guardan silencio, pero no en Nigeria, donde un obispo ha acusado al Gobierno de estar favoreciendo la islamización del país tolerando la persecución contra los cristianos. Algunos, pocos, se han atrevido a hablar en España tras la constitución del nuevo gobierno socialista-comunista, que promete de entrada mantener una línea dura contra la Iglesia y muy hostil contra los principios morales cristianos.

Casi todos esos países donde los católicos están siendo perseguidos, tienen en común que los perseguidores son los comunistas. El resto son musulmanes radicales. Entre unos y otros están convirtiendo el siglo XX y lo que llevamos del XXI en el más sangriento de la historia para los seguidores de Jesucristo.

¿Qué tenemos que hacer?

Lo mismo que hicieron los que, antes que nosotros, tuvieron que soportar persecuciones y martirio. Debemos estar preparados, aumentando nuestra unión con Dios y la unidad entre nosotros. Una persona y una Iglesia anémica, sin espiritualidad, no soportará la persecución; una Iglesia dividida, tampoco. La unidad sólo se puede lograr en torno a la Palabra de Dios y a la actualización del mensaje de forma fiel y coherente con esa Palabra y con la Tradición. Pensar que no nos van a perseguir si nos adaptamos al mundo, es ignorar que mientras quede en nosotros algo de fe en Cristo seguiremos siendo molestos y seremos perseguidos; sólo renunciarán a la persecución cuando estemos totalmente insertados en el sistema y hayamos asumido completamente lo que nos exige el nuevo orden mundial: aceptar que no tenemos la plenitud de la verdad, que somos una religión entre otras y con el mismo valor que otras, y que Cristo es sólo un gran profeta -como muchos otros-, pero de ningún modo el Hijo de Dios hecho hombre. No debemos engañarnos, habrá persecución mientras no haya rendición total.

Por eso es muy importante lo que pasa en China. Lo más significativo es que allí los que están protestando -representados por el cardenal Zen y por muchos obispos y sacerdotes- son los que quieren ser perseguidos antes que renunciar a la fidelidad a Cristo. Prefieren la cárcel antes que la traición y lo que les duele no es que sus iglesias estén siendo derruidas, sino que tengan la impresión de que es la propia Iglesia la que les pide que se sometan al partido comunista y que dejen de proclamar aquellos puntos del mensaje de Jesús que el partido no tolera. Ellos quieren ser mártires antes que traidores y se sienten muy mal porque les parece que les están pidiendo ser traidores antes que mártires. Para entendernos, su crisis es como la que habría tenido Santo Tomás Moro si el Papa de su época le hubiera dicho que debía aceptar a Enrique VIII como jefe de la Iglesia para evitar que le cortaran la cabeza en la Torre de Londres. Eso ya lo sabía Santo Tomás y no hacía falta que nadie se lo dijera, pero optó por la fidelidad a Cristo al precio de su cabeza; lo que él necesitaba era alguien que le hablara del cielo y que le animara a poner a Cristo en el primer lugar y a no someterse a los intereses de los hombres cuando éstos eran contrarios a los de Cristo. Los católicos chinos quieren eso: apoyo y aliento para afrontar la persecución, no que les digan cómo tienen que hacer para dejar de ser perseguidos, porque eso ellos lo saben de sobra y desde hace mucho.

Preparémonos para la persecución. Para la que viene de fuera y para la que pueda venir de dentro. Pidamos la gracia, la fuerza y la misericordia.

Prev Next

De nuevo, la amenaza de cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Sin duda que la noticia de la semana ha sido la dimisión de monseñor Becciu como prefecto de la Congregación para la Causa de(...)

Leer más...

Una crisis de fe nunca vista antes

Autor: Willem J. EIJK, cardenal arzobispo de Utrecht

La(...)

Leer más...

El fracaso del diálogo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta ha sido una semana intensa, de noticias nada buenas. Un sacerdote italiano, dedicado a ayudar a los emigrantes sin papeles, fue asesinado a(...)

Leer más...

El posconcilio y los grandes "saltos ade…

Autor: Roberto PERTICI, filósofo

En una reciente intervención intenté señalar, aunque en un(...)

Leer más...

Por qué permanezco en la Iglesia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El cardenal de Luxemburgo, jesuita y presidente de la Comisión que coordina a todas las Conferencias Episcopales de Europa, monseñor Hollerich, ha dicho que(...)

Leer más...

Por qué me quedo en la Iglesia

Autor: Joseph RATZINGER, teólogo

Hoy en día hay muchas razones opuestas para no permanecer en la Iglesia. Es tentador dar la espalda a la Iglesia no sólo a aquellos(...)

Leer más...

La dictadura de la Comunión en la mano

Autor: Francisco J. CARBALLO, historiador

Las dictaduras no son intrínsecamente malas. De la dictadura del bien, de lo(...)

Leer más...

Custodios de la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dentro del Leer más...

Culto y cultura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Elon Musk, el multimillonario que fabrica los coches eléctricos Tesla, ha decidido llamar a su hijo X AE A-12. Ignoro como llamarán en la(...)

Leer más...

El "rediseño" de la Iglesia católica

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Como me dedico a la academiael oficio de leer dentro de(...)

Leer más...

La ideología de género. Su imposición en…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Se habla habitualmente de Leer más...

Algunas claves del magisterio social de …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Del 22 al 25 de agosto de 1968 San Pablo VI realizó una peregrinación a Colombia con(...)

Leer más...

La gran estafa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana se ha publicado un informe sobre la salud mental en Estados Unidos durante la pandemia. Según este informe, tres de cada cuatro(...)

Leer más...

Los pueblos indígenas en tiempos de Covi…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El día 9 de agosto se celebra, como cada año, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.(...)

Leer más...

Clericalismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha declarado nulos todos los bautismos que se hayan hecho sin seguir la fórmula utilizada por(...)

Leer más...

Persecución nada encubierta

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Existe en España y en muchos países que antes(...)

Leer más...

Crisis-decadencia de la Iglesia

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Numerosos autores han hablado, ya(...)

Leer más...

El silencio de los corderos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Los católicos tienen el derecho a ser considerados con respeto”. Son palabras del cardenal Lacroix, arzobispo de Quebec, dirigidas a las autoridades de esa(...)

Leer más...

El culto litúrgico a los beatos y santos…

Autor: José Antonio DA CONCEICAO, sacerdote

La Biblia nos revela desde el Antiguo Testamento la voluntad amorosa de Dios de comunicar su santidad al pueblo:(...)

Leer más...

Las parroquias, a examen

En pleno verano y con muchas parroquias cerradas o bajo mínimos debido a la pandemia, la Congregación para el Clero, que preside el cardenal Stella, ha sacado un documento sobre las parroquias. Sin que se pueda decir que hay(...)

Leer más...

La sangre de Cristo y sus tres heridas

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 30 de junio de 1960, san Juan XXIII escribió la carta apostólica Inde aprimis, sobre(...)

Leer más...

El futuro es el pasado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana me han llamado la atención los pronunciamientos de dos cardenales africanos. Prácticamente han pasado desapercibidos, primero por su contenido y segundo porque(...)

Leer más...

Mi tiempo en prisión

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

Leer más...

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...

El rejuvenecer del águila

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

En esta mi bendita “clausura” del confinamiento, me trae el corazón a la memoria, junto a una multitud de gracias y gozos, alguna que(...)

Leer más...

Dos años de la reforma del Catecismo sob…

Autor: Francisco C. LÓPEZ, doctor en Ciencias Políticas

Se cumplen dos años de la reforma del número 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. Leer más...

El fracaso del acuerdo de 2018 con China

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El próximo 22 de septiembre,(...)

Leer más...

María, poder y gloria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana ha sido la salida del Papa emérito del Vaticano para ir a Alemania, a Ratisbona, a acompañar a su(...)

Leer más...

Charles de Foucauld y el islam

Autor: Juan Carlos SOLEY, economista

La noticia de la próxima canonización(...)

Leer más...

¿Qué nos dice hoy el Inmaculado Corazón …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Este año se cumplen 50 años desde que se(...)

Leer más...

Agustino de clausura

Autor: Manuel MORALES, sacerdote agustino

Es un “empleo” que tuve en alguna rara ocasión, obligado por uno de mis posoperatorios, pero entonces con dolores, sacrificado, y no de muy(...)

Leer más...

La Iglesia alemana, entre "reclamo nacio…

Autor: Roberto PERTICI, historiador

Los artículos de Sandro Magister y Pietro De Marco(...)

Leer más...