Text Size
Saturday, February 22, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

La fidelidad es el futuro

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Pasada ya, un poco al menos, la tormenta sobre la participación del Papa emérito en el libro del cardenal Sarah a favor del celibato sacerdotal, merece la pena que reflexionemos sobre asuntos de fondo que, generalmente, los conflictos y escándalos impiden que veamos. Me refiero al pavoroso y rapidísimo alejamiento de la Iglesia por parte de muchos fieles, y en zonas que no habían sido tan castigadas por el secularismo hasta ahora.

Por ejemplo, Perú. Es uno de los grandes países católicos de América, con una fe firme y un amor ejemplar a Cristo, especialmente en la advocación del Señor de los Milagros. Las manifestaciones pro vida en las calles de Lima son siempre multitudinarias y, aunque a veces sus obispos no estén a la altura, el pueblo católico ha sabido organizarse por su cuenta. Pues bien, allí, en ese país profundamente religioso, una ministra de un gobierno elegido por ese mismo pueblo católico, ha decidido suprimir la fiesta del Día de la Madre y sustituirla por el “Día de las rebeldías lésbicas”. Para mí eso es una prueba de que, ni siquiera en uno de los países más católicos de Latinoamérica, se ha conseguido evitar que el secularismo agresivo alcance el poder. Y si nos fijamos en los vecinos del sur, en Chile por ejemplo, vemos que el odio a la Iglesia no cesa, como lo demuestra que esta semana han prendido fuego a otro templo; es verdad que en Chile ese odio estuvo bien alimentado por los escándalos de pederastia de muchos sacerdotes, pero eso más que la causa fue la excusa. Y si volvemos la mirada a Europa, nos encontramos con el abandono creciente de los fieles incluso en naciones que son políticamente conservadoras, como Austria, donde el declive de la Iglesia se acelera de año en año. En Alemania la situación es tan grave que ya se habla de crear parroquias ecuménicas, compartidas por católicos y luteranos, no porque les falte dinero para mantenerlas sino porque no hay fieles que acudan a ellas. Incluso Italia, un bastión del catolicismo en Europa, ve cómo sus jóvenes se han alejado ya de la Iglesia y eso se demuestra en el escasísimo número de matrimonios eclesiásticos que tienen lugar en la mayor parte del país.

Ante esto, que viene ya de años, se ha ido elaborando una propuesta: la aceptación de la modernidad para evitar que la gente se siga yendo. No se busca que vuelvan los que ya se han ido, porque eso se considera imposible, sino que no se vayan los pocos que van quedando. Para ello hay que hacerles más fácil compaginar la fe y, sobre todo, las exigencias de la moral católica con el mundo que les rodea y les asfixia. De ahí, de este intento desesperado por mantener los pocos fieles que quedan, nace lo que ya se conoce como la “nueva Iglesia”. Sus promotores, obispos y sacerdotes, están convencidos de que la “vieja Iglesia” o “Iglesia tradicional” no tiene cabida en la sociedad secularizada y multicultural de Occidente. Creen imprescindible eliminar, aunque sea gradualmente, todo lo que sea indigesto para el gusto secularizado contemporáneo. En la lista de antiguallas a suprimir figura, en primer lugar, la exigencia del celibato sacerdotal; a continuación, o a la par, viene la aceptación de las prácticas homosexuales; después, o simultáneamente, viene la aceptación del matrimonio homosexual tanto para los laicos como para los curas; al mismo nivel está el sacerdocio femenino, empezando por el diaconado y llegando al episcopado y al papado. No pararán hasta que no consigan que al frente de la Iglesia católica esté una papisa lesbiana casada con una obispa. Y esto que digo no es ni una broma ni una exageración. De hecho, ya lo tienen los luteranos, que han tenido como líder de su Iglesia en Alemania y en Suecia a una obispa lesbiana casada. Junto a esto, naturalmente, habrá grandes cambios dogmáticos, tanto en lo referente a la eclesiología como a los sacramentos e incluso a la concepción de la naturaleza de Cristo y de la función de la propia Iglesia católica. Ellos, los que promueven la “nueva Iglesia”, consideran que sólo este tipo de religión podrá ser tolerada por los grandes poderes fácticos. El problema para ellos, aunque no quieran verlo, es que esos cambios, esa demolición de lo que ellos llaman con desprecio la “Iglesia fascista conservadora”, no sirve ni siquiera para evitar que se vayan los pocos que quedan. Los protestantes -luteranos, calvinistas o anglicanos- están aún peor que los católicos, a pesar de que han aceptado hace años todo lo que ahora se nos quiere imponer a nosotros como una novedad progresista.

Creo que tenemos que asumir sin asustarnos nuestra realidad. Somos pocos y seremos menos. Seremos incluso insignificantes a la hora de influir en las grandes líneas del gobierno mundial, tanto a nivel social como económico. Pero podemos mantener la dignidad y eso es lo único que nos va a quedar y en lo que debemos concentrar nuestros esfuerzos. El proyecto de “nueva Iglesia” me recuerda a esas señoras que intentan retener la hermosura que tuvieron a base de dinero y estiramientos en su piel; al final, la vejez llega y las convierte, físicamente, en penosas caricaturas de lo que un día fueron. En cambio, la despreciada, insultada y odiada Iglesia tradicional, me recuerda a la Madre Teresa de Calcuta; su cara estaba llena de arrugas, pero tenía la belleza de la honestidad y de la fidelidad, porque no había invertido nada en mejorar su aspecto, sino que lo había dado todo por amor a Cristo y a los pobres. Debemos aceptar nuestra pobreza, nuestra minoridad, sin asustarnos. Somos pocos y seremos menos. Habrá que cerrar muchos templos. No nos tendrán en cuenta y nos marginarán. Pero no nos despreciarán si somos fieles a nuestros principios, si somos fieles a Cristo y a sus enseñanzas. Seremos pobres, pero seremos honestos y, al fin, seremos respetados porque hemos sabido ser fieles. En cambio, si nos vendemos por un plato de lentejas, seremos como aquella sal de la que hablaba Jesucristo, que se había vuelto insípida y era echada fuera y pisada por los hombres. El futuro es de una Iglesia fiel, pequeña y pobre, pero levadura en la masa. Lo otro, la “nueva Iglesia” no es futuro porque no tiene futuro y yo creo que ellos lo saben, aunque no quieran reconocerlo.

Prev Next

Francisco y el cisma de Alemania. Cronol…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El de la Amazonia es el segundo(...)

Leer más...

El silencio de Francisco, las lágrimas d…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Lo que más impacta en la exhortación(...)

Leer más...

El Papa, en su sitio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En la Iglesia católica de rito latino, que es la práctica totalidad de la Iglesia católica, no va a haber curas casados. Y(...)

Leer más...

El relativismo y la doctrina de los Papa…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo es el Relativismo.(...)

Leer más...

El principio del fin

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No sé si estamos en el principio del fin o en el fin del principio, pero sí sé que estamos en un(...)

Leer más...

El actual gobierno argentino y el aborto

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

El presidente Alberto Fernández es un conocido(...)

Leer más...

La tragedia de los inocentes

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Me han hecho reflexionar mucho unas palabras de un cardenal(...)

Leer más...

¡Viva la santa ironía!

Autor: Bruno MORENO, periodista

A veces pienso que la existencia, en este mundo creado, de(...)

Leer más...

¿Los hijos no pertenecen a los padres?

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Es verdad comúnmente admitida que compete a la(...)

Leer más...

La fidelidad es el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Pasada ya, un poco al menos, la tormenta sobre la participación del Papa emérito en el libro del cardenal Sarah a favor(...)

Leer más...

¿Adversarios o hermanos en el Espíritu? …

Autor: Gerhrard L. MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La confusión mediática sobre(...)

Leer más...

Dadles vosotros de comer

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Se trata de un pasaje bien conocido, o, quizá, no tanto: lo hemos escuchado y(...)

Leer más...

El cardenal Hummes escribe a los obispos…

Autor: Aldo Maria VALLI, periodista

Las controversias de los últimos días sobre el libro del cardenal Sarah y el Papa emérito (¿o solo el cardenal Sarah?) en(...)

Leer más...

De nuevo, del libro bomba de Ratzinger y…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Del libro, escrito conjuntamente por Joseph Ratzinger/Benedicto(...)

Leer más...

Un libro bomba. Ratzinger y Sarah le pid…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Se han visto. Se han escrito. Precisamente(...)

Leer más...

Prepararse para la persecución

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Tres países, tres tragedias. Y digo tres, pero podría añadir muchos más. Me refiero a Venezuela, Nicaragua y China. Podría añadir Cuba,(...)

Leer más...

Más frías las relaciones entre el Vatica…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A seis días del asesinato en Bagdad(...)

Leer más...

Orad por España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Estamos en los comienzos de un nuevo Año y nos encontramos en(...)

Leer más...

Análisis en profundidad sobre la figura …

Autor: Javier NAVASCUÉS, periodista

Álvaro Ginebreda, licenciado en Derecho y Filología clásica, Leer más...

Ser como Dios

Autor: Francisco Javier GARCÍA, químico

Cuenta el Libro del Génesis que la serpiente prometió a nuestros primeros padres que si comían el fruto del árbol prohibido serían(...)

Leer más...

Europa musulmana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El año que acabamos de terminar se despidió con la noticia de que once cristianos habían sido decapitados en Nigeria por los(...)

Leer más...

El papiro 7Q5 de Qumram, un hallazgo rev…

Autor: Laureano BENÍTEZ, biblista

En lo que respecta a la veracidad de los Evangelios, al tratarse de documentos escritos, las pruebas arqueológicas hay que buscarlas en el(...)

Leer más...

Thomas Merton. La experiencia de caer

Autor: Carlos J. DÍAZ, abogado

Aprovechando los días festivos,(...)

Leer más...

Visto para usted: Los dos Papas

Autor: Jorge OLIVERA, sacerdote

En un alto en nuestras ocupaciones y casi como una penitencia(...)

Leer más...

La increíble mente de G.K.Chesterton

Autor: Dale AHLQUIST, escritor

Probablemente habéis oído hablar de la historia de un chico que quería un trabajo en el zoo. El chico fue y preguntó al(...)

Leer más...

El último discurso del Papa a los carden…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

También esta vez, en el discurso que(...)

Leer más...

Navidad de esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Navidad fue siempre un tiempo de tregua en las guerras, una pausa en la que incluso los cañones callaban. El hombre volvía, aunque(...)

Leer más...

La Ponficia Comisión Bíblica pregunta: "…

Autor: Edward PENTIN, periodista

Los autores de un nuevo y extenso estudio de antropología bíblica publicado por la Pontificia Comisión Bíblica, ofrece a los teólogos y catequistas(...)

Leer más...

Nada te turbe

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En periodismo se dice que no es noticia que un perro muerda a un hombre, sino que un(...)

Leer más...

Prueba de cónclave. El próximo Papa toma…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Dos actos recientes del papa Francisco han(...)

Leer más...

Del diario de Ratzinger. Buenas y malas …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

A fines de noviembre se reunió en(...)

Leer más...

El nuevo malthusianismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque las fechas invitan a la paz, las tensiones no cesan. 15 estados de Estados Unidos han modificado su legislación para que(...)

Leer más...

Iglesia al borde del cisma en China. La …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Por España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En una Instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal(...)

Leer más...

La esperanza no defrauda

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Me ha impresionado mucho la carta al Papa que ha dado a conocer el editor de la revista The Remnant, Michael Matt.(...)

Leer más...

¡Alcanzamos la cifra de 1935 mártires!

Autor: Jorge LÓPEZ TEULÓN, sacerdote

La Santa Sede ha anunciado en la mañana de hoy(...)

Leer más...