Text Size
Thursday, June 04, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Hombres delicados

There are no translations available.

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad de recuerdos, pero uno de los que más me ha marcado es el de algunos compañeros de clase en la secundaria que se distinguían por su inteligencia, sensibilidad, amabilidad, urbanidad, seriedad y delicadeza en el trato, en un contexto muy signado por la violencia y los modales bruscos y toscos tan típicos de los colegios masculinos, sobre todo, a partir del comienzo de la adolescencia, en la que, a veces, la afirmación de la masculinidad se da de un modo torpe, pues se confunde con hostilidad e insensibilidad. Aquellos compañeros que recuerdo con tantísima gratitud y aprecio fueron víctimas de un fuerte acoso por parte de algunos estudiantes que hacían burla de su carácter temperante y fino mediante hirientes comentarios acerca de su condición sexual, presuponiendo que todo hombre que no se comporta como una bestia o un macho cabrío es, necesariamente, una persona con atracción por el mismo sexo o, como se dice ideológicamente, un homosexual.

Lamenté ver que varios de estos grandes caballeros terminaron, luego, adscritos al lobby LGTBI, “saliendo del clóset”, con parejas del mismo sexo y, en algunos casos, llevando vidas signadas por dañinos excesos muy propios del estilo de vida gay y, pienso que, como bien indican los expertos en la materia (Nicolosi, Polaino, Anatrella, Cohen, entre otros), dicha confusión sobre la delicadeza de su personalidad pudo llevarlos a concluir, intuir, sentir o percibir que las sardónicas y ácidas bromas de sus pares en el periodo escolar ―y, tal vez, en épocas posteriores de su vida―, eran acertadas, es decir, que ellos, realmente, estaban en el cuerpo equivocado, que eran mujeres prisioneras en una anatomía masculina. Refiriéndose a Greg Louganis, campeón olímpico de trampolín en 1984 y 1988, los esposos Joseph Nicolosi y Linda Ames Nicolosi comentan:

“En una entrevista para la revista People, Louganis describió un recuerdo especialmente doloroso: un día, su padre le pegó con un cinturón para que practicara un salto que no quería hacer porque el agua estaba congelada. Louganis dice: ‘Me pegó en la espalda y las piernas hasta que me quemaban’. Eso no lo puedo olvidar. Me forzó a hacer cuatro o cinco vueltas y media hacia atrás. Para castigarlo, yo caía mal, tratando de hacerme daño…La mejor manera de tratar con mi padre era evitándolo’. Louganis no obtuvo el apoyo de otros niños durante su infancia; se le etiquetó como ‘negro’ por su complexión, le hacían burlas por ser un marica y debido a su tartamudeo”[1]

Como puede verse, en el caso de Louganis, hubo maltrato por parte de su padre y una hiperexigencia que le transmitió una visión negativa de la figura masculina, reforzada por el acoso escolar, lo cual ofrece dos claves muy importantes en la educación de los niños y jóvenes. La primera es que la figura paterna debe ser para ellos modelo de fuerza y ternura, de virilidad en todo el sentido de la palabra, pues esta incluye la elegancia y la temperancia en el uso de la fuerza, por ejemplo, distinguiendo el trato que debe darse a hombres y mujeres, sabiendo que estas son más frágiles y delicadas, pero siendo cariñoso, afectuoso y amoroso con todos según su identidad y rol social (por ejemplo, no se expresa igual el amor a la esposa que a un compañero de trabajo. Son formas distintas de amor caracterizadas por gestos y conductas que atienden a la naturaleza de la persona amada como cónyuge y amigo o colega).

En segundo lugar, es necesario dar importancia al hecho de que, siendo hombres o mujeres, la riqueza de la personalidad puede incluir aspectos más delicados en los primeros y aspectos más fuertes y hasta viriles en las segundas, lo cual no significa que la distinción entre los sexos sea ficticia o inventada por una cultura patriarcal, como sugieren los activistas de género. Me encanta cuando mi amigo argentino me manda una nota de voz llena de serenidad y cariño y dice “Hoooooola, Carlos” pues lo hace de tal manera que pareciese un niño que te llena el alma de paz con su mero tono, pero también me gustaba cantidad escalar con una de mis amigas que, siendo hermosa y teniendo unos rasgos muy delicados, daba muestras magníficas de fuerza física y valentía que, a veces, me hacían sentir superado y hasta avergonzado. Ella es mujer y yo soy hombre, llegamos, incluso, a compartir una relación de amistad muy íntima que se acercó al noviazgo, pero eso nunca implicó que yo no pudiera sintonizar con su feminidad valerosa ni que ella estuviera privada de hacerlo con mi masculinidad cálida y amorosa.

Sin temor alguno a ser políticamente incorrecto, concluiré diciendo que muchos de los actuales casos de “homosexualidad” no son más que confusiones inducidas que requieren más profundidad por parte de pastores de almas, teólogos, filósofos, antropólogos, psicólogos y educadores, pues la compañía de hombres delicados y matronas con liderazgo y autoridad no tiene nada qué ver con el deseo sexual ni refuta las evidencias de la biología. Tan solo, es una muestra más de la grandeza y el misterio de los seres humanos, pues ni una vida entera basta para conocer a uno solo de ellos y, por eso, el trato que debemos darnos los unos a los otros debe ser reverente, atento, respetuoso y lleno de amor, que a eso estamos llamados todos, hombres y mujeres, ya dice el texto religioso de la antigüedad que la perfección de lo humano se muestra solo en la diferencia complementaria de ambos, cuya consideración no ha terminado de hacerse y, tal vez, nunca sea concluida, si tratamos el tema con la debida delicadeza.



[1] Nicolosi, Joseph & Ames Nicolosi, Linda. Cómo prevenir la homosexualidad. Los hijos y la confusión de género. Madrid: Palabra, 2009 p. 71

Prev Next

Cansados y agobiados

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Abandonarse en Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En el comentario a la actualidad de la Iglesia de la semana pasada, afirmé que adaptarse es sucumbir. No soy ningún profeta. Me limito(...)

Leer más...

San José de Arimatea

Autor: Ana HERNÁNDEZ, periodista

No estaba en el radar de Jesús, no queda constancia de una conversación,(...)

Leer más...

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...

Dios es misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Era inevitable que, más pronto o más tarde, saltara la polémica de si la pandemia que padecemos es o no un castigo divino. Destacadas(...)

Leer más...

Celibato, Amazonía, Alemania. Vuelve al …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la mañana del domingo de Pascua y en la mañana del lunes de Gloria la revista(...)

Leer más...

La pandemia a la luz del Cántico de Jere…

Autor: Anthelme ADZAKLUI, religioso FM

Desde el acontecimiento salvador de la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo, encarnado, muerto y resucitado, la mirada del mundo(...)

Leer más...

Pulmones y corazones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nos adentramos en el tiempo(...)

Leer más...

¡Es la Teología, estúpìdos!

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Varios amigos lamentan la cobardía de algún obispacho (contracción de «obispo(...)

Leer más...

Una Semana Santa diferente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana han sido dos las noticias más destacadas relacionadas con la(...)

Leer más...

La Pascua del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Lo que más deseo afra es celebrar una misa”,(...)

Leer más...

La Semana Santa del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Cuando en Roma todavía era de noche, hoy martes 7 de abril el tribunal supremo de Australia(...)

Leer más...

Una Semana Santa única

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Todas las semanas, desde hace años, dedico este comentario a analizar la actualidad de la Iglesia. Esa actualidad sigue centrada en lo que la(...)

Leer más...

El régimen chino y su culpabilidad moral…

Autor: Charles MAUG BO, cardenal arzobispo de Rangún

El viernes pasado, el Papa(...)

Leer más...

Compañeros en la tribulación y también e…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El autor del último libro de la Biblia se presenta así: “Yo, Juan, hermano vuestro,(...)

Leer más...

Un Wittenberg a cámara lenta sinodal

Autor: George Weigel, escritor

Como demostró magistralmente Carlos Eire, de la Universidad de(...)

Leer más...

Pedir sin insultar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El mundo continúa sometido al imperio del coronavirus que, como un dictador sangriento,(...)

Leer más...

Nada nuevo bajo el sol: La Iglesia, culp…

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Siempre es bueno tener a alguien a quien echar la culpa, y(...)

Leer más...

Es más que el coronavirus. Es un cambio …

Autor: Roberto PERTICI, historiador

El texto de Pietro De Marco, como siempre, me(...)

Leer más...

La peste de la banalidad

Autor: Pietro DI MARCO, filósofo

En la coyuntura mundial de la pandemia actual(...)

Leer más...

Coronavirus: La obediencia cristiana a l…

Autor: José María URABURU, sacerdote

La Iglesia Católica, fiel a su historia, ha de librar(...)

Leer más...

Tiempo de oportunidades

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las medidas que los obispos están tomando para evitar que la participación en las distintas actividades de la Iglesia contribuya a la expansión de la(...)

Leer más...

Dios detiene el coronavirus

Autor: Domingo DE ALMOGUERA, escritor

La epidemia del coronavirus supondrá(...)

Leer más...