Text Size
Tuesday, October 20, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

No tengáis miedo

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad laicista que predomina en Occidente está elaborando una especie de Credo cuya profesión va a ser obligatoria para todos. El que no lo haga quedará “excomulgado”, aislado, marginado y también perseguido. Según el Pontífice, dos de los artículos de ese “Credo” son la aceptación del aborto y del matrimonio homosexual. De hecho, la ONU, en su informe anual sobre “Libertad de religión y creencias” acaba de afirmar que las religiones en general y la cristiana en particular son enemigas de los derechos humanos porque no aceptan los supuestos “derechos LGBT”.

Los Gobiernos que impulsan ese “Credo” laicista han visto en la pandemia una oportunidad única para someter a la Iglesia. Ciertamente, en algunos países más que en otros. Por ejemplo, en España, la única nación de Europa que está haciendo frente al problema con medidas extraordinarias, declarando el “estado de alarma”, en lugar de hacerlo con medidas extraídas de la legislación ordinaria. La excepcionalidad de las medidas, como ya han advertido varios juristas, podría estar siendo usada para limitar derechos tan básicos como la libertad de expresión y la libertad de culto. Por ejemplo, en Madrid la Policía ha irrumpido en una vivienda, sin mandato judicial, para llevarse preso al responsable del “gravísimo” delito de hacer sonar desde el balcón de su casa el himno nacional; sólo el valor de la víctima impidió que se llevase a cabo ese atropello. En un pueblo de Galicia, un hombre es denunciado y multado por la Policía tras haber entrado en una iglesia a rezar, estando esta abierta y sin celebración de ningún acto de culto, lo cual está permitido por la ley; el juez archivó la denuncia, porque iba contra derecho, pero lo ocurrido es una muestra de lo que está pasando. Aunque lo más significativo, quizá, sea lo sucedido en Valencia; el día de la patrona de la ciudad, a propuesta del arzobispo, el cardenal Cañizares, la imagen de la Virgen de los Desamparados fue “asomada” a la puerta del templo, sin tan siquiera pisar el umbral ni cruzar la puerta, mientras afuera, en la plaza, la gente esperaba distribuida a la distancia que manda la ley y con mascarillas y guantes; pues bien, por haber hecho eso, el cardenal ha sido denunciado y se pide que caiga sobre él todo el peso de la ley; claro que monseñor Cañizares, acostumbrado a bregar con toros más bravos, no se ha dejado intimidar y ha escrito una carta pública denunciando lo ocurrido y le ha dicho al concejal que le ha denunciado, abierta y claramente, que es un mentiroso, a la vez que le compara nada menos que con Nerón.

Todo esto me ha hecho recordar a San Juan Pablo II, el centenario de cuyo nacimiento celebraremos el próximo lunes, día 18. Y en especial lo ocurrido en Nowa Huta. Este era un barrio de Cracovia, construido por los comunistas para albergar a los trabajadores de una gran central siderúrgica, y que debía ser el modelo de las ciudades socialistas; aparte de que las casas son horrorosas, como todo lo soviético, el barrio se debía caracterizar por no tener ninguna iglesia. Los comunistas se encontraron con una gravísima dificultad para lograr sus fines: el pueblo y la Iglesia polaca. Aunque en 1958 se había obtenido la licencia de construcción del templo e incluso el solar, no había forma de que la iglesia pudiera edificarse por las dificultades burocráticas que el Gobierno ponía. Entonces los católicos colocaron una cruz y todos los días celebraban Misa ante ella, a la que los domingos acudían miles de personas que vivían en el barrio. Molestos, en 1960 los comunistas mandaron derribar la cruz con una excavadora; lo hicieron por la noche, para evitar enfrentamientos con la población, pero a la mañana siguiente la gente la colocó de nuevo; lo volvieron a hacer a la noche siguiente, y de nuevo los católicos la pusieron en su sitio para seguir celebrando misas de forma ininterrumpida durante todo el día. Karol Wojtyla, entonces un desconocido obispo auxiliar de Cracovia, encabezó la rebelión y acudía con frecuencia a celebrar allí la Misa, también en el duro invierno polaco, incluida la Misa del Gallo. Después de dos años, los comunistas suspendieron la inútil licencia de obras para construir el templo, pero los católicos no se rindieron y siguieron instalando su cruz cada día y con sus curas y obispos celebrando misas bajo ella, hasta que en 1967 el régimen dio el permiso para levantar el templo, que estuvo dedicado a la Virgen María como Reina de Polonia.

La lección de esta historia, que he recordado al saber lo que le ha ocurrido al cardenal Cañizares, es que los derechos no se mendigan, no se suplican, se exigen y se reivindican. Los derechos, incluido el de la libertad religiosa, no los otorgan o los quitan los Gobiernos, como si fueran favores o dádivas que su generosidad concede. Los derechos humanos son propios de la persona y nadie puede conculcarlos sin convertirse en un dictador. Violar la libertad religiosa, denunciar por asomar a una puerta una imagen de una Virgen o allanar una morada por hacer sonar el himno nacional son signos claros de dictadura. Ante ella hay que actuar como hizo San Juan Pablo II: sin violencia, pero con valentía y firmeza. Si los polacos, con San Juan Pablo II a la cabeza, hubieran aceptado mansamente el derribo de su cruz, hoy no sólo no estaría construida aquella iglesia y muchas otras que se levantaron en Polonia en situaciones similares, sino que no habría caído el Muro de Berlín y la dictadura comunista seguiría sometiendo a su tiranía a muchos millones de personas en el mundo. Por eso los comunistas, y sus amigos dentro de la Iglesia, odian tanto a San Juan Pablo II, porque demostró que el comunismo se podía vencer y lo hizo celebrando Misa, bajo el frío y la lluvia helada una Nochebuena, para demostrar que el amor de Cristo es más fuerte que el odio de sus enemigos.

Lo que ha hecho el cardenal Cañizares le honra y le coloca en la historia. Si otros hicieran lo mismo, no triunfaría la incipiente dictadura a la que los gobiernos laicistas quieren someternos. “No tengáis miedo”, fueron las primeras palabras del Papa polaco cuando apareció por primera vez en el balcón de la Plaza de San Pedro. Eran palabras de Cristo que él hizo suyas y tienen que seguir sonando con fuerza en nuestros oídos, salvo que hayamos dejado de amar la libertad y hayamos renunciado a ser auténticamente hombres para vivir sometidos como esclavos. Estamos viviendo ya la lucha de dos religiones, con dos Credos. La religión del amor contra la religión del odio y la represión. Cristo ha vencido y volverá a vencer. No tengáis miedo.

Prev Next

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Vencer el mal a fuerza de bien

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana hemos celebrado la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, Teresa la Grande, fundadora en tiempos revueltos y doctora de la Iglesia(...)

Leer más...

Rezar por la España de todos

Autor: Adolgo GONZÁLEZ, obispo de Almería

Es la Virgen del Pilar(...)

Leer más...

Encíclica "Fratelli tutti"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La encíclica “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”) del Papa Francisco ha entusiasmado a algunos y decepcionado e incluso irritado a otros. Para entender a unos(...)

Leer más...

Cuando el dogma se vive firmemente

Autor: Charles J. CHAPUT, arzobispo emérito de Philadelphia

Cuando la senadora Dianne Feinstein(...)

Leer más...

El Cristo comunista chino

Cameron HILDITCH, historiador

A principios de este año tuvimos noticia de la intención del Partido Comunista Chino (PCC) de elaborar su propia “traducción” del texto bíblico aprobado por(...)

Leer más...

Volver a San Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No es fácil mantener la paz y la esperanza en medio de tanta convulsión como hay en la Iglesia y en el mundo. Esta(...)

Leer más...

Todos los "no" del Papa Francisco a los …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En medio del desinterés general(...)

Leer más...

De nuevo, la amenaza de cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Sin duda que la noticia de la semana ha sido la dimisión de monseñor Becciu como prefecto de la Congregación para la Causa de(...)

Leer más...

Una crisis de fe nunca vista antes

Autor: Willem J. EIJK, cardenal arzobispo de Utrecht

La(...)

Leer más...

El fracaso del diálogo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta ha sido una semana intensa, de noticias nada buenas. Un sacerdote italiano, dedicado a ayudar a los emigrantes sin papeles, fue asesinado a(...)

Leer más...

El posconcilio y los grandes "saltos ade…

Autor: Roberto PERTICI, filósofo

En una reciente intervención intenté señalar, aunque en un(...)

Leer más...

Por qué permanezco en la Iglesia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El cardenal de Luxemburgo, jesuita y presidente de la Comisión que coordina a todas las Conferencias Episcopales de Europa, monseñor Hollerich, ha dicho que(...)

Leer más...

Por qué me quedo en la Iglesia

Autor: Joseph RATZINGER, teólogo

Hoy en día hay muchas razones opuestas para no permanecer en la Iglesia. Es tentador dar la espalda a la Iglesia no sólo a aquellos(...)

Leer más...

La dictadura de la Comunión en la mano

Autor: Francisco J. CARBALLO, historiador

Las dictaduras no son intrínsecamente malas. De la dictadura del bien, de lo(...)

Leer más...

Custodios de la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dentro del Leer más...

Culto y cultura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Elon Musk, el multimillonario que fabrica los coches eléctricos Tesla, ha decidido llamar a su hijo X AE A-12. Ignoro como llamarán en la(...)

Leer más...

El "rediseño" de la Iglesia católica

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Como me dedico a la academiael oficio de leer dentro de(...)

Leer más...

La ideología de género. Su imposición en…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Se habla habitualmente de Leer más...

Algunas claves del magisterio social de …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Del 22 al 25 de agosto de 1968 San Pablo VI realizó una peregrinación a Colombia con(...)

Leer más...

La gran estafa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana se ha publicado un informe sobre la salud mental en Estados Unidos durante la pandemia. Según este informe, tres de cada cuatro(...)

Leer más...

Los pueblos indígenas en tiempos de Covi…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El día 9 de agosto se celebra, como cada año, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.(...)

Leer más...

Clericalismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha declarado nulos todos los bautismos que se hayan hecho sin seguir la fórmula utilizada por(...)

Leer más...

Persecución nada encubierta

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿Existe en España y en muchos países que antes(...)

Leer más...

Crisis-decadencia de la Iglesia

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Numerosos autores han hablado, ya(...)

Leer más...

El silencio de los corderos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Los católicos tienen el derecho a ser considerados con respeto”. Son palabras del cardenal Lacroix, arzobispo de Quebec, dirigidas a las autoridades de esa(...)

Leer más...

El culto litúrgico a los beatos y santos…

Autor: José Antonio DA CONCEICAO, sacerdote

La Biblia nos revela desde el Antiguo Testamento la voluntad amorosa de Dios de comunicar su santidad al pueblo:(...)

Leer más...

Las parroquias, a examen

En pleno verano y con muchas parroquias cerradas o bajo mínimos debido a la pandemia, la Congregación para el Clero, que preside el cardenal Stella, ha sacado un documento sobre las parroquias. Sin que se pueda decir que hay(...)

Leer más...

La sangre de Cristo y sus tres heridas

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El 30 de junio de 1960, san Juan XXIII escribió la carta apostólica Inde aprimis, sobre(...)

Leer más...

El futuro es el pasado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana me han llamado la atención los pronunciamientos de dos cardenales africanos. Prácticamente han pasado desapercibidos, primero por su contenido y segundo porque(...)

Leer más...

Mi tiempo en prisión

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

Leer más...

Experimento social de libro en Seattle

Autor: Jorge SOLEY, periodista

Lo que ha sucedido durante el mes de junio en Seattle ha sido una auténtica delicia para cualquier observador de la realidad. Nos referimos, claro está, a lo que(...)

Leer más...

De nuevo, el Concilio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando(...)

Leer más...

Regresar a Galilea en tiempos de pandemi…

Autor: Isabel VARGAS, ama de casa

Inimaginable cuando estábamos celebrando el fin y principio de año 2019-2020, que en pocos días un minúsculo virus, el(...)

Leer más...

María, misericordia, esperanza y consuel…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

En el pasado mes de junio, el Santo Padre sumó tres nuevas invocaciones marianas a las Letanías(...)

Leer más...

Los enemigos del perdón

Autor: Santiago Martín, sacerdote FM

El marxismo ha ocasionado muchos males a la Iglesia. El primero fue convencer a muchos pastores de que no había que hablar de la(...)

Leer más...