Text Size
Saturday, April 17, 2021
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

De nuevo, el Concilio

There are no translations available.

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Concilio Vaticano II vuelve a estar en el centro del debate interno en la Iglesia, aunque esta vez ese debate se esté dando en el seno de los que defienden la vigencia de la Palabra de Dios y de la Tradición, es decir, entre los conservadores.

El Vaticano II se llevó a cabo entre los años 1962 y 1965. Aquellas cuatro sesiones, tras la primera de las cuales murió San Juan XXIII y fue elegido San Pablo VI, se desarrollaron en medio de enormes tensiones. Fue el Papa Montini el que logró que los sectores más radicales no impusieran sus tesis, advirtiendo que si lo hacían él no firmaría los decretos conciliares, con lo que éstos serían jurídicamente nulos. De este modo se llegó a un resultado que, si lo pudiéramos comparar con lo que existe en la vida civil, deberíamos decir que se trataba de una Constitución fruto de un consenso, que no dejaba satisfecho a ninguno de los dos extremos. La paz, sin embargo, no tardó en demostrar la fragilidad sobre la que estaba construida. Por un lado, dos obispos -el francés Lefebvre y el brasileño Castro Mayer- se pusieron al frente de un grupo que rechazaba cuatro puntos esenciales del Concilio: la reforma litúrgica, el ecumenismo, la libertad religiosa y la colegialidad. En el lado opuesto, muchos de los que habían sido los principales promotores de los cambios aprobados en el Concilio, se mostraron insatisfechos y enseguida empezaron a hablar de que éste debía ser interpretado según lo que se denominó “el espíritu del Concilio”. Se plantearon, por lo tanto, tres posiciones; una de ellas rechazaba el Concilio porque no consideraba que el texto de los documentos conciliares fuera compatible con la tradición; la ruptura con ellos se produjo oficialmente en 1988, cuando monseñor Lefebvre ordenó cuatro obispos sin el permiso del Papa. Las otras dos posiciones aceptaban el Concilio, pero diferían a la hora de interpretarlo; unos aplicaban lo que se ha llamado la “hermenéutica de la continuidad” -o, como la denominó Benedicto XVI, “hermenéutica de la reforma”-, que buscaba interpretar el Concilio en fidelidad con la Palabra de Dios y con la Tradición, y los otros, en nombre del “espíritu del Concilio”, preconizaron la “hermenéutica de la ruptura”, que implica que la Iglesia que surge tras el Vaticano II es una Iglesia nueva, diferente en aspectos esenciales de la anterior, la llamada despectivamente “Iglesia preconciliar”.

San Juan XXIII fue muy claro en la exposición de los objetivos que debía buscar el Concilio Vaticano II: “Nuestra tarea no es únicamente guardar este tesoro precioso, como si nos preocupáramos tan sólo de la antigüedad, sino también dedicarnos con voluntad diligente, sin temor, a estudiar lo que exige nuestra época. Es necesario que esta doctrina, verdadera e inmutable, a la que se debe prestar fielmente obediencia, se profundice y exponga según las exigencias de nuestro tiempo. En efecto, una cosa es el depósito de la fe, es decir, las verdades que contiene nuestra venerable doctrina, y otra distinta el modo como se enuncian estas verdades, conservando sin embargo el mismo sentido y significado”. Se trataba, por lo tanto, de profesar la misma fe pero presentarla de un modo nuevo, sin que ese “modo nuevo” significara modificar el contenido de esa fe.

San Pablo VI intentó aplicar el Concilio con esta hermenéutica de la reforma y, en buena medida, fracasó porque se vio desbordado por los que llevaban a la práctica esa aplicación según el “espíritu del Concilio” y en ruptura con todo lo anterior, no sólo ya en las formas sino también en el fondo. San Juan Pablo II, con mayor firmeza, se esforzó al máximo por mantener a la Iglesia en continuidad con la Palabra de Dios y con la Tradición, y lo mismo hizo su sucesor, Benedicto XVI. Sin embargo, 55 años después de la clausura del Vaticano II, vuelven a reproducirse en la Iglesia las mismas tensiones que tuvieron lugar durante el Concilio y el inmediato Postconcilio. Ante las reclamaciones cada vez más claras de la creación de la “nueva Iglesia” -cuya manifestación más notoria sería el Sínodo alemán-, se está produciendo una división entre la minoría que hasta ahora había apoyado la hermenéutica de la continuidad. Monseñor Viganó ha sido el primero en dirigir el tiro no contra la aplicación o interpretación del Concilio, sino contra el Concilio mismo; de momento, hay cinco obispos -todos ellos jubilados- que estos días le han apoyado públicamente. Otros, en cambio, como el cardenal Brandmüller, uno de los firmantes de los Dubia presentados al Papa Francisco en su día, siguen defendiendo la posibilidad de aceptar el Vaticano II si se interpreta en continuidad con la Palabra de Dios y con la Tradición. Para los primeros, San Juan Pablo II y Benedicto XVI no lograron revertir la aplicación errónea del Concilio y eso demuestra que el problema no está en su interpretación sino en el hecho que le da origen, el Concilio mismo. Para los segundos, la obra de esos pontífices fue insuficiente porque quisieron incorporar al gobierno de la Iglesia a personalidades que estaban a favor de la hermenéutica de ruptura, creyendo que así se favorecería la unidad, y que éstos, al verse con responsabilidades de gobierno, serían fieles a los deseos de los que les habían nombrado, pero se equivocaron y fueron engañados; sin embargo, para este sector dentro del minoritario grupo de los conservadores, el objetivo último, que era la interpretación del Concilio en continuidad con la doctrina y el magisterio anteriores sigue siendo válido.

Los extremos se alimentan recíprocamente. Frente a los excesos de unos surge el rechazo de los otros. Si no se aplica una hermenéutica de continuidad, o de reforma como dice el Papa Benedicto, la ruptura en la Iglesia será inevitable y sus consecuencias serán terribles. Sólo un milagro puede evitar esa ruptura, que hasta ahora parecía deseada sólo por los seguidores del “espíritu del Concilio”. Pero yo sigo creyendo en los milagros.

Prev Next

La enfermedad da la cara

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Ésta ha sido una semana complicada. Empezó con un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, avalado, por supuesto, por el(...)

Leer más...

En la boca del lobo

El Papa ha ido, y lo que es más importante, ha vuelto de Irak. Se ha metido en la boca del lobo y ha salido ileso de ella. No sólo ileso, ha salido triunfador. Había más que preocupación, había(...)

Leer más...

El mundo sin Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

“Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa”. Es una frase de Chesterton que sirve como profecía de lo(...)

Leer más...

Impulsar la justicia social

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde 2008, y convocado por las Naciones Unidas, cada 20 de febrero se conmemora el Día Internacional(...)

Leer más...

Alemania, penúltimo acto

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque no hay confirmación oficial, los obispos alemanes habrían presentado ya en el Vaticano, para que fueran estudiadas, algunas de las propuestas aprobadas en(...)

Leer más...

Biden también divide a la Iglesia

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La revista dedicó la portada(...)

Leer más...

La verdadera unidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos ha generado un auténtico terremoto en la Iglesia católica de ese país.(...)

Leer más...

Tres encíclicas, tres relaciones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Desde(...)

Leer más...

Una sociedad de asesinos

Autor: Francisco J. CARBALLO

Con 198 votos a favor (PSOE, Podemos, BNG, ERC, Junts per Catalunya, Más País, Bildu, PNV, CUP, Ciudadanos), 138 en contra(...)

Leer más...

Ministerios laicales

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Papa ha modificado un artículo del Código de Derecho Canónico, el 230.1, permitiendo que los laicos, hombres y mujeres, que sean considerados aptos(...)

Leer más...

Iguales en los derechos, en los deberes …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hablar(...)

Leer más...

Las mujeres al servicio del Evangelio

Autor Benedicto XVI, Papa

Queridos hermanos y hermanas: Llegamos(...)

Leer más...

Buenas y malas personas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Escribo estas líneas en los últimos días de las(...)

Leer más...

Violencia y violencias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana, sin duda, ha sido la toma del Congreso norteamericano por una multitud de seguidores del aún presidente Trump. Me(...)

Leer más...

"Annus horribilis" para la Secretaría de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Sobre lo que queda de la mítica y omnipotente(...)

Leer más...

Nacer esta Navidad

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Las fiestas de Navidad suponen la alegre conmemoración del(...)

Leer más...

La corrupción de la libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Le creó como un animal, del género homo y de la especie sapiens, pero que(...)

Leer más...

San Ambrosio y San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El arzobispo emérito de Philadelphia, monseñor Chaput, ha intervenido en una cuestión que está generando mucha polémica en Estados Unidos: la posibilidad de que(...)

Leer más...

Ante el debate sobre la ley de eutanasia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El próximo día 17, jueves, parece(...)

Leer más...

Fraternidad universal y derechos humanos

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La fecha del 10 de diciembre, aniversario de la(...)

Leer más...

Un Adviento diferente

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote FM

Estamos ya en Adviento y parece como si este año todo girara en torno a la epidemia del virus Covid. Y me refiero no(...)

Leer más...

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...