Text Size
Thursday, December 03, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

¿Creían los primeros cristianos en la intercesión de los santos?

There are no translations available.

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de todos los santos. Esta fiesta se basa en la enseñanza paulina de la comunión de los Santos 1Cor 12, la Iglesia no solo es la que se encuentra en la Tierra, que llamaremos peregrina, sino también la triunfante del cielo y la purgante del purgatorio. Pues bien entre los miembros de esta santa Iglesia existe comunión, de forma que pueden orar e interceder unos por otros, esto es lo que se conoce como la "comunión de los Santos". Pero podemos preguntarnos, ¿Desde cuando los cristianos creen en que los santos pueden interceder por nosotros los que vivimos aquí en la Tierra? La respuesta a esta pregunta la daremos en el presente artículo. Desde los orígenes del cristianismo ya se creían que tenemos santos, mártires, que oran por nosotros a Dios, que interceden por sus hermanos en Cristo que aun están caminando en este mundo.

¿Qué enseñaron los santos padres de la Iglesia sobre la Intercesión de los Santos?

SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA (AÑO 106 D.C):

El amor de los esmirneanos y los efesios os saluda. Recordad en vuestras oraciones a la iglesia que está en Siria; de la cual [además] no soy digno de ser llamado miembro, siendo el último de ellos. Pasadlo bien en Jesucristo, sometiéndoos al obispo como al mandamiento, y del mismo modo al presbiterio; y cada uno de vosotros ame al otro con corazón indiviso. Mi espíritu es ofrecido por vosotros, no sólo ahora, sino también cuando llegue a Dios. ( San Ignacio de Antioquia Epistola  a los Tralianos XIII).

SAN CLEMENTE DE ALEJANDRIA (AÑO 215 DC):

Y también reza con los ángeles, como si ya fuera "igual a los ángeles" (Lc 20,36), y nunca se encuentra fuera de su santa vigilancia; y . aunque rece solo, tiene el coro asociado de los santos( San Clemente de Alejandria Stromata Libro VII, cap 12).

ORÍGENES DE ALEJANDRIA (250 DC):

El sumo Sacerdote ora con los que oran de corazón. Y también "los ángeles en el cielo se alegran por un pecador que se convierte más que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de conversión" (Lc 15,7; Mt 18,13). Asimismo, las almas de los santos que ya descansaron. Esto se prueba con el pasaje de Rafael ofreciendo al Señor un sacrificio espiritual por Tobías y Sara. Después que ambos oraron, dice la Escritura: "Fue oída en aquel instante en la gloria de Dios la plegaria de ambos y fue enviado Rafael a curar a los dos" (Tob. 3,16-17). El mismo Rafael, al dar a conocer lo que había hecho por ellos como ángel a las órdenes de Dios dice: "Cuando tú y Sara hacíais oración, era yo el que presentaba y leía ante la gloria del Señor el memorial de vuestras peticiones". Y un poco más adelante: "Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están siempre presentes y tienen entrada en la gloria del Señor" (Tob. 12,12. 15). Por tanto, conforme a las palabras de Rafael, "buena es la oración con ayuno, limosna y justicia" (Tob. 12,8)(Origenes tratado sobre la oración 11)

No está fuera de razón dirigir peticiones, súplicas y acción de gracias a los santos. Súplicas y acción de gracias no sólo a los santos sino también a los hombres. Peticiones, sin embargo, únicamente a los santos, si se halla algún Pablo o Pedro que nos ayude a merecer los frutos del poder que ellos tienen para perdonar los pecados (Mt 9,6; Jn 20,23). Pero también, si injuriamos a alguno que no sea santo, al caer en cuenta de que le hemos ofendido, le pedimos perdón. Si se presentan estas súplicas al Señor, ¿con cuánta mayor razón podrán dirigirse a Cristo, quien, por voluntad del Padre, tantos beneficios nos concede? Hay que suplicarle como hizo Esteban diciendo: "Señor, no les tengas en cuenta este pecado" (Hech 7,59). A ejemplo del padre del lunático diremos: "Señor, ten piedad de mi hijo" (Mt 17,15; Lc 9,38). (Oraciones 14,6-Origenes).

SAN EFREN DE SIRIA ( 340 D.C)

 “ Ustedes mártires victoriosos que sufrieron tormentos voluntariamente por el amor de Dios y Salvador, ustedes que tienen el valor de hablar al Señor mismo, ustedes santos, intercedan por nosotros, que somos hombres tímidos y pecadores, llenos de pereza, que la gracia de Cristo puede venir sobre nosotros e iluminar el corazón de todos nosotros para que podamos amarlo. ” (Comentario sobre Marcos).

SAN CIRILO DE JERUSALEN  ( 350 D.C):

 " Entonces, [durante la oración eucarística] recordamos también a los que se durmieron antes que nosotros: primero a los patriarcas, profetas, apóstoles y mártires, para que Dios, a través de sus oraciones y súplicas, se digne recibir las nuestras "( Lecturas catequéticas 23, 9 ).

SAN GREGORIO DE NACIANZO ( 360 D.C):

 Orando a San Cipriano, dice: Que desde lo alto nos mires y guíes nuestra palabra y nuestra vida, y pastoreas este sagrado rebaño ... regocijándote en la Santísima Trinidad, ante quien estás ". (Oraciones 17 [24]).

SAN AMBROSIO DE MILAN ( 388 D.C):

Que Pedro, que lloró tan eficazmente por sí mismo, llore por nosotros y vuelva hacia nosotros el rostro benigno de Cristo. (Hexamerón 5:25:90 )

La llevaron, se dice, con mucha fiebre, y le rogaron por ella.   Tú también tienes personas cerca de ti para suplicar por ti. Tienes a los Apóstoles cerca, tienes a los Mártires cerca; si te asocias con los mártires en devoción, te acercas a ellos también por obras de misericordia. Muestra misericordia y estarás cerca de Pedro. No es la relación de sangre, sino la afinidad de la virtud lo que nos acerca, porque no andamos en la carne sino en el  Espiritu . Aprecia, pues, la cercanía de Pedro y la afinidad de Andrés, para que oren por ti y concedan tus deseos.  (Sobre las viudas 54).

SAN JERONIMO ( 390.D.C):

 Dices en tu libro que mientras vivamos, podemos orar unos por otros, pero luego, cuando muramos, la oración de una persona a otra no se puede escuchar [...] Si los Apóstoles y los mártires, mientras están en su carne mortal, y todavía necesitado de cuidados personales, todavía podian orar por los demás, mucho más ahora que ya han recibido la corona de sus victorias y triunfos. Moisés, un hombre, obtuvo el perdón de Dios por 600 mil hombres armados; y Esteban, por sus perseguidores. ¿Serán menos poderosos ahora que reinan con Cristo? São Paulo dice que con sus oraciones salvó la vida de 276 hombres, que lo siguieron en el barco [naufragio en la isla de Malta]. Y después de su muerte, ¿cesará su boca y no hablará una palabra a favor de los que en el mundo, por él, creyeron en el Evangelio? ( Contra la Vigilancia 6 ).

SAN AGUSTIN DE HIPONA ( 420D.C.):

El pueblo cristiano, en cambio, celebra unido en solemnidad religiosa las memorias de los mártires, para estimular su imitación, asociarse a sus méritos, y ayudarse con sus oraciones, de tal modo, sin embargo, que no levantamos altares a ningún mártir, sino al Dios de los mártires, aunque en las memorias de los mártires  ( Agustín Réplica a Fausto el Maniqueo Libro 20 par 21).

Porque lloran en esta muerte, en estas tribulaciones, en su deambular; y porque reconocen que están en esta miseria, y lloran, son bienaventurados. ¿Por qué lloran? El bienaventurado Cipriano se entristeció en su pasión: ahora se consuela con su corona; ahora, aunque reconfortado, estaba triste. Por nuestro Señor Jesucristo todavía intercede por nosotros: todos los mártires que están con él interceden por nosotros. (  Exposición de Agustín sobre el Salmo 86 par 23).

SAN FULGENCIO DE RUSPE ( 520 D.C):

Ahora Pablo se alegra con Esteban, goza con el de la gloria de Cristo, con el desborda de alegría, con el reina. Allí donde entro primero Esteban, aplastado por las piedras de Pablo, entro luego Pablo, ayudado por las oraciones de Esteban (SAN FULGENCIO DE RUSPE, Sermón 3).

SAN JULIAN DE TOLEDO ( 675 D.C.):

Pueden los bienaventurados rezar por la salvación de los vivientes, conforme se lo permita el Señor. Es cierto , efectivamente que ellos se acuerdan de las personas que amaron cuando habitaban en este mundo, pues no han perecido los sentimientos que les unían cuando estaban en vida, antes bien hemos de pensar que se han intensificado una vez que se han liberado del peso del cuerpo. La sagrada Escritura en efecto, dice que el cuerpo corruptible entorpece el alma (Sb 9,15) y por tanto el alma que ya no experimenta el peso del cuerpo, goza de mayor libertar. El alma que ya ha experimentado la muerte conserva el conocimiento íntegro y la plenitud de memoria, y por eso guarda un amable recuerdo de sus seres queridos. Recordando pues, a aquellos que amaba estando en el mundo, los encomienda a Cristo con sus preces, y estas oraciones,  no son otra cosa sino el deseo de tenerlos junto a si. (San Julián de Toledo, Prognosticon II, 26; PL 96,488)

Prev Next

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...

La verdad no admite cambios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana, la noticia, sin duda, ha estado en unas declaraciones del Papa aparecidas en un documental sobre él, titulado “Francesco”, sobre la legalización(...)

Leer más...

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Vencer el mal a fuerza de bien

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana hemos celebrado la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, Teresa la Grande, fundadora en tiempos revueltos y doctora de la Iglesia(...)

Leer más...

Rezar por la España de todos

Autor: Adolgo GONZÁLEZ, obispo de Almería

Es la Virgen del Pilar(...)

Leer más...

Encíclica "Fratelli tutti"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La encíclica “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”) del Papa Francisco ha entusiasmado a algunos y decepcionado e incluso irritado a otros. Para entender a unos(...)

Leer más...

Cuando el dogma se vive firmemente

Autor: Charles J. CHAPUT, arzobispo emérito de Philadelphia

Cuando la senadora Dianne Feinstein(...)

Leer más...

El Cristo comunista chino

Cameron HILDITCH, historiador

A principios de este año tuvimos noticia de la intención del Partido Comunista Chino (PCC) de elaborar su propia “traducción” del texto bíblico aprobado por(...)

Leer más...

Volver a San Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No es fácil mantener la paz y la esperanza en medio de tanta convulsión como hay en la Iglesia y en el mundo. Esta(...)

Leer más...

Todos los "no" del Papa Francisco a los …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En medio del desinterés general(...)

Leer más...

De nuevo, la amenaza de cisma

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Sin duda que la noticia de la semana ha sido la dimisión de monseñor Becciu como prefecto de la Congregación para la Causa de(...)

Leer más...

Una crisis de fe nunca vista antes

Autor: Willem J. EIJK, cardenal arzobispo de Utrecht

La(...)

Leer más...

El fracaso del diálogo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta ha sido una semana intensa, de noticias nada buenas. Un sacerdote italiano, dedicado a ayudar a los emigrantes sin papeles, fue asesinado a(...)

Leer más...

El posconcilio y los grandes "saltos ade…

Autor: Roberto PERTICI, filósofo

En una reciente intervención intenté señalar, aunque en un(...)

Leer más...

Por qué permanezco en la Iglesia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El cardenal de Luxemburgo, jesuita y presidente de la Comisión que coordina a todas las Conferencias Episcopales de Europa, monseñor Hollerich, ha dicho que(...)

Leer más...

Por qué me quedo en la Iglesia

Autor: Joseph RATZINGER, teólogo

Hoy en día hay muchas razones opuestas para no permanecer en la Iglesia. Es tentador dar la espalda a la Iglesia no sólo a aquellos(...)

Leer más...

La dictadura de la Comunión en la mano

Autor: Francisco J. CARBALLO, historiador

Las dictaduras no son intrínsecamente malas. De la dictadura del bien, de lo(...)

Leer más...

Custodios de la vida

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Dentro del Leer más...

Culto y cultura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Elon Musk, el multimillonario que fabrica los coches eléctricos Tesla, ha decidido llamar a su hijo X AE A-12. Ignoro como llamarán en la(...)

Leer más...

El "rediseño" de la Iglesia católica

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Como me dedico a la academiael oficio de leer dentro de(...)

Leer más...

La ideología de género. Su imposición en…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

Se habla habitualmente de Leer más...

Algunas claves del magisterio social de …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Del 22 al 25 de agosto de 1968 San Pablo VI realizó una peregrinación a Colombia con(...)

Leer más...