Text Size
Tuesday, January 19, 2021
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

blog-biografias

San Juan Gualberto

There are no translations available.

Habitualmente todos (y los católicos incluidos) asumimos que el "ideal" no es sino un punto al que ir acercandose dando por hecho que nunca llegaremos a ello. Así, deberes como el de amar a nuestros enemigos no son sino quimeras irrealizables. Por suerte disponemos de ejemplos que nos muestran que sí que es posible seguid a Jesucristo y sus mandamientos y qe si no lo hacemos es porque no valemos mucho como católicos. San Juan Gualberto es un perfectoe jemplo que nos alegra el corazón por su ejemplo a la vez que nos abochorna por lograr lo que nos parece imposible.

 

Nació en Florencia, de familia muy rica y su único hermano fue asesinado. Era heredero de una gran fortuna y su padre deseaba que ocupara altos puestos en el gobierno. Un tiempo después, el día de Viernes Santo del año 1003, cuando tiene solo dieciocho años, cabalga rodeado de varios hombres armados, camino de Siena. En una revuelta del camino, se encuentra con un hombre al que reconoce de inmediato como el asesino de su hermano. No tiene escapatoria, ni posibilidad de hacer frente a aquella tropa. No le queda más remedio que someterse a la ley inexorable de la venganza, que exige su sangre.

Todo ocurre muy deprisa. En súbito arranque, inspirado por el sentimiento religioso, aquel desdichado baja del caballo, se arrodilla con los brazos en cruz, le dice: «Juan, hoy es Viernes Santo. Por Cristo que murió por nosotros en la cruz, perdóname la vida». Juan se disponía a asestarle el golpe mortal, cuando aquel hombre, viéndose ya perdido, musitó: «Jesús, Hijo de Dios, perdóname Tú al menos». Al oír esto, Juan arrojó la espada, bajó de su caballo, levantó al asesino, le abrazó y le dijo: «Por amor a Cristo, por la sangre que hoy derramó Jesús en la cruz, te perdono».

Desde aquel día su vida cambió por completo. En premio de su buena acción, Jesús le concedió la vocación, y Juan dejó sus uniformes militares y sus armas y se fue al convento de los monjes benedictinos de su ciudad a pedir que lo admitieran como religioso. Su padre se opuso totalmente y exigió al superior del convento que le dovolvieran a Juan inmediatamente. El abad no sabe cómo salir del atolladero. Va a decir a Gualberto que su hijo se niega a salir al locutorio, pero que él mismo, si gusta, puede pasar a hablarle en el interior de la clausura, Al hallarse con el nuevo monje el noble señor lloró, se quejó amargamente de su ingratitud, pero acabó por bendecirle y dejarle que siguiera en paz su vocación.

En aquellos tiempos, el peor defecto que había en la Iglesia era la Simonía, es decir, algunos compraban los altos cargos, y así llegaban a dirigir la Santa Iglesia algunos hombres indignos. En el convento de florencia, donde estaba Juan, se murió el superior, uno de los monjes fue con el obispo y con dinero hizo que lo nombraran superior. Gualberto no pudo soportar esta indignidad y se retiró de aquel convento con otros monjes y antes de salir de la ciudad, declaró publicamente en la plaza principal que el superior del convento y el obispo merecían ser destituidos porque habían cometido el pecado de simonía. Más tarde logró que los destituyeran.

Juan Gualberto quiere permanecer cenobita. Y de este modo le conduce Dios a la realización de la obra de su vida. Como ninguna observancia religiosa le satisface, el monje, inquieto, incapaz de afincar en parte alguna, fundaría un nuevo cenobio y una nueva Congregación monástica bajo la regla benedictina. Se fue a un sitio muy apartado y silencioso, llamado Valleumbroso y allá fundó un monasterio de mojes benedictinos que se propusieron cumplir exactamente todo lo que San Benito había recomendado a sus monjes. El monasterio llegó a ser muy famoso y le llegaron vocaciones de todas partes. Con los mejores religiosos de su nuevo convento fue fundando varios monasterios más y así logró difundir por muchas partes de Italia las buenas costumbres, y fue atacando sin misericordia la simonía y las costumbres corrompidas.

La Toscana, su patria, y las regiones colindantes se beneficiaron preferentemente de sus esfuerzos titánicos. El clero, sumido en gran parte en el fango del concubinato, experimentó una renovación profunda, hasta el punto de que muchos eclesiásticos empezaron a vivir en comunidad, realizando el ideal que venía predicándose desde los tiempos de los Padres: los fieles abrazaban una vida cristiana más pura y más ferviente. El influjo del abad de Valumbrosa llegó a obtener que en la comarca se restaurara la celebración de la vigilia pascual a su tiempo debido, es decir, durante la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección.

Prev Next

Una sociedad de asesinos

Autor: Francisco J. CARBALLO

Con 198 votos a favor (PSOE, Podemos, BNG, ERC, Junts per Catalunya, Más País, Bildu, PNV, CUP, Ciudadanos), 138 en contra(...)

Leer más...

Ministerios laicales

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El Papa ha modificado un artículo del Código de Derecho Canónico, el 230.1, permitiendo que los laicos, hombres y mujeres, que sean considerados aptos(...)

Leer más...

Iguales en los derechos, en los deberes …

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Hablar(...)

Leer más...

Las mujeres al servicio del Evangelio

Autor Benedicto XVI, Papa

Queridos hermanos y hermanas: Llegamos(...)

Leer más...

Buenas y malas personas

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Escribo estas líneas en los últimos días de las(...)

Leer más...

Violencia y violencias

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La noticia de esta semana, sin duda, ha sido la toma del Congreso norteamericano por una multitud de seguidores del aún presidente Trump. Me(...)

Leer más...

"Annus horribilis" para la Secretaría de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Sobre lo que queda de la mítica y omnipotente(...)

Leer más...

Nacer esta Navidad

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Las fiestas de Navidad suponen la alegre conmemoración del(...)

Leer más...

La corrupción de la libertad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Le creó como un animal, del género homo y de la especie sapiens, pero que(...)

Leer más...

San Ambrosio y San José

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El arzobispo emérito de Philadelphia, monseñor Chaput, ha intervenido en una cuestión que está generando mucha polémica en Estados Unidos: la posibilidad de que(...)

Leer más...

Ante el debate sobre la ley de eutanasia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El próximo día 17, jueves, parece(...)

Leer más...

Fraternidad universal y derechos humanos

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La fecha del 10 de diciembre, aniversario de la(...)

Leer más...

Un Adviento diferente

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote FM

Estamos ya en Adviento y parece como si este año todo girara en torno a la epidemia del virus Covid. Y me refiero no(...)

Leer más...

El Adviento como apertura

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Como “tiempo fuerte” que es, el Leer más...

Europa no debe sucumbir a la red Soros

Autor: Viktor ORBAN, presidente de Hungría

Muchos creen que el primer ministro de(...)

Leer más...

Iglesias cerradas. ¿Qué ha cambiado en l…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No pasan inadvertidas, en el Vaticano, las restricciones impuestas(...)

Leer más...

El cardenal Becciu se defiende

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Entre otras muchas cosas que han ocurrido esta semana y que afectan a la Iglesia, merece la pena detenerse en tres: los ataques a(...)

Leer más...

Carta abierta sobre el "caso Becciu"

Autor: Andrea PAGANINI

Querido periodista católico, no soy nadie, no tengo título, pero amo a la Iglesia y al Papa. Leer más...

Raíces teológicas del antropocentrismo e…

Autor: Héctor AGUER, arzobispo emérito de La Plata

En numerosos pasajes del Antiguo Testamento se encarece la dignidad del hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios; esta referencia(...)

Leer más...

La esperanza en la encíclica "Fratelli T…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

La esperanza es la actitud que mejor describe la invitación que nos hace, cada año, el Adviento.(...)

Leer más...

¿Serán pocos los que se salvan?

Autor: George PELL, cardenal prefecto emérito de la Secretaría de Economía del Vaticano

En 1972 participé en(...)

Leer más...

La Teología del Pueblo o la transformaci…

Autor: Carlos Daniel LASA, doctor en Filosofía

Unas breves notas, sabiendo que el formato impide un desarrollo(...)

Leer más...

Tiempos apostólicos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La publicación, por parte de la Santa Sede, del documento sobre el ex cardenal McCarrick cierra, al menos de momento, un lamentable capítulo de(...)

Leer más...

Las tres lecciones del informe McCarrick

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son por lo menos tres las lecciones que se extraen de las 461 páginas del Informe sobre(...)

Leer más...

Hacia, con y de los pobres

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Coincidiendo con el 33º domingo del Tiempo Ordinario, este 15 de noviembre de 2020 celebramos la IV(...)

Leer más...

Impunidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Aunque los ojos del mundo han estado puestos, esta semana, en lo que pasaba en Estados Unidos, en lo que afecta a la Iglesia(...)

Leer más...

¿Creían los primeros cristianos en la in…

Autores: Yasmín ORÉ y Jesús URONES, matrimonio de teólogos

En los próximos días celebraremos la festividad de(...)

Leer más...

Arde Polonia

Autor: Malgorzata WOLCZYK, periodista

Polonia, lo mismo que España, está desgarrada en dos,(...)

Leer más...

La verdad no admite cambios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana, la noticia, sin duda, ha estado en unas declaraciones del Papa aparecidas en un documental sobre él, titulado “Francesco”, sobre la legalización(...)

Leer más...

El hambre no deja de hacer estragos. Día…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Leer más...

Vencer el mal a fuerza de bien

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana hemos celebrado la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, Teresa la Grande, fundadora en tiempos revueltos y doctora de la Iglesia(...)

Leer más...

Rezar por la España de todos

Autor: Adolgo GONZÁLEZ, obispo de Almería

Es la Virgen del Pilar(...)

Leer más...

Encíclica "Fratelli tutti"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

La encíclica “Fratelli tutti” (“Hermanos todos”) del Papa Francisco ha entusiasmado a algunos y decepcionado e incluso irritado a otros. Para entender a unos(...)

Leer más...

Cuando el dogma se vive firmemente

Autor: Charles J. CHAPUT, arzobispo emérito de Philadelphia

Cuando la senadora Dianne Feinstein(...)

Leer más...

El Cristo comunista chino

Cameron HILDITCH, historiador

A principios de este año tuvimos noticia de la intención del Partido Comunista Chino (PCC) de elaborar su propia “traducción” del texto bíblico aprobado por(...)

Leer más...

Volver a San Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

No es fácil mantener la paz y la esperanza en medio de tanta convulsión como hay en la Iglesia y en el mundo. Esta(...)

Leer más...