La policía desarticula, en el Vaticano, una orgía gay con drogas

Print
There are no translations available.

La Gendarmería vaticana hizo hace dos meses una redada en un apartamento situado en el interior del Vaticano y cuyo titular era el secretario del cardenal Coccopalmerio. La policía entró allí para desarticular una orgía gay con consumo de drogas. La Gendarmería irrumpió en mitad de la “fiesta” y el secretario del cardenal fue enviado a desintoxicarse. Su BMW con matrícula vaticana le había protegido de la policía italiana, que fue quien detectó el frecuente movimiento del auto y su relación con un capo de la droga al que se estaba investigando. El hecho se ha mantenido en secreto hasta hace dos días, en que ha salido a la luz.

Una orgía homosexual con drogas. Eso es lo que descubrieron los hombres de la Gendarmería en una incursión en un apartamento en el palacio del ex Santo Oficio, situado en el interior de la Ciudad del Vaticano. El inquilino de la vivienda es un sacerdote que actúa como secretario del Cardenal Coccopalmerio.

La operación se puso en marcha por las sospechas de la Gendarmería, avisada por la policía italiana, que no entendían la venida constante de invitados al apartamento del prelado y los frecuentes viajes del auto del secretario para ponerse en contacto con un capo de la droga italiana al que se estaba investigando. Al descubrir lo que estaba pasando, la Gendarmería vaticana hospitalizó al secretario de Coccopalmerio en la clínica Pío XI para desintoxicación, aunque actualmente se encuentra de retiro en un convento en Italia.

Según reporta Il Fatto Quotidiano, el apartamento no es propio para el secretario de un jefe de dicasterio, sino que irregularmente se le asignó a él cuando por sus características está reservado a secretarios de dicasterio. Por otra parte, el monseñor se paseaba con un BMW con matrícula vaticana, y según Il Fatto Quotidiano eso evitó que fuera interceptado por la policía italiana.

Es también significativo el hecho de que este incidente haya tenido lugar hace dos meses y sólo ahora haya salido a la luz pública. Los afectados lograron que se ocultara, a pesar de su relevancia, y la filtración puede ser un episodio más de la lucha de poder que hay en el interior del Vaticano. El cardenal Coccopalmeiro es uno de los más destacados exponentes del sector progresista de la Iglesia.