El Vaticano admite que monseñor Zanchetta está bajo investigación

Print
There are no translations available.

La Oficina de Prensa del Vaticano ha dado a conocer que el obispo argentino Gustavo Zanchetta está bajo investigación por presuntos abusos sexuales y de poder. El prelado presentó su renuncia a la diócesis de Orán por problemas de salud y luego fue designado por el Papa como asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

El Director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, explicó hoy que las acusaciones contra Mons. Zanchetta surgieron en los meses recientes, casi un año después de que el papa Francisco lo nombrara para un puesto en el Vaticano.

«Después de la renuncia transcurrió un periodo de tiempo en España. Después del periodo en España -que en realidad fue muy corto pues salió de Argentina a finales de julio del 2017 y en diciembre de ese mismo año ya estaba en Roma-, en consideración a su capacidad de gestión administrativa, fue nombrado Asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), un encargo que no prevé ninguna responsabilidad de gobierno del dicasterio», indicó Gisotti.

Gisotti precisó que mientras dure la investigación preliminar, Mons. Zanchetta «se abstendrá del trabajo» en la Santa Sede.

Aunque la tesis ofical de su renuncia fue la de que sufría problemas de salud, el portavoz interino de la Santa Sede ha dicho ahora que «la razón de la renuncia está relacionada a la dificultad de manejar las relaciones con el clero diocesano, algunas de las cuales eran muy tensas». Y añadió que en el «momento de su renuncia había acusaciones contra él de autoritarismo, pero no había acusaciones de abuso sexual».

Sin embargo, según las informaciones periodísticas en Argentina, antes de su retirada de la diócesis de Orán se denunció a Zanchetta por abuso sexual a tres seminaristas y por abuso de poder contra otros diez seminaristas, delitos que se habrían concretado entre 2014 y 2015.