El cardenal Barbarin, declarado inocente de encubrir abusos

Print
There are no translations available.

El tribunal de apelaciones de Lyon ha absuelto al cardenal Philippe Barbarin, condenado el año pasado en primera instancia a seis meses de prisión -que en ningún caso habría cumplido- por supuestamente no denunciar casos de pederastia cometidos por un cura de su diócesis.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Lyon, que anunla la sentencia del Tribunal Penal de la localidad francesa, llega en conformidad no solo con la petición de la defensa del cardenal sino de la propia fiscalía, que no había solicitado ninguna pena contra el cardenal al considerar que una parte de los hechos habían prescrito y que además no estaba demostrado que hubiera intención de ocultamiento.

El abogado del purpurado francés ha calificado como lógica la decisión y ha denunciado que fue víctima de «calumnias» durante el juicio.

El cardenal Barbarin fue acusado de no denunciar ante las autoridades judiciales, entre julio de 2014 y junio de 2015, los abusos que el P. Bernard Preynat cometió contra docenas de menores en las décadas de 1980 y 1990.

El arzobispo de Lyon presentó su renuncia al papa Francisco tras la condena dictada en marzo del año pasado, pero el Pontífice la rechazó a la espera de que la sentencia fuera firme. Finalmente se decidió que el cardenal se retirara temporalmente, y el Papa nombró a Mons. Dubost administrador apostólico de la Archidiócesis de Lyon