Obispo alemán, a favor de la ordenación sacerdotal de mujeres

Print
There are no translations available.

El obispo de Hildesheimer (Baja Sajonia, Alemania), Mons. Heiner Wilmer, ha apoyado expresamente al movimiento feminista María 2.0 y ha asegurado que es tiempo de reformas en la Iglesia católica. «La Iglesia tiene que cambiar. Para mí, personalmente, no hacerlo sería una traición al Evangelio».

El obispo, que en anteriores ocasiones se ha manifestado a favor de la supresión del celibato obligatorio, estuvo presente el pasado sábado en una marcha organizada por católicos alemanes que quieren que se produzca un cambio sustancial en la doctrina y la disciplina de la Iglesia, especialmente en todo lo relacionado con el papel de la mujer. El prelado dijo estar seguro de que el coraje de la gente de "María 2.0" y de otros grupos «iniciaría el cambio».

Con respecto a la Asamblea sinodal alemana, Mons. Wilmer enfatizó la importancia de la comunidad y el coraje para cambiar en cada diócesis. Pidió «meditar y orar juntos y no tener tanto miedo de pensar en cosas que no eran amtes así porque los tiempos, las culturas y la inculturación muy específica del evangelio están cambiando".

De cara al proceso de reforma, el obispo deseó que todos se involucraran con paciencia y perseverancia. «Continuaremos adelante, nos mantendremos alertas y no nos dejaremos atrapar», dijo Mons.  Wilmer.

El prelado bendijo a los participantes en la marcha que tuvo lugar desde la zona peatonal de Hildesheim hasta la casa del propio obispo. 

Mons. Heiner Wilmer, SCJ, nació el de abril de 1961 en Schapen (Baja Sajonia, Alemania). Antes de ser nombrado obispo de Holdesheimer por el papa Francisco en abril del 2018, fue Superior General del Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús, conocidos también como los Dehonianos, y como Reparadores en España.