Un grupo de laicos alemanes protesta contra su Sinodo

Print
There are no translations available.

“Los participantes del llamado camino sinodal parecen casi apasionados con los proyectos por los que están trabajando, en última instancia pretendiendo protestantizar la Iglesia Católica”, dicen en el manifiesto, ‘Llamada a la Resistencia contra el Camino Sinodal‘, redactado por el sacerdote Hubert Windisch, profesor de Teología Moral de la Universidad de Friburgo, ya jubilado, y firmado por una veintena de católicos prominentes de Alemania.

En el manifiesto se alerta que el camino sinodal podría desembocar en la “división de la Iglesia alemana”.

Entre los políticos firmantes se encuentra Werner Münch, ex Ministro-Presidente del estado de Aajonia-Anhalt, así como Willy Wimmer, ex secretario de Estado del Ministerio de Defensa. También se incluyen activistas profamilia como Hedwig Freifrau von Beverfoerde y Mathias von Gersdorff, el periodista Peter Winnemöller y el psiquiatra Christian Spaemann, hijo del célebre filósofo Robert Spaemann.

La alarmante iniciativa de los obispos alemanes tuvo su génesis en la Asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal alemana de septiembre de 2018, donde se declaró la intención de debatir sobre «los desafíos concretos de la Iglesia católica, como el problema del celibato sacerdotal y los distintos aspectos de la moral sexual católica, en una discusión sincera con la participación de expertos de las distintas disciplinas». Este énfasis en el problema sexual lo motivó el resultado obtenido por el informe encargado por la DBK, en el que emergían por lo menos 3.677 casos de abusos contra menores cometidos entre los años 1946 a 2014, con la implicación de 1.670 sacerdotes. Por lo tanto, ya se planteaba de alguna manera una relación perniciosa entre abusos, moral sexual y celibato, lo que implicaba la “necesidad” de llevar a cabo cambios en estos aspectos.

Se inició formalmente el pasado primer domingo de Adviento, y en la carta de apertura del sínodo, firmada por el presidente de la Conferencia Episcopal (DBK), el cardenal Reinhard Marx, y por el presidente del Comité Central de los católicos alemanes (ZDK), el profesor Thomas Sternberg, se confirman las cuatro temáticas candentes que serán objeto de debate: «El poder y la separación de poderes en la Iglesia; la cooperación y la sexualidad; la vida sacerdotal y el papel de las mujeres en nuestra Iglesia».

El Sínodo ya ha producido tanto un buen número de declaraciones alarmantemente heterodoxas por parte de sus protagonistas como advertencias desde Roma y críticas por parte de prelados y teólogos alemanes y de todo el mundo.