El Papa cancela los viajes a Timor Oriental y a Malta

Print
There are no translations available.

Los numerosos brotes del virus COVID-19 por todo el mundo han afectado a la planificación de las visitas papales a diferentes países. En un momento en que los gobiernos de todo el mundo desaconsejan las grandes concentraciones de personas, los viajes del Papa Francisco necesariamente se ven afectados.

La pandemia del coronavirus ha supuesto un parón en los viajes y relaciones internacionales en todo el mundo. Los viajes del Papa Francisco no son una excepción y, en varios casos, ha sido necesario cambiar los planes previstos .

La primera cancelación ha sido la del viaje al pequeño país asiático de Timor Oriental, una antigua colonia portuguesa independiente desde 2002, que tiene aproximadamente un millón de habitantes. El viaje a Timor Oriental era especialmente relevante por tratarse, junto con Filipinas, de los únicos países asiáticos de mayoría católica.

Según ha explicado Mons. Marco Sprizzi, Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica en Timor Oriental, el viaje papal previsto a Timor, Indonesia y Papúa Nueva Guinea ha sido cancelado por el brote de coronavirus. Las visitas del Papa son ocasión de la concentración de fieles, especialmente en países de mayoría católica, y esa concentración podría ser ocasión de contagio. Según Mons. Sprizzi, el Papa «no quería que los fieles se vieran afectados por el coronavirus, de modo que ha cancelado su visita».

Otro viaje que, casi con total seguridad, se suspenderá es la visita prevista del Papa Francisco a Malta el próximo 31 de mayo. Aunque el Vaticano aún no ha anunciado oficialmente su cancelación, es muy poco probable que se produzca, ya que el pasado martes Malta prohibió los viajes aéreos a Italia y desde ella. En Malta se han descubierto hasta el momento seis casos confirmados de coronavirus y ayer se prohibieron también los viajes desde o hacia Alemania, Francia, España y Suiza.