Un Papa santo, el Papa Sarto

Print
There are no translations available.

20 de agosto de 2014, centenario de la muerte de don José Sarto, san Pío X. Cualquier cosa menos un Papa más. Pese a que ahora nos parezca habitual tener un Papa santo debido a los procesos de san Juan Pablo II o san Juan XXIII, lo cierto es que es muy poco habitual. San Pío X fue santo, pero el anterior pontífice canonizado fue san Pío V, muerto en 1572. Mucho llovió en Roma entre uno y otro.

Lo más "curioso" de san Pío X es que nadie, ni sus más cerrados enemigos le negaron su santidad. Muchos consideraban que su pontificados e equivocaba en tal o cual cuestión. Incluso que no era buen Papa, pero nadie ponía en duda la honradez de sus decisiones, el amor a la Iglesia que le movía a todo, la bondad de us corazón y la entrega total y generosa.

Resulta lamentable el enorme desconocimiento que sobre él y sobre su pontificado tienen los fieles. La culpa sobre todo recae en aquellos que afirman defenderlo co más ahinco; tanto que han puesto su nombre a la Fraternidad Sacerdotal en la que se agrupan. Y es que san Pío X, era un hombre que defendía sus convicciones, que sostenía frente a todos los derechos de la Iglesia, la defensa de la Verdad, y no permitía que cayeran en el error los fieles a manos de los sabios y entendidos, que en el fondo no hacían otra cosa que sostener falsedades. Su corazón y sus maneras fueron siempre suaves con aquel arrepentidode su error, pero serio y firme con aquellos que sostenían y no recapacitaban. Así debe ser un padre bueno que vela por la salud moral y espiritual de su grey. Mal ayuda quien para evitar enfados o discusiones cede en mucho o en todo. Pero si algo tuvo claro san Pío X es que tan cierto era que había que poner en el centro de todo a Cristo, como que tras el Papa se debía ir siempre, prietas las filas. Por ello afirmo eso de que quienes más afirman defenderlo, más han dañado su figura.

 

ACTUALIZACIÓN

Atentos a este artículo publicado hoy: 

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1408200302-el-papa-sarto-un-papa-santo#more26250