Sociedad: basada en qué

Print
There are no translations available.

Dos filósofos argentinos han publicado un libro importante, "economía para sacerdotes". Sus autores el tomista Zanotti, buen conocedor de la Doctrina Social de la Iglesia y Mario Silar pretenden que todo religioso y laico católico puedan entender y hablar de economía con propiedad. Se pretende "la confluencia de horizontes entre la racionalidad moral y la racionalidad económica". Ha sido publicado por Unión Editorial y el Centro Diego Covarrubias. La primera una editorial liberal, la editorial liberal por excelencia en España. El segundo "tiene como OBJETIVOS defender e impulsar el desarrollo de una sociedad formada por personas libres, en una economía libre, en el marco de los principios morales, éticos y culturales del cristianismo."

Pues bien en la presentación del libro se puede leer los principios que mueven al Centro y que comparto al 100%:

El Centro Diego de Covarrubias defiende una sociedad basada en el concepto indivisible de la libertad de la persona, fundamentada en tres pilares.

1º. Un sistema económico de mercado. Es decir, una economía de libre mercado y libre empresa que se deriva de la existencia de derechos de propiedad bien definidos y debidamente protegidos por la ley. La economía de mercado constituye la forma más eficaz, eficiente y moral, para combatir la pobreza y crear riqueza, empleo y bienestar. El mecanismo de libertad de precios y beneficios es el instrumento óptimo para asignar los recursos escasos de forma eficiente.

2º. Un sistema político democrático. Basado en la separación de poderes, la igualdad ante la Ley, el respeto de los derechos constitucionales de las minorías y la garantía del derecho a la vida, incluida la del concebido y aún no nacido, la propiedad y las libertades personales (de expresión, educación, religión, desplazamientos, residencia, etc.) que derivan del Derecho Natural.

3º. Un sistema moral y cultural pluralista. Basado en los principios éticos y culturales de la civilización judeo-cristiana y greco-romana. Estos principios definen el sistema de valores que actúa como marco en el que se desenvuelven los otros dos pilares. En resumen, el sistema que defiende el Centro Diego de Covarrubias está basado en el respeto absoluto a la libertad y dignidad del ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, e individualmente único.

Consideramos el cumplimiento de estos principios como el mejor medio para crear riqueza reducir la pobreza y elevar el bienestar de toda la sociedad.