El Pueblo Elegido tiene tanto que enseñarnos…

Print
There are no translations available.

Una pregunta que recurrentemente me viene a la cabeza es el papel que en el mundo de hoy (y desde hace 2.000 años), juega el Pueblo Elegido, una vez que Cristo ha venido, ha muerto y ha resucitado. Podría pensarse que son una especie de fósiles, en el sentido que son rastros de una etapa perdida, como hoy vemos los trilobites o los huesos de dinosaurio.

Y es cierto que solo un pequeño porcentaje de los judíos de la época de Cristo se convirtieron, o evolucionaron de judíos - judíos a judíos – cristianos; oyeron y vieron que la Alianza se cumplía en Cristo. La mayoría sigue esperando a un Mesías que sigue sin llegar 2.000 años después y se enfrentan a un contraste histórico ya que de los, al menos decenas de Mesías que se presentaron, solo Cristo ha perdurado y alterado el curso de la historia. Este podría ser un argumento, pero, la verdad es que también Mahoma ha perdurado y alterado la historia aunque sea por solo 1.400 años.

De esta forma, los judíos han sido capaces de seguir esperando la llegada de su Mesías, mantenido la fe, y para ello, su identidad como elegidos, en medio de un mundo que, tras tantos siglos, ha dado tantas y tantas vueltas.

En el Curso de Formación 2017/18 que ahora acabamos, hemos repasado el Libro de la Sabiduría (tema 50). En él, se recogen una serie de consejos para judíos que vivían en Alejandría en medio de un mundo griego, con otras costumbres y por tanto, con un alto riesgo de pérdida de su fe y de diluir su identidad en otras culturas tan potentes como la griega.

La lectura de este tema me ha hecho pensar en la realidad de los cristianos de Europa en el mundo de hoy. Así, por ejemplo, los cristianos de España, de ser mayoría y ser socialmente los líderes de la vida, estamos pasando a ser una minoría y además, malamente tolerada y nos sorprendemos. La verdad es que somos muy desmemoriados, lo que pasó en España durante la II República está en los anales de las barbaridades cometidas contra los cristianos, y nos sorprendemos…

Pero también, mientras nos quejamos, matan cristianos en África, Medio Oriente, Asia, por todas partes.

Por tanto ¿en qué se diferencia la posición de los judíos perseguidos y la de los cristianos perseguidos? En la percepción pública, en la conciencia general de lo que está pasando. Vemos películas y documentales sobre los judíos, pero ¿vemos lo mismo sobre los cristianos cuando las magnitudes son, al menos, 100 veces mayores?

Aquí el punto clave, los judíos son una referencia para nosotros en cómo preservar nuestra fe, nuestra identidad, nuestra influencia en el mundo. Los judíos de hoy en día y en los años pasados, deberían hacernos pensar en cómo imitar lo que ellos han hecho: vivir en un entorno hostil, vivir en un entorno en el que santiguarse está mal visto, respetar el ayuno y la abstinencia sirve para que nos ridiculicen, ser castos es una aberración, poner al Cesar en el lugar del Cesar y a Dios por encima de todo, puede suponer el ostracismo y la exclusión.

Todo esto ya lo han pasado los judíos, miremos de cerca cómo porque lo del Pogromo, la juderías y el odio está ya a la vista

Listado de Blogs Católicos Online