Lectura de verano 2020

Print
There are no translations available.

Una de las cosas que más me gusta de las semanas que anteceden a las vacaciones es, ir comprando libros (en papel, claro) que luego iré sacando del montón para apilarlos en otro montón, el de los ya leídos. Los textos en torno a nuestra fe dominan sobre los otros temas: historia, novela ligera para desengrasar y cada año, añado un título clásico que, o bien leí en el colegio o bien forma parte de esa colección que todos deberíamos haber leído.

En ese proceso de búsqueda, encontré un breve libro que enlaza con una reflexión que anoté en este blog con fecha 15/10/2018, El Pueblo Elegido tiene tanto que enseñarnos… y es que, tras los cursos de estudio del Antiguo Testamento del programa de formación de los FdM, entender cuál es el papel del Pueblo Elegido en la Historia de la Salvación tras la muerte y resurrección de Cristo y la destrucción del Templo, forma parte de esos temas que seguro que nunca llegaré a entender pero tampoco dejaré de estudiar.

El libro es una recopilación de textos en torno al 50 aniversario texto de Nostra Aetate, parte del Concilio Vaticano II y una correspondencia entre BXVI y el rabino Arie Folger. Para quien tenga curiosidad sobre este tema, el libro es muy recomendable, accesible y no demasiado extenso. El libro, Judíos y Cristianos. Edición de Elio Guerriero (Editorial Encuentro) es un texto recomendable.

Tras acabar su lectura, me siento alegre por una lado ya que, cerebros tan brillantes y saberes tan extensos como el de BXVI, declara que es un (otro) misterio. Y por otra parte, relevantes rabinos se esfuerzan por entender y no consiguen pasar de una posición defensiva; el tema es un misterio. Pero los hombres nos movemos por retos y eso hace que le mundo avance y es verdad que en los últimos 50 años, la relación general entre católicos y judíos ha avanzado mucho y muy positivamente.

Y este libro enlaza con otro que leí hace tiempo y que también os recomiendo: Un rabino dialoga con Jesus, de Jacob Neusner (Ed. Encuentro).

Es verdad que las relaciones entre judíos y cristianos han sido históricamente muy malas y que una gran parte de la explicación se basa en prejuicios religiosos o teologías incorrectas y es verdad que estos odios atávicos cuesta mucho tiempo desarraigarlos pero si hay una alianza natural frente al laicismo dominante en el mundo de hoy es, con el entorno judío. Los protestantes “progresistas” están invadidos por el mundo y la relación con el Islam es una misión casi imposible.

Hoy en un click puedes comprar los dos libros y luego, reflexionar