Qué difícil es ser un buen pastor

Print
There are no translations available.

Desde que Jesús se definió como el buen pastor, y los artistas nos lo representaron, todos desarrollamos una imagen dulce y bucólica de la escena. Un joven pastor vestido con una pelliza de cuero, cargando sobre sus hombros con la oveja. Eso nos pasa porque no hemos visto de cerca una oveja.

Cuando vives el campo, descubres que muchas de las parábolas que usó Jesús para predicar, tienen mucha más fuerza de lo que nos llega a nosotros que, las hemos convertido en cuentos para niños, y no lo son. ¿quién ha visto un grano de mostaza, o un árbol de mostaza? ¿quién ha visto actuar la levadura? ¿entendemos la rabia de que una higuera cuidada no de fruto?

El caso es más radical es el del pastor. Paso mi tiempo libre en el campo y se lo agotador que es el trabajo. Este fin de semana, con unas temperaturas muy bajas, inusuales para España, de camino a Misa por un sendero, nos encontramos con una oveja herida. Había pasado la noche a la intemperie y estaba cubierta de barro, temblaba. Seguimos hacia el pueblo y nos cruzamos con el pastor que sacaba el rebaño a pastar y angustiados, le contamos lo que habíamos visto: la pobre oveja, mojada, aterida; el pastor nos contestó sin inmutarse: si, ayer no quería andar y allá se quedó. Seguimos hacia la iglesia comentando con angustia de ciudadanos que viven el campo como un juego.

A la vuelta, la oveja estaba allí tendida, el pastor y el rebaño habían pasado de largo y claramente, estaba en las últimas. Con un idealismo desbordante, tratamos de cargarla en la parte de atrás del coche y malamente entre dos personas pudimos cargarla; estaba sucia, mojada, olía muy mal y así, la llevamos al redil donde se recogen por la noche para descubrir que había otras dos ovejas muertas, probablemente por el frío y la nieve.

Nos pusimos a hablar y conduje la conversación hacia la parábola del buen pastor:

- ¿os dais cuenta que, este pastor no dejó a su rebaño para ir a buscar a la que se había quedado atrás? La famosa descarriada

- ¿no os parece que lo que ha hecho tiene toda la lógica humana? No la lógica divina.

- ¿os imagináis cargar con esta oveja sobre los hombros, andar varios kms con ella a la espalda para que pueda dormir bajo techo? Porque este pastor no lo ha hecho.

La parábola ahora adquiría su verdadero valor, el esfuerzo que supone               que Cristo lo deje todo por mi, que carga conmigo sobre su espalda, yo que voy sucio de pecado. ¡Y cuántas veces a lo largo de mi vida lo ha hecho (y lo volverá a hacer)!

Probablemente, mi pastor ha hecho lo que tiene lógica cuando tienes que cuidar de un rebaño de varios cientos de ovejas así, que, la parábola debió impactar y seguro que los que Le oían dijeron: ¡qué difícil es ser buen pastor ¡